Iryo llega a España: estos son los precios, trayectos y condiciones de la competencia del AVE

Los trenes ‘rojos’ de Trenitalia comenzarán a cubrir la ruta Madrid-Barcelona desde el viernes a partir de 18 euros

Tren de Iryo en la estación de Madrid-Atocha.
Tren de Iryo en la estación de Madrid-Atocha.

Esta semana se estrena Iryo, el nuevo servicio de tren de alta velocidad que competirá con los AVE de Renfe. El nuevo operador ferroviario llega de la mano de Trenitalia, en consorcio con Air Nostrum y Globalvia. Este lunes tendrá lugar un viaje institucional, restringido a autoridades y periodistas, a Valencia, aunque la inauguración comercial para el público no llegará hasta el viernes, día 25, en la ruta Madrid-Barcelona.

¿Cómo son los trenes?

Iryo operará en España con una flota de 20 trenes totalmente nuevos ETR 1000 —conocidos como Frecciarossa (flecha roja) por su espectacular color—, fabricados entre Italia y España por Hitachi Rai en colaboración con Bombardier Transportation (ahora grupo Alstom), en la que ha invertido 800 millones de euros. Según la compañía, se trata de los trenes “más sostenibles, rápidos y silenciosos de Europa”, con conexión de telefonía móvil 5G. Además, destacan que están fabricados con un 95% de materiales reciclables y que permiten ahorrar un 80% de dióxido de carbono por persona y trayecto.

¿Qué trayectos cubrirá?

En su estreno, Iryo solo cubrirá la ruta Madrid-Barcelona, con 32 frecuencias (16 de ida y 16 de vuelta) diarias entre ambas ciudades, que implican que habrá por lo menos una frecuencia cada hora. Posteriormente, extenderá su oferta comercial a otros trayectos. Concretamente, el 16 de diciembre comenzará a operar el Madrid-Valencia con 16 trenes diarios; el 31 de marzo estrenará el Madrid-Córdoba-Sevilla (12 frecuencias diarias) y el Madrid-Córdoba-Málaga (10 frecuencias), y desde el 2 de junio de 2023 operará el Madrid-Alicante (4 frecuencias).

¿Cuáles son los precios?

Las tarifas son variables, dependiendo de la demanda, de la misma forma que hacen las aerolíneas y los hoteles, un sistema dinámico que ya aplica Renfe en sus servicios AVE. Los precios parten de 18 euros, aunque habrá ofertas de promoción por debajo de ese precio. Los billetes, que se pueden adquirir por su web y en las agencias de viajes desde el 18 de septiembre, incluyen el trayecto de Cercanías.

La oferta comercial se basa en cuatro tarifas (Infinita Abierta, Singular Café Flexible, Singular Abierta e Inicial Flexible). Las tarifas abiertas permiten el cambio gratuito de fecha y hora sin ningún cargo, mientras que en las flexibles hay que abonar la diferencia de tarifa. Las tarifas singulares están enfocadas a directivos y personal de empresas con un “coche-oficina móvil” que dispone de zonas de trabajo para equipos o individual. La tarifa Inicial es la más barata.

¿Cuál es la competencia?

Los trenes rojos de Iryo compiten en la línea Madrid-Barcelona con otras tres marcas: el AVE y la marca low cost AVLO, ambas de Renfe, y el Ouigo de la francesa SNCF. Desde el 7 de octubre, también existe competencia en el corredor Madrid-Valencia, cuando Ouigo comenzó a operar cinco trenes por sentido en el corredor del Levante. Tras la entrada de la francesa, Madrid y Valencia cuentan diariamente con 25 circulaciones por sentido: 17 de AVE, 3 de AVLO y las 5 de Ouigo.

¿Qué previsiones tienen?

Con una inversión inicial de más de 1.000 millones de euros, sus objetivos son alcanzar el 35% de la cuota de mercado, con ocho millones de pasajeros al año y la creación de 2.600 puestos de trabajo.

¿Qué consecuencias tendrá para el viajero?

La liberalización del mercado ferroviario español, impulsada por la entrada de Ouigo e Iryo, ha supuesto una rebaja del 49% en el precio de los billetes para la ruta Madrid-Barcelona con respecto a los datos anteriores a la pandemia, según un informe elaborado por la plataforma de venta de billetes Trainline. El descenso en los precios, así como la mayor oferta disponible, se ha reflejado también en la demanda de los consumidores, de modo que la venta de billetes se ha disparado en un 393% desde mayo del ejercicio pasado.

¿Cuál es la posición del Gobierno?

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha asegurado este lunes que, con su liberalización, la alta velocidad española “ha perdido su carácter elitista”, “hay mejor competencia” y “ha alcanzado la democratización que buscábamos”, así como la “rentabilidad social” de las infraestructuras. Tras llegar a Valencia desde Madrid en el viaje institucional organizado por Iryo, la ministra ha llamado a “seguir celebrando cómo somos capaces de extender la alta velocidad” y ha remarcado que “la liberalización tiene que llegar también al norte de España”.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS