_
_
_
_

Cuatro de cada 10 municipios españoles no tienen acceso a servicios bancarios

Las localidades afectadas solo concentran al 1,4% de la población, según un estudio encargado por las patronales bancarias, que destacan el avance de la inclusión financiera

Matteo Allievi
Bancos
Vecinos del barrio de la Trinitat Nova de Barcelona, ante la oficina, en su último día de apertura.Carles Ribas

La inclusión financiera permanece como uno de los principales retos a los que se enfrentan los bancos. España cuenta con casi 65.000 puntos de acceso a los servicios bancarios y se postula así como el tercer país de la Unión Europea con la red financiera más densa, con una media de 1,52 puntos de acceso por cada 1.000 habitantes frente a los 1,08 de la UE. El resultado es que, actualmente, un 1,4% de la población española —en torno a 657.500 personas—, no tiene acceso a ningún servicio bancario (oficinas, cajeros, agentes financieros, oficinas de Correos y oficinas móviles) en su municipio, lo que se corresponde con 3.230 localidades (un 39,7% del total) de la España vacía y rural.

Esta es una de las conclusiones de un informe sobre la inclusión financiera en España elaborado por el catedrático de Análisis Económico de la Universidad de Valencia y director adjunto del Instituto Valenciano de Investigación Económica (IVIE), Joaquín Maudos, a petición de las patronales bancarias AEB, CECA y Unacc. El trabajo de investigación pretende elaborar un diagnóstico de la accesibilidad a los servicios bancarios de toda España, con especial foco en las zonas rurales. “La España vaciada es uno de los grandes desafíos de nuestros tiempos, que no afecta solo al sector bancario y, por tanto, debe contar con un planteamiento de colaboración público-privada”, ha recordado María Abascal, directora general de AEB, durante la presentación del estudio este martes.

Las diferencias en las dotaciones entre comunidades autónomas siguen siendo notables. Al tener en cuenta todos los puntos de acceso para llevar a cabo las operaciones bancarias, el porcentaje de la población excluida varía entre el 0% de Murcia, Canarias y Baleares y un máximo del 12,1 % en Castilla y León. Por provincias, Zamora destaca sobre el resto con casi uno de cada cuatro (un 22,9%) de sus habitantes en situación de exclusión financiera. Salamanca, Palencia, León y Burgos destacan también entre aquellas con más habitantes que encuentran trabas a la hora de acceder a los servicios bancarios, todas con un porcentaje superior al 10%.

Maudos ha señalado una mayoría de localidades que no disponen de oficinas bancarias, cajeros automáticos, agentes financieros ni oficinas móviles, no superan los 100 habitantes. “Es evidente que el problema concierne los municipios con poco peso poblacional”, ha recalcado el catedrático, tras destacar que la cuestión de la exclusión financiera requiere una combinación de medidas, en función de la situación de cada municipio.

El autor del informe ha valorado de forma positiva la propuesta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de utilizar los comercios para la retirada de efectivo, si bien ha insistido en la importancia de hacer medidas a la carta. Concretamente, ha asegurado que instalar un cajero automático en un municipio de 50 habitantes es ineficiente e ineficaz a su juicio, ya que una franja considerable de la población podría tener más de 65 años y no estar familiarizada con la tecnología. “En cambio, quizá en un pueblo grande sí se pueda poner”, ha agregado.

Cierre de oficinas bancarias

El sector estima que el drástico cierre de oficinas bancarias que ha vivido España en los últimos años no ha perjudicado el propósito de inclusión financiera. Desde el valor máximo en septiembre de 2008, la red de sucursales de las entidades de depósito se ha reducido un 58% hasta el año pasado. Sin embargo, el 82% de las oficinas que han bajado la persiana desde 2008 se situaban en municipios de más de 10.000 habitantes y solo el 3% de los cierres se han concentrado en ayuntamientos de menos de 1.000 residentes. Un matiz que amortigua el impacto de cierre de oficinas sobre la posible exclusión financiera, al considerar que en 2021 no hay ningún municipio de más de 10.000 habitantes que no cuente con una sucursal.

Según el estudio, la accesibilidad a los servicios bancarios en España es buena, ya que en la actualidad un 98,6% de la población reside en un municipio donde al menos hay un punto de acceso a servicios bancarios. Asimismo, el 99,1% de los españoles tiene que recorrer menos de cinco kilómetros para realizar cualquier operación bancaria, con una variación de un mínimo de un 83,1% en Zamora y un 100% en once provincias.

Los representantes de las patronales presentes en la presentación han subrayado que el sector bancario está trabajando con el Gobierno en un plan de medidas para reforzar la inclusión financiera en todo el país. El pasado febrero, el promotor de la campaña Soy mayor, no idiota, que reivindica un trato diferente de la banca a las personas mayores, se reunió con la ministra de Asuntos Económicos, Nadia Calviño, tras recoger más de 600.000 firmas de apoyo. Para garantizar que en todos los municipios de más de 500 habitantes haya al menos un punto de acceso a los servicios bancarios, estima el estudio presentado este martes, es necesario atender a 243 ayuntamientos, en los que viven algo más de 200.000 personas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_