_
_
_
_
_

Las grandes tecnológicas logran beneficios récord en 2023 tras recortar sus plantillas

Apple, Microsoft, Alphabet, Meta y Amazon ganaron 326.772 millones de dólares en 2023, un 25,6% más que el año anterior

El consejero delegado de Apple, Tim Cook, posa en la tienda de la empresa en la Quinta Avenida de Nueva York con un cliente que acaba de comprar las nuevas gafas Vision Pro, lanzadas este viernes.
El consejero delegado de Apple, Tim Cook, posa en la tienda de la empresa en la Quinta Avenida de Nueva York con un cliente que acaba de comprar las nuevas gafas Vision Pro, lanzadas este viernes.BRENDAN MCDERMID (REUTERS)
Miguel Jiménez

La fórmula del récord histórico de beneficios logrado por las grandes tecnológicas en 2023 mezcla una dosis de crecimiento de los ingresos con otra de contención de los costes. Aunque los resultados de cada empresa relatan historias algo diferentes entre sí, la inteligencia artificial se ha convertido en motor del crecimiento por el lado de los ingresos. Por el de los gastos, los gigantes tecnológicos han efectuado recortes de plantilla generalizados e inéditos, de 46.000 empleos en el último ejercicio.

En conjunto, Apple, Microsoft, Alphabet, Meta y Amazon ganaron 326.772 millones de dólares (unos 300.000 millones de euros al tipo de cambio actual), una cifra récord que supera en un 25,6% la del año anterior y bate el récord agregado de 2021. La cifra de negocio ha aumentado un 8,3%, hasta los 1,63 billones de dólares, en este caso algo lastrada por Apple, que vivió un 2023 de caída de los ingresos, principalmente por la negativa evolución en China.

Las grandes tecnológicas, además, despidieron 2023 en plena forma. En el cuarto trimestre, el de mayor actividad económica, los ingresos crecieron un 11,9%, hasta los 478.000 millones de dólares, y los beneficios se dispararon un 55,6%, hasta los 101.114 millones de dólares.

Los informes de resultados y las presentaciones a analistas de los máximos ejecutivos han venido cargadas de referencias a la inteligencia artificial, convertida al tiempo en oportunidad de negocio, fuente de ingresos y campo de batalla para las grandes tecnológicas.

La que mejor surfea la ola de la nueva tecnología es Microsoft. La compañía dirigida por Satya Nadella se ha convertido en la más valiosa del mundo y supera los tres billones de capitalización de la mano de OpenAI y de la integración de la inteligencia artificial en sus productos y servicios. Su ejercicio fiscal se cierra en junio, pero en el año natural 2023 la compañía aumentó su facturación un 11,5%, hasta un récord de 227.583 millones de dólares, y el beneficio un 22,4%, hasta los 82.541 millones.

En el cuarto trimestre de 2023, facturación y resultados crecieron a ritmos del 17,6% y 33,2%, respectivamente, con unos márgenes impresionantes. “Ha sido un trimestre récord”, subrayó en la conferencia con analistas Nadella, que destacó la fortaleza de Microsoft Cloud, la unidad de computación en la nube que representa ya más de la mitad de sus ingresos. “Hemos pasado de hablar de IA a aplicarla a escala. Al infundir IA en cada capa de nuestra pila tecnológica, estamos ganando nuevos clientes y ayudando a impulsar nuevos beneficios y ganancias de productividad”, añadió. La compañía cree que la nueva tecnología transformará el trabajo y está aprovechando este momento de la inteligencia artificial para redefinir su papel en las aplicaciones empresariales, con la idea de que la IA se convertirá en una parte destacada de cada ordenador personal este año.

Microsoft ha tomado la delantera a Alphabet, que inicialmente parecía la mejor situada para liderar la nueva tecnología. La compañía sigue dependiendo en gran medida de los ingresos publicitarios de su buscador Google y de su servicio de vídeo YouTube, aunque apuesta también por la computación en la nube y los centros de datos. El grupo elevó su facturación un 8,7% hasta un nuevo máximo de 307.394 millones de dólares en 2023 y mejoró el beneficio un 23%, hasta 73.795 millones, algo por debajo del récord de 2021. En el cuarto trimestre aceleró y mejoró su beneficio un 52%, hasta 20.687 millones de dólares.

En las conferencias con analistas del último año, el consejero delegado de Alphabet, Sundar Pichai, ha parecido un poco a la defensiva, tratando de demostrar los progresos del grupo en la nueva tecnología: “Llevamos mucho tiempo liderando el uso de la IA para mejorar muchos de nuestros productos, desde la búsqueda a los anuncios, pasando por la mayoría de nuestros productos empresariales y de consumo, ayudando ya a miles de millones de personas.”, insistió esta semana en la conferencia de resultados.

Contención del gasto

Pichai también puso el acento en la contención del gasto: “Estamos siendo disciplinados en la forma de dirigir la empresa. Ya me han oído hablar de nuestros esfuerzos por rediseñar de forma duradera nuestra base de costes y mejorar nuestra velocidad y eficiencia. Esa labor continúa. Los equipos trabajan para centrarse en las prioridades clave y actuar con rapidez, eliminando capas y simplificando sus estructuras organizativas”, dijo. No lo mencionó, pero Alphabet redujo su plantilla por primera vez en 2023, al pasar de 190.200 a 182.500 empleados.

La que se lleva la palma en contención del gasto es Meta. Mark Zuckerberg anunció que 2023 iba a ser un año de apretarse el cinturón. La empresa redujo su plantilla un 22,2%, de 86.500 a 67.300 empleados, recortó gastos de alquileres y retrasó inversiones. Mientras, sus ingresos han crecido con fuerza, gracias a una mejor gestión de la publicidad con herramientas de inteligencia artificial y al propio tirón del tráfico y la demanda. Aumentó los ingresos un 15,7%, hasta 134.902 millones. Con ello, su beneficio se ha disparado un 69%, hasta 39.098 millones, a pesar de las multimillonarias pérdidas sufridas en el metaverso y la realidad aumentada. La empresa anunció el pago de dividendo y amplió sus planes de recompra de acciones y se disparó más de un 20% en Bolsa este viernes.

“2023 fue nuestro año de la eficiencia, que se centró en hacer de Meta una empresa tecnológica más fuerte y en mejorar nuestro negocio para dotarnos de la estabilidad necesaria para cumplir nuestra ambiciosa visión a largo plazo de la IA y el metaverso. Y el año pasado, no solo logramos nuestros objetivos de eficiencia, sino que volvimos a un fuerte crecimiento de los ingresos”, dijo Zuckerberg a los analistas.

Apple presentó resultados la víspera del lanzamiento de sus propias gafas inteligentes, las Vision Pro. “En Apple vivimos para momentos como estos. Por eso hacemos lo que hacemos. Por eso estamos tan dedicados a la innovación y tan centrados en llevar la tecnología al límite”, se recreó el consejero delegado, Tim Cook, en la conferencia con analistas. Cook dio cuenta de unos resultados del primer trimestre de su ejercicio fiscal en el que la compañía ha retomado la senda del crecimiento tras cuatro trimestres a la baja. En el conjunto del año natural 2023, Apple facturó 385.706 millones, un 0,5% menos que en 2022. Pese a ello, aumentó los beneficios un 6% en esos 12 meses, hasta 100.913 millones, un nuevo récord.

Apple es otra empresa que parece haberse quedado un poco rezagada frente a Microsoft en inteligencia artificial, pero anticipa novedades: “Seguiremos invirtiendo en las tecnologías que darán forma al futuro. Eso incluye la inteligencia artificial, a la que seguimos dedicando una enorme cantidad de tiempo y esfuerzo, y estaremos muy contentos de compartir los detalles de nuestro trabajo en curso en ese terreno más adelante este año”, dijo. Los analistas le preguntaron varias veces, pero Cook se mostró esquivo: “Tenemos algunas cosas que nos entusiasman y de las que hablaremos más adelante este año”, dijo. “Permítanme solo decir que creo que hay una gran oportunidad para Apple con la IA generativa y la IA, sin entrar en más detalles ni adelantarme”, se excusó.

Amazon, el líder por facturación de las grandes tecnológicas gracias a su negocio de comercio electrónico, también ha combinado avances en los ingresos impulsados por la inteligencia artificial (incluido el crecimiento de su unidad de datos y computación, AWS), con un esfuerzo de contención de costes muy del estilo de Andy Jassy, el consejero delegado. Jassy ha tratado de combatir la cultura de barra libre de Amazon, en la que durante muchos años lo importante era crecer a cualquier precio. La compañía cerró 2023 con 16.000 empleados menos que el año anterior y sigue recortando puestos en algunas áreas. El aumento de las ventas del 12%, hasta 574.785 millones en el año, junto al control de costes, ha permitido a la empresa ganar 30.722 millones en 2023 con los mejores resultados operativos de su historia.

Por supuesto, en su conferencia con analistas, también se habló de inteligencia artificial: “La IA generativa es y seguirá siendo un área de atención e inversión generalizada en Amazon, principalmente porque hay pocas iniciativas, si las hay, que nos den la oportunidad de reinventar tantas de nuestras experiencias y procesos de cliente, y creemos que en última instancia impulsará decenas de miles de millones de dólares de ingresos para Amazon en los próximos años”, dijo Jassy.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Miguel Jiménez
Corresponsal jefe de EL PAÍS en Estados Unidos. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS, donde ha sido redactor jefe de Economía y Negocios, subdirector y director adjunto y en el diario económico Cinco Días, del que fue director.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_