LEY CELAÁ
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

La debilidad de la Lomloe

Una ley educativa que no se sostiene en amplios consensos políticos y sociales, lo afirma la Comisión Europea, está abocada a ser débil y sin recorrido.

Acto de protesta contra la 'ley Celaá' este miércoles en Madrid.
Acto de protesta contra la 'ley Celaá' este miércoles en Madrid.Jaime Villanueva (EL PAÍS)
Pedro J. Huerta Nuño

A una ley debemos pedirle que represente aquello mismo que legisla. Este es uno de tantos puntos débiles de la Lomloe (Ley Orgánica de la Modificación de la LOE), cuyo contenido y trámite no es modelo de educación para el diálogo, para el consenso o la pluralidad.

Débil es una ley educativa cuya carta de presentación es la derogación de ley anterior, que ni convenció ni convence, que solo entiende el consenso como trámite político, que solo escucha a quienes hablan desde el revanchismo y deja fuera del diálogo parlamentario a la comunidad educativa. Una ley educativa que no se sostiene en amplios consensos políticos y sociales, lo afirma la Comisión Europea, está abocada a ser una ley débil y sin recorrido.

Débil es una ley educativa que enfrenta a la comunidad educativa, que en lugar de abrir espacios de diálogo provoca conflicto, se permite textos con redacciones ambiguas, abiertos a las más diversas lecturas, que auguran futuras interpretaciones sesgadas y rupturistas.

Débil es una ley educativa que aunque dice busca el equilibrio y la moderación, se hace ley del péndulo, y con la supuesta intención de ser equitativa y deshacer los desequilibrios, acaba creando nuevas injusticias y nuevos problemas, porque los péndulos nunca han sido amigos de lo bueno y de lo justo.

Débil es una ley educativa que no afronta las mejoras sustanciales y necesarias del sistema educativo, maltrecho por años de recortes económicos, heredero de un histórico abandono de la formación y la función docente, necesitado de una real y efectiva autonomía de los centros.

Débil es una ley educativa que parchea la reforma pedagógica y metodológica, que no promociona el esfuerzo, que pretende evitar el fracaso escolar ocultándolo, que destierra asignaturas, como Ética o Religión, que promueven pensamiento crítico, que entiende la integración como incorporación y la equidad como planificación administrativa.

Débil es una ley educativa que esconde su déficit de propuestas abonando el enfrentamiento entre quienes están en primera línea de la labor tarea educativa, aquellos que no renuncian a ningún esfuerzo para que los colegios sean espacios seguros y a la vez educativos, integradores y generadores de convivencia, todo ello en medio de la crisis sanitaria, de la económica y de la demográfica.

Relega a la subsidiariedad, y en un futuro breve al cierre, a quienes solo aspiran a cooperar en el servicio público de la educación


Débil es una ley educativa que habla de derechos y libertades, pero relega a la subsidiariedad, y en un futuro breve al cierre, a quienes solo aspiran a cooperar en el servicio público de la educación. Legíslese para evitar abusos, para regular los recursos públicos de forma equitativa, para frenar desigualdades, pero sobre todo legíslese para crear espacios educativos, para converger en la mejora de la educación, igualar las condiciones de acceso y condiciones laborales, y para ofrecer a cada alumno los medios y el proyecto adecuados para su educación en libertad.

Débil es una ley educativa que solo promueve la escuela única frente a la pluralidad y la complementariedad, que no pone bases para un pacto educativo político y social, que se convierte en problema cuando debería ser parte de la solución.

Pedro J. Huerta Nuño es secretario general de Escuelas Católicas, principal patronal de la enseñanza concertada.

Siga EL PAÍS EDUCACIÓN en Twitter o Facebook

Apúntese a la Newsletter de Educación de EL PAÍS

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción