La petrolera saudí Aramco supera a Apple como la empresa más valiosa del mundo

El aumento de precios del crudo y la caída de las acciones tecnológicas han aupado a la primera plaza a la mayor empresa energética del planeta

Un empleado observa una instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudi.
Un empleado observa una instalación petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudi.

El grupo petrolero saudí Aramco ha superado a Apple como la compañía más valiosa del mundo. La compañía ha aprovechado la escalada de los precios del crudo y la caída de los valores tecnológicos en el mercado bursátil para auparse a la primera posición. La diferencia, sin embargo, es estrecha, y el orden de las principales corporaciones puede variar: la compañía nacional de hidrocarburos de Arabia Saudí ha alcanzado los 2,43 billones de dólares de valor este miércoles, según cifras de Bloomberg, superando por escaso margen al fabricante de iPhones, que cayó a 2,37 billones.

Las tecnológicas han sufrido en las últimas semanas un fuerte descenso en Bolsa por la subida de tipos de interés en Estados Unidos puesta en marcha por la Reserva Federal para contener la inflación. Ante el miedo a un frenazo de la economía mundial por la escalada general de precios, muchos inversores huyen de valores considerados de más riesgo, como las tecnológicas, y eso ha alterado el trono mundial.

Los elevados costes de la energía, que se reflejan en todos los aspectos de la economía ―desde la cesta de la compra hasta los transportes—, apuntalan la inflación desde el comienzo de la recuperación de la crisis del coronavirus. En la pasada década, los bajos precios del gas y del petróleo permitieron a los bancos centrales reducir las tasas de interés para acelerar la salida de la economía mundial de la crisis financiera de 2008. Los inversores han aprovechado la ocasión para hacer fortuna con los valores tecnológicos, mientras los consumidores se dirigían hacia un futuro más sostenible y con bajas emisiones de carbono. No obstante, la economía global sigue sustentándose en el petróleo y en el gas, y la creciente demanda tras la pandemia junto con la crisis de Ucrania ha provocado una carencia de insumos que juega a favor de los productores de las tradicionales fuentes de energía, al contar con más margen para subir las tarifas.

Las acciones de la firma saudí en la bolsa de Riad cotizaban en los 44 riales a las 10 de la mañana de este jueves hora peninsular española, con una caída de un 3%, pero acumulan un alza de un 27% desde inicios de año gracias a la subida de los precios del petróleo que favorece a las empresas de energía. “No se puede comparar Apple con Aramco en términos de negocio o fundamentales, pero la perspectiva para el espacio de los productos básicos ha mejorado. Son los beneficiarios de la inflación y la escasez de oferta”, aseguró James Meyer, director de inversiones de Tower Bridge Advisors, a Bloomberg.

En enero, en pleno ciclo alcista en Wall Street, Apple se convirtió en la primera empresa de la historia en superar los tres billones de dólares de capitalización en bolsa. Desde entonces, el índice tecnológico Nasdaq ha perdido más de 25%, y Apple no ha sido inmune a ese retroceso. La tecnológica dirigida por Tim Cook sigue siendo la compañía estadounidense con más valor en Bolsa. Detrás de Apple, se coloca Microsoft, que el pasado octubre estuvo por delante de la compañía de la manzana y se colocó en lo más alto del mundo corporativo, por los problemas de suministro que han afectado al fabricante de iPhones.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS