Empiezan las rebajas de verano de 2022: un alivio para el bolsillo en tiempos de elevada inflación

Madrid da este martes el pistoletazo de salida a la campaña de descuentos, mientras que la mayoría de las comunidades se esperará al 1 de julio

Una tienda de la Gran Vía de Madrid con carteles de rebajas, este lunes.
Una tienda de la Gran Vía de Madrid con carteles de rebajas, este lunes.Albert Garcia

El periodo más esperado del verano por los consumidores está a punto de arrancar. La llegada del calor y la desaparición casi por completo de las restricciones sanitarias aumentan las ganas de hacer nuevos planes y renovar el armario, y con las rebajas de verano los ciudadanos pueden poner en el carrito de la compra varios de los artículos que no se han podido permitir durante el resto del año. Aún más en tiempos de elevada inflación, con la escalada de precios que hace mella en el bolsillo de las familias y les impulsa a aprovecharse de los mayores descuentos.

Las rebajas empezarán el 1 de julio en la mayoría de las comunidades autónomas, pero algunas anticiparán las promociones. Es el caso de la Comunidad de Madrid, que ha dado este martes el pistoletazo de salida a la campaña. Le seguirá la Comunidad Valenciana, donde está previsto que los comerciantes cuelguen los carteles de los descuentos en sus escaparates a partir del 29 de junio.

Las rebajas han evolucionado mucho a lo largo de los últimos años. Ya no son habituales las largas colas en la entrada de las tiendas, donde los consumidores se amontonaban para sacar el máximo partido a las ofertas. El comercio electrónico ha ganado terreno a las compras presenciales, y volverá a ser un actor relevante también esta temporada de descuentos, tras ver crecer su éxito a raíz de la pandemia. Eso sí, ante la posibilidad de acceder a las tiendas sin mascarilla, esta campaña de descuentos se convierte en un símbolo de vuelta a la normalidad, tanto para los comerciantes como para los clientes.

Comercios que se adelantan: H&M, Zara o El Corte Inglés

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recuerda que en 2012 se liberalizó la fijación del periodo de rebajas, es decir, cada comerciante decide cuándo comienzan los descuentos y cuánto duran en su establecimiento. Como ocurre cada año, no faltan tiendas que se adelantan al calendario y ofrecen promociones ya a partir de la mitad de junio. H&M anunció las primeras rebajas el pasado jueves y las alargará hasta la última semana de agosto. Del mismo modo, el Grupo Inditex —del que forman parte Zara, Stradivarius, Massimo Dutti, Bershka, Pull & Bear, entre otras marcas— y El Corte Inglés permitirán disfrutar de sus descuentos desde esta misma semana.

Desde Acotex, la patronal del comercio textil, se muestran optimistas con respecto a las ventas que pueden brindar las rebajas de este verano. “Estamos registrando un crecimiento del 20% en comparación con el año pasado. El turismo se ha disparado y las ganas de consumir también”, apunta el presidente Eduardo Zamacola. Por otra parte, la asociación advierte de que probablemente las tiendas lanzarán promociones menos agresivas de lo habitual y el momento “semidulce” que está viviendo el sector no será algo sostenido. “Todo apunta a que al final del verano nos enfrentaremos a una crisis importante. La inflación sigue siendo insostenible y los costes energéticos tampoco parece que bajarán de inmediato. Somos precavidos con respecto al futuro”, zanja Zamacola.

Subida de ventas

El comercio textil intenta levantar cabeza tras las fuertes pérdidas acumuladas en los últimos dos años. En 2020, las ventas se desplomaron un 41% con respecto al año anterior, y en 2021 sufrieron una caída adicional del 16%. Asimismo, se estima que alrededor de 17.000 tiendas cerraron desde el inicio de la pandemia. A pesar de la recuperación del turismo, que favorece el crecimiento de la industria textil, el sector sigue sumido en la incertidumbre frente al incremento del coste de la luz y de las materias primas, que alimentan la desconfianza en el consumidor.

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (Anged) reconoce que la subida de costes, que afecta tanto a empresas como a consumidores, hace tambalear los comportamientos de compra en períodos de descuentos como el actual. Sin embargo, subraya que las rebajas de verano permiten liquidar los stocks de la temporada invernal que acaba de terminar, lo cual representa “un gran atractivo para los consumidores, que se han vuelto más racionales ante el incremento de precios y han pospuesto parte de sus compras”, añaden fuentes de la asociación.

También existen trucos para evitar las compras compulsivas. La OCU recomienda hacer listas de lo que se necesita y comprobar que los productos expongan su precio original junto al rebajado, o bien que se indique de forma clara el porcentaje del descuento. La organización hace hincapié en que durante las rebajas se reducen los precios, pero no los derechos de los clientes, que son los mismos que durante el resto de la temporada.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS