_
_
_
_
_

ACS dispara ventas un 20% hasta los 33.615 millones y gana 668 millones

El beneficio de la compañía retrocede un 7% en 2022 por la pérdida del negocio industrial vendido, pero la ganancia neta de las actividades que mantiene sube un 66%

ACS
Autopista I-595 de Florida durante la fase de remodelación que llevó a cabo Dragados.

En contabilidad, como dice el refrán, hay que comparar “churras con churras”, pero aplicarlo a veces no resulta sencillo. El beneficio neto del grupo ACS en 2022 ascendió a 668 millones, un 66% más según la empresa que preside Florentino Pérez tras eliminar “la contribución de la actividad de servicios industriales vendida a Vinci”. Si se incluyese esa rama en la comparación, el beneficio habría caído un 7% desde los 720 millones a los mencionados 668, y en cualquier caso, lejos de los 3.045 millones que obtuvo en 2021, tras lograr ganancias extraordinarias por la venta de la división industrial.

Sea como sea, la cifra de negocio en 2022 se elevó a 33.615 millones, y la cartera alcanza la cifra récord de 68.996 millones. “Todas las actividades han tenido un buen comportamiento operativo, apoyado por el incremento de participación en Hochtief y la recuperación del tráfico en Abertis”, señala la empresa en una nota remitida a la CNMV. Las ventas crecieron un 20,8% respecto al año anterior (un 11,6% ajustado el tipo de cambio).

El beneficio neto del área de construcción avanzó un 28%, situándose en los 350 millones de euros. La actividad de concesiones, que incluye Abertis e Iridium, aportó otros 194 millones de euros, aumentando un 16,1%. Y el área de servicios desarrollados por Clece obtuvo un beneficio neto de 27 millones de euros, “reduciéndose un 6,4% debido a un incremento de la fiscalidad”.

El beneficio bruto de explotación (ebitda) ha alcanzado los 1.747 millones de euros, un 9,4% más que el año anterior, y el neto (ebit) se sitúa en los 1.106 millones de euros, un 2,0% más, afectado por la menor contribución de los activos energéticos y las variaciones en el negocio de la construcción, ya que ahora pesa más la gestión de proyectos en Norteamérica, que cuenta con márgenes más reducidos. El margen ebitda sobre ventas, en cambio, se redujo ligeramente, pasando del 5,6% al 5,1%.

La cartera a diciembre de 2022, los mencionados 68.996 millones de euros, crece un 8,3% (un 5,4% ajustado por tipo de cambio). América del Norte ya representa el 62% de los ingresos y el 53% de la cartera para la multinacional española. Las ventas en Asia Pacífico suponen un 22% con un 28% de la cartera. El volumen de contratos conseguidos es especialmente relevante en Estados Unidos y Canadá. Últimamente han anunciado la construcción de una planta de baterías de vehículos eléctricos para Honda y LG Energy en Ohio; otra de baterías recicladas en Kentucky, o un tren ligero en Maryland. ACS también hará autopistas en Texas, plantas de tratamiento de agua en California, pasos elevados en Carolina del Norte y prestará servicios de minería en Canadá. En Europa, los nuevos proyectos están en Polonia y España. Desde el metro de Madrid, donde ampliará la línea 11, hasta la mejora del corredor de alta velocidad Madrid-Sevilla o las carreteras que quedaron destruidas en La Palma, entre otros.

Construcción

Las ventas de su rama constructora alcanzaron los 31.433 millones, con un crecimiento del 21,5% frente al año anterior por tres circunstancias: el crecimiento tanto en Dragados como en Hochtief y la revalorización del dólar americano. “La actividad en Norteamérica muestra una sólida recuperación, con unas ventas que alcanzan los 20.716 millones de euros, un 26,4% más que el año anterior (12,8% ajustado por tipo de cambio), y que representan un 66% del total”, destaca la compañía. Gracias a su filial Cimic, las ventas en la región Asia-Pacífico llegaron a los 7.294 millones de euros (18% mayores) por el mayor dinamismo del mercado australiano. En Europa, en cambio, el crecimiento es más modesto, del 3,2%, fundamentalmente por el negocio en Polonia, República Checa, España y Reino Unido. España solo aporta el 4% de la facturación en esta rama.

Concesiones

Casi todos los países en los que su filial Abertis opera han recuperado los tráficos previos a la pandemia. Gracias a ello, y a las nuevas concesiones adquiridas, las ventas han crecido un 5% hasta los 5.102 millones, y el resultado de explotación hasta los 3.536 millones de euros, un 5,5% más, lo que compensa la extinción de las concesiones Acesa, Invicat y Sol. “El beneficio neto de Abertis antes de la amortización del PPA (”Price Purchase Allocation”) y los costes financieros de los bonos híbridos asciende a 668 millones de euros, y los dividendos abonados a 602 millones de euros. En 2022 ha tenido una contribución al beneficio neto de ACS de 143 millones de euros, 26 millones más que el periodo anterior”.

Iridium, la empresa de desarrollo de concesiones, ganó 51 millones y cuenta actualmente con una cartera de 48 activos, que incluyen concesiones de autopistas, ferrocarriles y otras instalaciones. El capital invertido por ACS supera los 1.600 millones, y entre sus activos está la autopista SH-288, ubicada dentro del condado de Harris en Houston (Texas). El pasado 17 de enero de 2023, Iridium compró el 56,75% de Blueridge Transportation Group, sociedad concesionaria de esa autopista, por un importe de 1.064 millones de euros, de modo que ya alcanza el 78% de esa sociedad.

Servicios y deuda

El área de servicios Clece, con un negocio concentrado en España, facturó un 10% más, 1.819 millones, con un beneficio de 27 millones porque no se pudo aplicar ciertas deducciones fiscales en comparación con el año anterior. La cartera actual de servicios alcanza los 2.912 millones de euros, equivalentes a 19 meses de actividad.

ACS carece de deuda, y su caja neta se sitúa en 224 millones. Esa caja se ha reducido en 1.785 millones tras la OPA sobre el 21% de Cimic y la adquisición del 15% de Hochtief en septiembre del año pasado. Adicionalmente, el grupo ha invertido 208 millones en equipamiento y maquinaria, y ha destinado otros 202 a arrendamientos.

La remuneración total a los accionistas ascendió a un total de 1.057 millones de euros, de los cuales 531 millones correspondieron al dividendo flexible ya abonado, 431 millones a la adquisición de acciones propias, y 95 millones de euros de pago a dividendos de minoritarios, principalmente de Hochtief.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

María Fernández
Redactora del diario EL PAÍS desde 2008. Ha trabajado en la delegación de Galicia, en Nacional y actualmente en la sección de Economía, dentro del suplemento NEGOCIOS. Ha sido durante cinco años profesora de narrativas digitales del Máster que imparte el periódico en colaboración con la UAM y tiene formación de posgrado en economía.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_