BANCA
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Sueldos irrazonables de los banqueros

Los salarios que se autoconceden los directivos no tienen relación con la eficiencia ni con la productividad

Sede del Banco de España en Madrid.
Sede del Banco de España en Madrid.Pablo Monge

La acelerada subida de los tipos de interés está aumentando la preocupación de los ciudadanos, especialmente los que tienen hipotecas. La asociación Asufín estima que ya se ha producido un sobrecoste anual de más de 2.000 euros por cada 100.000 euros de hipoteca. En las hipotecas nuevas los tipos de interés han subido hasta el 2,85% de promedio, tras aumentar 1,35 puntos en un año, según el Banco de España. Igualmente, el crédito al consumo ha escalado hasta el 6,87%. Sin embargo, estas intensas alzas no se corresponden con la retribución del ahorro que se mantiene en buena medida congelada. Los depósitos a la vista se retribuyen al 0,03%, tras aumentar 0,01 puntos y el tipo medio ponderado de los ahorros se situó en el 0,70% el pasado noviembre, tras aumentar 0,64 puntos.

La diferencia entre lo que cobran los bancos por sus préstamos y lo que pagan a los ahorradores, conocida como margen de intereses, alcanzó los 28.000 millones durante el primer semestre de 2022, un 11,2% más que el mismo periodo anterior. “Los aumentos del margen de intereses y de las comisiones fueron los principales determinantes de la buena evolución del beneficio observada en la primera mitad del 2022″, señala el último Informe de Estabilidad Financiera del supervisor. Durante los tres primeros trimestres del año pasado, la banca ganó 14.686 millones, un 29% más que en los mismos meses de 2021.

A pesar de estos extraordinarios resultados, los bancos se resisten a pagar la nueva tasa del Gobierno (unos 1.500 millones anuales) establecida precisamente para redistribuir unas ganancias generadas por el alza de los tipos de interés. Y hacen oídos sordos a las llamadas del Gobernador del Banco de España de destinar una parte de beneficios a capitalizar las entidades en lugar de aumentar los dividendos.

En este contexto hemos conocido los datos de la Autoridad Bancaria Europea que revelan que el número de banqueros españoles con un sueldo superior al millón de euros en 2021 ascendió a 221, un 72 % más que el año anterior. Resulta que el sueldo medio de los banqueros españoles (2.164.088 euros al año) es el segundo más elevado de la Unión Europea, solo superado por Austria.

Son unos sueldos irrazonables que se autoconceden los directivos sin relación con la eficiencia ni con la productividad. La banca española es la menos solvente de Europa y es difícil justificar que la productividad de un banquero sea 46 veces mayor que la de un empleado medio (45.921 euros en 2020), según el INE.

Conviene recordar que tras la reunión del G-20 de Pittsburg (EE UU), en 2009 el Consejo de Estabilidad Financiera reconoció que “la compensación (sueldos y bonos) en instituciones financieras importantes es uno de los factores que contribuyeron a la crisis financiera que comenzó en 2007″. Y advirtió de que “las instituciones financieras importantes deben asegurarse de que la compensación variable no limite su capacidad para fortalecer su base de capital”. Cuando van mal dadas ya sabemos quien paga los platos rotos, los contribuyentes. En España ya van 73.000 millones de euros por la última crisis.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS