_
_
_
_
_

Así se reparten los terrenos de Defensa para construir 20.000 viviendas sociales: Madrid concentra la mitad de los pisos

El Gobierno calcula que se levantarán 19.876 casas y los suelos costarán 622 millones

Vivienda social
Vista aérea de una de las zonas de la Operación Campamento de Madrid. Las 10.500 nuevas viviendas se desarrollarán en terrenos cercanos.

Más de la mitad de las 20.000 nuevas viviendas para alquiler social y asequible que el Gobierno planea edificar en suelos militares estarán en Madrid. El Consejo de Ministros ha aprobado este martes el acuerdo para que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana compre los suelos que actualmente pertenecen a Defensa. Los detalles de la operación, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, contemplan levantar 19.876 viviendas, según las estimaciones que ha hecho el Ejecutivo, en 36 localidades ubicadas en 14 comunidades diferentes y en las dos ciudades autónomas.

Las proyecciones incluyen, del total, unas 10.500 viviendas en la ciudad de Madrid. Todas se levantarían en unos terrenos en el suroeste de la capital próximos a los de la histórica Operación Campamento, en las que el Gobierno contempla otras 10.700 viviendas que no se incluyen en este nuevo cálculo por tratarse de actuaciones que están más avanzadas y ya formaban parte del Plan de Vivienda de Alquiler Asequible.

De las 19.876 viviendas que sí forman parte del proyecto que se presentará este martes, 2.376 son viviendas sobre suelos finalistas y las 17.500 restantes están en suelo no finalista. La distinción es importante porque, una vez las parcelas se incorporen a Sepes (la entidad pública del suelo, dependiente de Ministerio de Transportes), las que se proyectan sobre suelo finalista podrían iniciar su edificación más rápido. El resto están pendientes de diversas actuaciones urbanísticas, desde recalificaciones a urbanización de los terrenos, lo que en principio retrasará más el comienzo de las obras.

Este último es el caso de las 10.500 viviendas que se contemplan en Madrid y también de las de la siguiente comunidad con más unidades estimadas. Se trata de Cataluña, con 1.600 casas en el acuartelamiento de Santa Eulàlia de Sant Boi de Llobregat (Barcelona). En cambio, en Castilla y León, donde se prevé edificar hasta 1.516 pisos en cinco localidades (Ávila, Valladolid, León, la localidad vallisoletana de Medina del Campo y la leonesa de Valverde de la Virgen), la mayoría están en suelos ya finalistas, que suman 1.146 casas. Entre los suelos de uno u otro tipo, también se contabilizan 1.000 o más viviendas estimadas en Asturias y Murcia. Y se acerca mucho a esa cifra Melilla, una cantidad llamativa dado lo limitado del territorio.

Sin parcelas en tres comunidades

Por el contrario, el plan no contempla ninguna parcela ni en el País Vasco (donde Defensa vendió recientemente terrenos al Ayuntamiento de San Sebastián para construir unas 1.600 viviendas), ni en Navarra, ni en Baleares. Esta última, uno de los territorios con un mercado de vivienda más tensionado, sí tiene, en cambio, algunas actuaciones similares que ya están en marcha dentro del convenio actual del Plan de Vivienda en Alquiler Asequible. Concretamente, más de 700 viviendas en unos antiguos terrenos militares de Palma y casi 50 en Maó (Menorca). Estos proyectos en marcha también contemplan más de 850 pisos en Sevilla (a los que se sumarían unos 350 en los nuevos suelos que Transportes comprará a Defensa), y más de 1.000 en Valencia, donde no se suman nuevos suelos, ya que en esa comunidad el nuevo proyecto solo incluye parcelas en dos localidades alicantinas (Alcoi y la propia capital provincial). Tras La Rioja (16 viviendas), la Comunidad Valenciana es con 112 viviendas el segundo territorio con menos unidades, lo que contrasta con el hecho de que es donde más pisos ha puesto el Gobierno a disposición de las administraciones a través de la Sareb.

En total, el valor de los suelos de los que va a desprenderse Defensa se calcula en 514 millones, como adelantó EL PAÍS. Una vez aplicado el IVA del 21%, supondrá un desembolso por parte de Transportes cercano a los 622 millones, aunque fuentes del Gobierno insisten en que se trata de estimaciones máximas. Especialmente las relativas a los suelos no finalistas, que hay que evaluar mejor. Por los finalistas, que comprenden 18 del total de 50 parcelas que contempla el plan, se pagarán unos 66 millones más IVA.

La intención de construir 20.000 viviendas sobre suelos de Defensa fue anunciada el pasado 25 de abril por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una comparecencia en el Senado. El pistoletazo de salida al proyecto se dará finalmente este martes en la última reunión del Ejecutivo antes de las elecciones locales y autonómicas del 28 de mayo, aunque las actuaciones y trabajos posteriores colearán durante años. Los 19.876 pisos sobre suelos militares, siempre según las estimaciones preliminares, forman parte del plan del Ejecutivo para robustecer el parque público y social de alquileres. La evaluación del Gobierno señala que España tiene actualmente unos 290.000 pisos sociales, entre el 2,5% y el 3% del total de viviendas y muy por detrás de la media europea del 9%.

Para revertir esta situación, se elaboró un plan de 100.000 viviendas que, tras los últimos anuncios preelectorales, se ha elevado ya hasta 184.000 viviendas (inicialmente el Gobierno habló de 183.000, pero se ha recalculado ligeramente al alza). Sin embargo, ese proyecto mezcla casas ya existentes con otras que tardarán años en materializarse. El ministerio que encabeza Raquel Sánchez calcula en 68.000 las que ya están habitadas, en desarrollo o firmadas para iniciar en breve.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

José Luis Aranda
Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_