_
_
_
_

Carlos Torres: “En momentos como el actual se pone en valor la solidez y fortaleza de bancos como BBVA”

El presidente de la entidad resalta la importancia de tener bancos fuertes en tiempos de crisis tras la caída de Silicon Valley Bank y los problemas de Credit Suisse

Carlos Torres BBVA
Carlos Torres, presidente del BBVA, y Onur Genç, consejero delegado, al inicio de la junta general de accionistas celebrada este viernes en Bilbao.Miguel Toña (EFE)
Hugo Gutiérrez

La junta general de accionistas de 2023 del BBVA ha estado marcada por las turbulencias generadas tras la caída del banco californiano Silicon Valley Bank y los problemas del suizo Credit Suisse. Sin hacer referencia a ellos (solo ha citado los problemas recientes en Bolsa tras lo sucedido en Estados Unidos y Europa), el presidente del grupo español ha resaltado la importancia de tener entidades fuertes en tiempos de crisis: “Es en momentos como el actual cuando más se pone en valor la solidez y fortaleza de bancos como BBVA”.

Existen nubarrones en el horizonte, tanto a nivel geopolítico como económico, según ha repasado Torres. Una marejada que se mantendrá para este 2023 desde el punto de vista financiero, “consecuencia de la elevada inflación y sus posibles efectos de segunda ronda, que pueden conducir a tipos más altos y por más tiempo”, ha incidido. En este sentido, ha matizado que la crisis bancaria en Estados Unidos y Suiza ha modificado las expectativas del mercado.

Carlos Torres, este viernes en Bilbao.
Carlos Torres, este viernes en Bilbao.VINCENT WEST (REUTERS)

En este contexto, el presidente del banco confía en el negocio y el avance del grupo. “A pesar de la incertidumbre y de la volatilidad, encaramos 2023 con confianza y con perspectivas de crecimiento rentable en nuestros mercados principales”, ha afirmado. El consejero delegado, Onur Genç, ha asegurado por su parte que otra de las ventajas del BBVA es la buena gestión del banco: “La gestión del riesgo siempre ha sido una de nuestras fortalezas y como pueden ver, hemos mejorado en todas las métricas de riesgos de crédito en 2022″. De hecho, la tasa de morosidad sigue contenida, en niveles históricamente bajos.

En el ejercicio pasado, BBVA ganó 6.420 millones, un 38% más que el año pasado y superó su récord hasta entonces: los 6.126 millones de 2007 antes de la Gran Recesión. Un crecimiento conseguido a pesar de que Turquía no aportó todo lo que debería por el impacto de la aplicación de la contabilidad hiperinflacionaria en la filial Garanti (el BBVA tiene el 86% del capital). “Los excelentes resultados financieros son consecuencia directa de que estamos haciendo crecer nuestro negocio. Pero es muy importante que este crecimiento se realice de una manera rentable y eficiente, y en esto, lideramos con certeza la industria bancaria europea”, ha enfatizado el consejero delegado.

Luz verde al dividendo complementario

La junta ha aprobado un nuevo pago en efectivo a los accionistas en abril: un dividendo complementario de 0,31 euros. De esta forma, el pago alcanzará los 0,43 euros por acción a cuenta del ejercicio 2022, el mayor reparto en efectivo de los últimos 14 años. “Gracias a estos resultados podemos reinvertir en el negocio para seguir ampliando nuestra base de clientes. Y nos permite repartir más de 3.000 millones de euros, casi la mitad del resultado, entre nuestros 800.000 accionistas, la mayoría de ellos pequeños ahorradores”, ha resaltado Carlos Torres antes de comenzar la cita. En total, el reparto será de 3.015 millones, un 46,9% del beneficio, entre pago en efectivo y recompra de acciones.

En el orden del día, los accionistas han votado asimismo el informe anual sobre remuneraciones de los consejeros. En este caso también ha salido adelante, aunque con un porcentaje de apoyos menor que en el resto de cuestiones: tuvo el sí del 91,9%.

El máximo mandatario del BBVA ha incidido en la fortaleza del banco por su diversificación entre regiones y países. “Bancos que son líderes en mercados atractivos, y que han tenido un excelente comportamiento en el año”, entre los que ha destacado México. Esta diversificación geográfica, sin embargo, es una de las cuestiones que los inversores han penalizado a entidades como el BBVA y el Santander por su exposición a mercados emergentes. Sin embargo, en la cuenta de resultados, quedan pocas dudas de que se trata de una fortaleza.

Por otra parte, Torres ha recordado el incremento de la masa de clientes, al incorporar el pasado año más de 11 millones de usuarios en todo el mundo. “Se ha visto el acierto de nuestro liderazgo estratégico pionero en los ejes que he venido señalando en las juntas generales de los años recientes: digitalización, innovación y sostenibilidad, factores auténticamente diferenciales que impulsan cada vez más nuestro crecimiento, de forma rentable y sostenible”, ha zanjado.

Junta de accionistas del en Bilbao, este viernes.
Junta de accionistas del en Bilbao, este viernes. Miguel Toña (EFE)

Por la parte del capital, otra de las cuestiones que se han puesto en el centro del foco tras los problemas de bancos medianos estadounidenses y Credit Suisse, el consejero delegado ha recordado que el del BBVA es de alta calidad. “Nuestra densidad de activos ponderados por riesgo está muy por encima de la media de nuestros competidores europeos. Este nivel de capital nos da fortaleza para el futuro y nos permite seguir creciendo en nuestro negocio”.

Reducción de capital

En la junta también se ha aprobado casi por unanimidad (99,2%) una reducción de capital de hasta un 10% con la amortización de acciones propias que pueda adquirir en planes de recompra. Por el momento no ha lanzado un nuevo programa, aunque de esta forma espera tener el beneplácito previo para que el consejo pueda comenzarlo a lo largo del ejercicio si así lo cree conveniente. También ha salido adelante el nombramiento de Sonia Dulá como nueva consejera independiente en sustitución de Susana Rodríguez. Así como si los accionistas dan luz verde a la renovación de otros cuatro consejeros: Raúl Galamba, Lourdes Máiz, Ana Revenga y Carlos Salazar (el que menos apoyó recabó, con un 93,9%).

Por otro lado, en la reunión se ha dado el visto bueno a la nueva política de remuneraciones de los consejeros para los próximos cuatro ejercicios (2023, 2024, 2025 y 2026). Asimismo, se ha aprobado una revisión de la retribución variable que fija cuándo pueden los directivos recibir ese bonus.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez
Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_