Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes resta importancia a la entrada de España en recesión si sirve para "limpiar la economía"

Zapatero: "Las medidas alivian pero no solucionan".- Rajoy critica las propuestas del Gobierno ante la crisis y le exige que "gobierne"

El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes, ha intentado hoy restar dramatismo al informe de la Comisión Europea que prevé que España entrará en recesión en el segundo semestre de este año. "Si entrar en recesión sirve para limpiar la economía, probablemente la situación no tendrá más importancia".

El pronóstico de la Comisión es que vendrán dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo, y un crecimiento del 1,4% en el conjunto 2008. El ministro ha asegurado, en declaraciones a TVE, que hay "un pequeño matiz" en esta cuestión, lo que hace "difícil distinguir si uno u otro tendrá razón". Solbes prevé un crecimiento "más cerca de cero". "Pensamos que en el tercer trimestre no deberíamos entrar en situación negativa todavía", ha añadido. Posteriormente, en el Congreso de los Diputados, Solbes ha cuestionado las previsiones de la Comisión, que ha calificado como una "hipótesis" a tener en cuenta. "Yo no lo sé -si España entrará en recesión-, y no sé si la Comisión lo sabe", ha dicho Solbes.

Bajada de la inflación

El titular de Economía ha asegurado que España saldrá de esta situación, pero la cuestión es "cuándo, cómo y en qué condiciones" "Un periodo como el vivido desde 1994 es difícil que se repita", según Solbes, porque no habrá los mismos precios del crudo, ni España volverá a entrar en el euro ni a recibir fondos europeos, ni los sectores de la construcción e inmobiliario serán lo motores de la economía, ha explicado el ministro.

Solbes ha asegurado que si el petróleo se mantiene a precios "razonables", la inflación podría situarse a final de año por debajo del 4%, pero ha advertido de que esto son "hipótesis de trabajo y deseos". La Comisión Europea fijó ayer la inflación media en el 4,5%. Solbes ha señaldo que la previsión del Gobierno "puede ser más o menos compatible" con las estimaciones de la UE

Medidas que alivian

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en lo que podría ser la prórroga del pleno del Congreso celebrado ayer en torno a la crisis, ha reconocido que las medidas de su Ejecutivo para paliar el frenazo económico "alivian pero no solucionan". El propio Zapatero anunció ayer desde el hemiciclo de la Cámara baja sus dos últimas propuestas contra la crisis: la creación de dos sociedades cotizadas de inversión en el sector inmobiliario; y la aprobación de una línea de crédito (3.000 millones de euros) para ampliar el préstamo a las constructoras con el objeto de que destinen sus obras a vivienda en alquiler.

A preguntas del líder del PP, Mariano Rajoy, durante la primera sesión de control al Gobierno del actual curso político y la primera que se celebra durante la mañana, el presidente del Gobierno se ha remitido a lo expuesto ayer durante su comparecencia a petición propia ante los diputados y ha reiterado los tres pilares de la política de su Ejecutivo frente a la crisis: apoyo a las familias con políticas sociales como la de la devolución de los 400 euros; ayudas a las empresas con nuevas líneas de crédito ICO (Instituto de Crédito Oficial); incentivos a las inmobiliarias para levantar el sector con medidas como las anunciadas ayer.

"No diga que no puede"

Rajoy ha increpado al jefe del Ejecutivo que "esto [la crisis] no se arregla con medidas cosméticas o leyendo los reales decretos". El presidente del PP ha manifestado que "cada vez que [Zapatero] habla genera más preocupación" entre los ciudadanos". "Sea humilde -ha exigido el líder de la oposición-, no soberbio y haga caso a los que fueron capaces de hacer frente a una crisis económica y superarla", en relación a su partido. Rajoy ha exigido a Zapatero que "gobierne" y ponga en marcha "medidas eficaces". "Y no diga que no puede, porque entonces usted sobra", le ha replicado en línea con los reproches lanzados ayer desde la bancada popular.

La vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha dicho que los españoles "viven hoy mejor que hace 30 años" y que su Ejecutivo está afrontando las "dificultades" económicas, en respuesta al PP que ha acusado a los socialistas de no tener ni ganas ni energía para resolver la crisis. Así se ha expresado Fernández de la Vega en la sesión de control al Gobierno en el Congreso de los Diputados, al contestar a la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, quien le ha preguntado si comparte la visión del vicesecretario general del PSOE, José Blanco, de que "los españoles "viven mejor que nunca".

Fernández de la Vega ha señalado que los españoles "viven hoy mejor que hace treinta años y mejor que hace diez" y que aspira y trabaja para que vivan aún mejor. "José Luis Rodríguez Zapatero ha propuesto muchas soluciones, estamos gestionando la situación y la vamos a solucionar. Ustedes proponen una cosa y la contraria, no parece que quieran que las cosas se arreglen", ha añadido la vicepresidenta.