Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Registrada la sede de 'Egunkaria' en Andoain para hacer inventario ante su posible reapertura

El periódico fue cerrado el pasado 20 de febrero por su presunta relación con ETA

Agentes de la Guardia Civil registran esta mañana la sede del diario Egunkaria en la localidad guipuzcoana de Andoain para hacer inventario de bienes e investigar el material documental e informático ante la posible reapertura del diario, según han informado fuentes de la lucha antiterrorista. El periódico fue clausurado en febrero por su presunta vinculación con ETA.

El registro ha comenzado hacia las 8.00 horas de esta mañana por orden del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo en el edificio que Egunkaria tiene en el parque cultural Martín Ugalde de Andoain. El edificio se encuentra precintado desde el pasado 20 de febrero.

El portavoz del diario, Mikel Arrieta, ha precisado que este registro responde a un auto del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo en el que se ordena el registro de las sedes que Egunkaria tiene en Andoain, Pamplona, Vitoria y Bilbao, todas ellas clausuradas, ante la posibilidad de que se quitara el precinto que impide el acceso a ellas.

Arrieta ha agregado que un representante legal del periódico acompaña a los agentes de la Guardia Civil en el registro.

Blanqueo de capitales

Del Olmo acordó el 14 de julio pasado el embargo preventivo de bienes y derechos así como sedes y locales de la publicación y su editora, y dos días después prorrogó la clausura temporal seis meses más, hasta el 20 de febrero de 2004.

El análisis de la documentación que se incautó la Guardia Civil en la operación desarrollada contra el entramado de empresas creadas entorno al diario, el pasado 16 de octubre, se encontraron nuevas referencias a la creación de un grupo de empresas cuya finalidad principal es la ocultación del excedente de ingresos de Egunkaria S.A., "utilizando para ello los procedimientos típicos del blanqueo de capitales como las empresas pantalla, los hombres de paja, el incremento artificial de la facturación, etc", según el auto de Del Olmo.