Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DE LOS ESTATUTOS DE AUTONOMÍA

Zapatero afirma que el 'plan Ibarretxe' "no forma parte del futuro"

El PP pide a Zapatero "la máxima firmeza" contra el proyecto soberanista y rechaza que reciba al 'lehendakari'

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, considera que "el apoyo de Batasuna al plan Ibarretxe lo empeora" y expresa sus recelos respecto a la reforma que impulsa el lehendakari, Juan José Ibarretxe, en una entrevista que publica hoy El Periódico de Cataluña. "Siempre he dicho que el plan Ibarretxe no cabe en la Constitución española. Además, me parece un plan del pasado que debería haberse retirado. Llegar al Congreso con los votos de Batasuna no sólo no lo mejora, sino todo lo contrario. El plan no forma parte del futuro sino del pasado", manifiesta Zapatero. Mientras tanto, la presidenta del PP vasco, María San Gil, ha exigido a Zapatero "la máxima firmeza de rechazo" al proyecto y se ha mostrado contraria a que el presidente reciba a Ibarretxe, ya que, en su opinión, es necesario "empezar a ponerse en el 'no' ya", aunque sea "una postura incómoda".

En la entrevista, el presidente del Gobierno valora que "es mejor hablar de la vía política que estar jaleando la violencia. Pero eso es radicalmente insuficiente, mientras no se condene la violencia y se exija a los que queden de la banda terrorista ETA que no vuelvan ni a matar, ni a intentar extorsionar, ni a realizar un acto de violencia". Zapatero defiende lo siguiente: "Ante el terrorismo islamista tenemos una respuesta. Hay que dar una respuesta distinta que ante el terrorismo de ETA".

Rodríguez Zapatero se muestra partidario de la existencia de "dos grandes acuerdos, uno contra el terrorismo internacional, donde hay que incorporar muchos elementos, y otro, un pacto contra el terrorismo etarra. Ese pacto ahora es el pacto por las libertades y contra el terrorismo firmado por PP y PSOE. Si otras fuerzas políticas quieren sumarse, el partido socialista está abierto". Sin embargo, señala que hay un condicionante para que otras fuerzas políticas se sumen a este pacto y es que "el PP también esté de acuerdo, porque el Gobierno y el PSOE no van a abrir un pacto para romper ese gran acuerdo con el PP".

Jaúregui habla de "indecencia política"

"Es muy importante que todas las fuerzas políticas cooperen en la lucha contra el terrorismo, pero es fundamental que los dos grandes partidos, estén de acuerdo en lo esencial en la política contra ETA", concluye. Por su parte, la presidenta del PP vasco, María San Gil, ha exigido hoy a Zapatero, "la máxima firmeza de rechazo" al plan Ibarretxe. En una entrevista a la cadena COPE, San Gil ha subrayado que la aprobación del plan no ha sido "una sorpresa" ya que "si Batasuna estaba en el Parlamento vasco con el beneplácito del señor Atutxa y del PNV, es porque iban a necesitar sus votos".

En cualquier caso, San Gil ha señalado que, una vez aprobado el proyecto, debe ser "la fortaleza del Estado de derecho y la firmeza del Estado democrático lo que se imponga" y, por ello, "el sentido común" de PSOE y PP tienen que estar "muy claros para parar un plan perverso". En este sentido, ha exigido al presidente que mantenga "la máxima diligencia". Preguntada por el encuentro previsto entre Ibarretxe y Zapatero, ha indicado que, "si estamos en contra del plan", es necesario "empezar a ponerse en el 'no' ya", aunque sea "una postura incómoda". Para San Gil, "si empezamos a resquebrajar esa firmeza democrática y a recibirle en la Moncloa, no se avanza en absoluto".

En cambio, el líder de IU, Gaspar Llamazares, ha asegurado que no ve ningún problema para que Gobierno central y vasco dialoguen acerca del plan, si bien ha advertido de que ello no debe reemplazar a la negociación que deben mantener las fuerzas políticas vascas para poder ampliar los apoyos a la iniciativa, que, hoy por hoy, son "insuficientes". El secretario de Organización del PSOE, José Blanco, se ha mostrado convencido de que Zapatero escuchará a Ibarretxe, aunque se opondrá al plan y no lo negociará. Sí se ha mostrado partidario de incluir el término "comunidad nacional" en algún estatuto, aunque sin que ello conlleve consecuencias jurídicas. Por su parte, el portavoz del PSOE en la Comisión Constitucional del Congreso, Ramón Jaúregui, cree que el PNV y EB han cometido una "indecencia política" al aceptar el apoyo de Batasuna para "abrazar un proyecto idéntico al de ETA" y confía en las elecciones vascas para revocar el plan.