La carrera por las oposiciones ha empezado: en juego hay 45.000 trabajos para toda la vida

La mayor oferta de empleo público de la historia abre el plazo de presentación de instancias a partir de diciembre, pero hay que empezar a estudiar ya

Pruebas para auxiliar administrativo de septiembre de 2021.
Pruebas para auxiliar administrativo de septiembre de 2021.Santi Burgos

La convocatoria de oferta de empleo público llega con un pan bajo el brazo. La batería de novedades que incorpora esta edición que difícilmente volverá a repetirse alienta un camino de grandes posibilidades para hacerse con una plaza. Para empezar, se trata de una macroconvocatoria (45.000 plazas) porque unifica las que no se pudieron convocar por la prórroga de los Presupuestos y por la pandemia. Prevista su publicación en el BOE en diciembre, lo que abrirá plazo para presentar instancias, la coordinadora general del área de oposiciones del Centro de Estudios Financieros, CEF, Ángela de las Heras, aconseja: “Si se va a presentar, póngase a estudiar ya. Pero antes, infórmese muy bien de los cuerpos a los que puede acceder”.

De las Heras relata que para interventores de la Seguridad Social (200 temas) se han convocado 18 plazas y se han presentado 48 instancias. “A veces es más interesante presentarse a cuerpos superiores, a pesar de requerir más temas, porque las plazas se están quedando desiertas”. Este macroproceso selectivo de miles y miles de vacantes se distribuye en 34.151 para la oferta ordinaria (reposición de efectivos por envejecimiento del personal y promoción interna) y 10.636 de estabilización, “para dar solución a la alta tasa de temporalidad de los interinos, aunque están abiertas a cualquier persona”, aclara la coordinadora del CEF.

Esta convocatoria ha ganado también en atractivo. Si para acceder a la Policía Nacional se ha eliminado el límite de altura y la prueba de ortografía deja de ser eliminatoria, el Cuerpo de Gestión de la Seguridad Social celebra la cercanía de su función como servicio al ciudadano con su asistencia a los refugiados ucranios desde los centros de recepción, atención y derivación, Creade. “Es toda una experiencia ayudar a estas personas, con las que hemos estado en contacto directo, para acelerar su acceso al trabajo, facilitándoles un número de afiliación a la Seguridad Social”, destaca Ana Pérez López, jefa de negociado de tesorería en el municipio madrileño de Alcorcón.

Y añade: “Escuchar, observar su entereza y cómo te trasladan su sincero agradecimiento, ratifica tu vocación de servicio público y el acierto de haber dedicado un año y medio de tu vida a esta oposición del grupo A2 de Gestión de la Seguridad Social”. Pérez asegura que enfrentarse a 77 temas supone un periodo duro de estudio, “pero se hace más llevadero si asistes a una academia, donde realizas continuos exámenes y repasos y te juntas con compañeros que están en lo mismo”.

Además del apoyo de una academia, cuyo coste ronda los 120 euros mensuales, existe una muy buena razón para motivar al opositor y de la que muy pocos hablan: las colosales cifras de solicitudes (el trámite cuesta entre 30 y 60 euros), que luego no son tan fieras como las pintan. “Echar una solicitud no significa presentarse al examen”, sostiene Gloria Oliveros, directora de empleo público en Adams Formación. Y ejemplifica: “En la oposición para administrativos del Estado se contabilizaron 40.715 solicitudes y luego se presentaron al examen 18.481 aspirantes, lo que rebaja drásticamente la competencia y multiplica las posibilidades de aprobar”.

Sube la edad

La “generosidad de esta convocatoria”, como la califica De las Heras, unida a las consabidas prebendas de un empleo público (estabilidad, horario, salario, oferta de puestos, conciliación o promoción interna) y a la incertidumbre por la que atraviesa el país (invasión a Ucrania, crisis de energía y gas, elevada inflación…), hace que la oposición se valore cada vez más como una opción de cambio laboral. “El perfil del opositor es cada vez más mayor. El 36% de nuestros alumnos se sitúa entre los 41 y los 50 años. En concreto, los mayores de 50 años han subido cuatro puntos y suponen el 21% del total”, asegura la directiva de Adams Formación.

De igual modo, la Policía Nacional (escala básica: 2.456 plazas y 44 temas, y escala ejecutiva: 150 plazas y 81 temas) da cabida a estos perfiles desde que el Tribunal Supremo anulase el límite de 30 años para entrar en el cuerpo. Desde Gijón, en la Academia Nacional, coinciden en el aumento en la edad del opositor, aunque la mayoría corresponde a franjas de edad inferiores. “En cualquier caso, es una oposición muy interesante por sus salidas y variedad de puestos (científica, estupefacientes, escolta, caballería, Casa del Rey…), por su salario (1.700 euros para policías y 2.500 para inspectores jefes) y la posibilidad de promoción interna desde el principio”, apunta Elena Cabero, directora de la academia.

Otra de las novedades del cuerpo es la creación del Centro Universitario de Formación de la Policía Nacional, con sede en Ávila, que supondrá una inversión de cuatro millones de euros. “Una universidad donde se podrán obtener títulos universitarios oficiales, cuyos planes de estudio están ya muy adelantados, así como promover y desarrollar líneas de investigación”, aprecia el director de la Escuela Nacional de Policía, José Luis Tejedor. Aunque reconoce que la de policía es una “oposición complicada” por el número de aspirantes y su nivel de preparación. Recomienda “tomársela en serio, estudiar mucho y motivarse desde la satisfacción que le va a reportar la prevención del delito y el auxilio a las personas”.

También insiste en la multitud de funciones “que podrá desarrollar en las diferentes unidades, como piloto de helicóptero, veterinario, arquitecto, químico, biólogo, trabajador social, psicólogo, periodista, ingeniero y criminólogo, entre otras muchas”. Ignacio García Trevijano, licenciado en Criminología, ha aprobado esta oposición: “He dedicado el segundo año ocho horas diarias con descanso los domingos”. Si bien advierte: “Al opositor hay que aguantarlo”. Apunta como su principal motivación: “Que mi mejor amigo aprobase la oposición para la Guardia Civil [1.671 plazas y 24 temas] el primer año”.

Con la plaza en la mano, aconseja alternar el estudio con deporte diario, ir a una academia y no olvidarte de salir con amigos. Y en los exámenes, “mucha calma en las pruebas físicas, hacer cientos de test y cuidar la entrevista personal, respondiendo con sinceridad, mirando a los dos examinadores y gesticulando poco”. Y hace una última advertencia: “Al entrar, no se siente hasta que no lo inviten a hacerlo”.

Cambio de modelo

Tras la pandemia, el mundo opositor ha visto descentralizado el estudio. En este periodo se han consolidado las clases en remoto, “lo que ha hecho posible que se puedan estudiar desde cualquier punto de España que tenga conexión a internet y se facilite la conciliación al evitarse los desplazamientos”, destaca Gloria Oliveros.
Implementar la hibridación ha supuesto diseñar nuevas estrategias e inversiones en el modelo de negocio. Concretamente, desde Adams Formación, Oliveros subraya: “Hemos reconducido el 75% del presupuesto de inversiones en 2020-2021 para convertir nuestras aulas en espacios híbridos que permitan de forma simultánea formación presencial y por videoconferencia”.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS