Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'CASO ATLÉTICO'

La Audiencia condena a Gil a tres años y medio de cárcel y a depositar las acciones del club

Perderá, al menos temporalmente, el control del Atlético de Madrid

Jesús Gil y Gil ha sido condenado hoy por la Audiencia Nacional a tres años y medio de cárcel por los delitos de apropiación indebida y estafa en el llamado caso Atlético. Además, ha sido obligado a depositar como garantía las 236.000 acciones que tiene del club en el juzgado con lo que pierde momentáneamente su control, según han informado fuentes judiciales.

Gil se sentaba en el banquillo de los acusados por las presuntas irregularidades cometidas al convertir el club rojiblanco en sociedad anónima deportiva. En el proceso estaban imputados, además del presidente del Atlético de Madrid, su hijo y director general del club, Miguel Ángel Gil Marín, que ha sido condenado a un año y medio de cárcel, y uno de sus vicepresidentes, Enrique Cerezo, que ha sido condenado a un año.

El fiscal pedía 17 años y seis meses de prisión para Gil, 10 años y seis meses para su hijo y 6 años para Cerezo por presunta apropiación indebida, falsedad contable y simulación de contratos.

El Ministerio Público consideraba que los imputados se hicieron con las acciones del club de forma fraudulenta. Por eso también solicitaba que esas acciones fueran vendidas en subasta pública. Por último, pedía que Gil y su hijo indemnizaran al Atlético de Madrid con 4.650 millones de pesetas. Finalmente, el juez ha ordenado que Gil deposite las 236.000 acciones del Atlético que posee como garantía para asegurar el pago de la fianza en concepto de la responsabilidad civil impuesta, según han informado fuentes judiciales.

El último día del juicio, el pasado 8 de noviembre, Gil manifestó, con la voz entrecortada, que no le gustaría morirse "pasando por un ladrón", reiteró su inocencia y dijo que si el Atlético ha sobrevivido es porque él se ha "dejado la piel" y ha puesto 126 millones de euros desde que llegó al cargo en 1987.

El domingo, en el palco

Hoy, tras conocer la sentencia, Jesús Gil se ha mostrado tranquilo y ha anunciado que recurrirá al Tribunal Supremo y que se sentará en el palco el próximo domingo. Según Gil, "vamos a recurrir al Supremo esta sentencia porque el delito está prescrito. Es evidente que quieren arruinarme y desprestigiarme".

Además, el presidente atlético ha asegurado que se sentará el próximo domingo en el palco del Vicente Calderón en el encuentro que disputará el Atlético de Madrid contra el Mallorca a partir de las 19.00 horas.