Mercadona, Makro, Consum y otros supermercados comienzan a racionar la venta de aceite de girasol por el conflicto en Ucrania

Una cuarta parte de las importaciones de este producto provienen de Ucrania y los consumidores, ante el miedo de desabastecimiento o encarecimiento, han disparado sus compras

Botellas de aceite de girasol en un supermercado de Madrid, en una imagen de archivo.
Botellas de aceite de girasol en un supermercado de Madrid, en una imagen de archivo.Luis Sevillano Arribas

El ataque de Rusia a Ucrania, así como las sanciones impuestas por Occidente, tendrá consecuencias imprevisibles. Una de ellas comienza a sentirse en los supermercados de España. Mercadona, Makro y Consum, entre otros, ya racionan la venta de aceite de girasol y semillas. Una cuarta parte de las importaciones a España de este producto provienen de Ucrania, según el ICEX. Ante esta situación, los consumidores temen el desabastecimiento o encarecimiento del mismo, lo que ha disparado sus compras en los últimos días según las distribuidoras.

En el caso de Mercadona, ya existe la limitación y se informa en la web y tiendas de la cadena. Los clientes solo podrán comprar hasta cinco litros de aceite de girasol y semillas por persona y día. En Consum comienza a racionar la venta a partir de este sábado (una botella por cliente, sea del tamaño que sea). Y Makro, que vende a empresas y es uno de los grandes proveedores de la hostelería, ha comunicado su decisión con una nota de prensa y restringe la compra también a una botella por cliente y día.

“La terrible situación que vive Ucrania en estos momentos está provocando desajustes en el suministro de productos que proceden de la zona en conflicto, como los aceites vegetales. Artículos como el aceite de girasol, el alto oleico o los preparados para frituras están experimentando falta de suministro en todo el mercado español y también en Makro nos estamos viendo afectados por este problema. Se trata de productos esenciales en la hostelería y por el momento tratamos de dar servicio a nuestros clientes con el stock del que disponemos actualmente, pero debido a la incertidumbre ocasionada nos hemos visto obligados a limitar la venta de estos artículos a una unidad por cliente y día”, explica la compañía en su comunicado.

Fuentes del sector sostienen que se ha producido una tormenta perfecta que llevará a la mayoría de supermercados a tomar esta decisión: “Hemos detectado anomalías en la demanda por diferentes motivos. Por un lado, los clientes han querido acumular stock. Y los profesionales, ante la limitación al canal horeca en sus canales de distribución, han ido a los supermercados para hacer acopio del producto. Entre ambos, la compra ha sido muy superior a lo habitual y se está limitando para que no se genere un problema que no existía”.

Fuentes de Mercadona confirman que en esta semana han registrado “compras desproporcionadas”. A lo que añaden: “Por este motivo hemos decidido limitar la venta de aceite de girasol y semillas a una cantidad de cinco litros por cliente y día con el fin de garantizar un uso normal de esos productos”.

Pese a esta primera limitación de un producto alimenticio a causa del ataque de Rusia sobre Ucrania, el sector considera que la situación está bajo control. “Se trata de un producto muy concreto, no de todas las cosas que vienen de Ucrania. Además, el problema no es que haya desabastecimiento, sino el comportamiento del consumidor”, aseguran diferentes fuentes de la industria que confían en que no pase a mayores. “Precisamente por eso tomamos esta medida, para contener la compra y que no lleguemos a esa situación”.

España ya trabaja asimismo en posibles alternativas para paliar una posible carestía del aceite de girasol y semillas. “Somos el primer productor de muchas grasas vegetales del mundo. A otros países le pueden faltar cosas para cocinar, pero a nosotros no. Hay otros orígenes y otras variedades y nos consta que el Ministerio de Agricultura y la UE trabajan para que no haya desabastecimiento”, añaden fuentes del sector.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en banca. Antes escribió sobre turismo, distribución y gran consumo. Ha desarrollado su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla, Máster de periodismo de EL PAÍS y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS