Diego Ávalos, jefe de Netflix en España: “Nos interesa el talento en cualquier idioma”

El vicepresidente de la plataforma de series en la Península afirma que el compromiso con el país es “firme”, al margen de la nueva ley audiovisual

Diego Ávalos, en los estudios de rodaje de la serie 'La noche más larga', en Tres Cantos (Madrid), este miércoles.
Diego Ávalos, en los estudios de rodaje de la serie 'La noche más larga', en Tres Cantos (Madrid), este miércoles.Santi Burgos

Las plataformas de series y películas como Netflix llevan semanas en el centro de la polémica por la nueva ley audiovisual. La normativa exime a las multinacionales extranjeras de tener que producir un porcentaje de sus contenidos en catalán, gallego y euskera, según el proyecto impulsado por el Gobierno. Pero ERC ha amenazado con no apoyar los Presupuestos para 2022 si no se incluye en la obligación a estas empresas y la discusión política sigue abierta. En ese contexto, el vicepresidente de contenido original de Netflix en España y Portugal, Diego Ávalos (Cabo San Lucas, México, 1981), asegura que el compromiso de la compañía estadounidense con este país es “firme”. “Nos interesa el talento en cualquier idioma”, afirma en una entrevista este miércoles en las oficinas de Netflix en Tres Cantos (Madrid).

La empresa estadounidense ha duplicado la capacidad de rodaje de sus instalaciones en la localidad madrileña para pasar de 5 a 10 los platós para producciones originales. También se están centrando en el desarrollo de un centro de excelencia especializado en posproducción. Desde que llegó a España en 2015, el equipo español ha estrenado más de 50 títulos, entre ellos La casa de papel, uno de los grandes éxitos globales de Netflix.

Pregunta. ¿Por qué ha decidido Netflix apostar tan fuerte por la producción en España?

Respuesta. En España vemos un talento increíble. Además, el país es un puente entre uno de los idiomas que más se hablan en el mundo y la cultura europea. Aquí se deshace un océano entre dos continentes. Y también hemos visto un enorme atractivo en el contenido español. Más del 50% de nuestros suscriptores han visto una película española en el último año. Estamos hablando de más de 100 millones de hogares.

P. ¿Cómo se puede cuantificar esa apuesta?

R. El año pasado duplicamos el número de series y películas que estamos produciendo, de unas 20 a más de 40. Eso se traduce, en las producciones de 2021, en más de 1.500 puestos de trabajo directo y más de 20.000 días de trabajo para figurantes en el último año. Son producciones que incluyen muchos recursos y personas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

P. ¿Cómo compara eso con otros países de nuestro entorno?

R. El único centro de producción que Netflix tiene en la Unión Europea está aquí en España. Es una apuesta por el talento, los equipos y las productoras de aquí. España ha sido uno de los primeros países en los que nos lanzamos después de Estados Unidos y Latinoamérica. En otros países también se genera y se produce, pero aquí vamos un poco por delante. Tenemos que pensar que somos bastante jóvenes como una empresa global.

P. ¿Se percibe fuera a España como un país atractivo para producir?

R. Sí, España tiene unos recursos y una diversidad geográfica impresionante. Estamos produciendo o hemos producido en 13 de las comunidades autónomas e intentamos hacerlo en más. La diversidad geográfica, cultural y de talento es realmente impresionante, lo cual hace que sea un país muy atractivo no solo para producciones españolas, sino también para otras producciones de Netflix. Parte de The Witcher, por ejemplo, se rodó aquí. The Crown ha venido varias temporadas a rodar algunas semanas.

P. España ha hecho una apuesta por crear un centro de operaciones audiovisual. ¿Creen que es un proyecto prometedor?

R. Completamente. Es una evolución de la industria. España ha enseñado claramente que es un país con mucho talento, no solo atractivo para las producciones locales, sino también para las internacionales. Y es importante el desarrollo de nuevo talento y que se vea el futuro que puede tener la juventud en el audiovisual.

P. ¿Puede la nueva ley audiovisual poner en riesgo esta apuesta, estas inversiones?

R. Nuestra apuesta por España es firme. Tenemos más de 100 empleados directos y estamos ampliando las instalaciones. Estamos entusiasmados con trabajar en España. Desde 2016, a través de nuestras producciones, hemos generado más de 7.500 puestos de trabajo tanto para elenco como en equipos técnicos. Realmente vemos una gran oportunidad para seguir colaborando y seguir siendo parte de esta industria.

P. ¿Les afectarán las cuotas de la ley audiovisual?

R. Es muy pronto para llegar a conclusiones. El proyecto de ley acaba de ser aprobado por el Consejo de Ministros. Lo que está por encima de todo es la legalidad. Netflix siempre respetará la legalidad y lo que las normas establezcan.

P. Acaba de estar en Estados Unidos, ¿ha tratado allí este tema como una preocupación para mantener o reducir la apuesta por España?

R. Sigue habiendo un gran interés por el país. Se ve todo lo que ha dado España, como por ejemplo un fenómeno como La casa de papel. Que en la parte cuatro haya registrado más de 619 millones de horas vistas, muestra el potencial que hay en este país.

P. ¿Qué parte del catálogo está ahora traducido, subtitulado o doblado a lenguas cooficiales?

R. No medimos el catálogo de esa manera. No podría decirlo, porque no lo dividimos por idiomas.

P. ¿Han detectado entre los usuarios de Netflix un interés real, con datos, por series y películas producidas, dobladas o subtituladas en catalán o gallego?

R. La gente ve el contenido de diferentes maneras, no solo subtitulado. Una serie como El juego del calamar, la gente la ve de diferentes maneras: subtitulado, doblado, doblado con subtítulos, y lo importante es que se vean esas historias. Nosotros nos centramos en cuál es el origen de esas historias. Trabajar con creadores y creadoras como Isabel Coixet, Oriol Paulo, etcétera, la verdad es que nos da esa amplitud y esa diversidad que buscamos. Si llegan en diferentes lenguas cooficiales, genial. Nos interesa el talento en cualquier idioma. Lo que nos importa es qué visión tienen ese creador o esa creadora para contar sus historias y nosotros respaldamos el germen que es la idea. La idea vendrá en un idioma o en otro, pero lo importante es la historia que se quiere contar. Nuestro equipo está para descubrir esas historias y pensar cómo hacerlas realidad. Queremos ser la casa donde los creadores puedan hacer su mejor trabajo y nuestro trabajo es ayudarles a convertirlo en excelente y conectar con los suscriptores en todo el mundo, con los 214 millones de hogares en los que operamos.

P. En España hasta ahora Netflix ha producido sobre todo series.

R. Hemos hecho tanto series como películas. Nuestra primera producción original aquí fue una película. Después le siguió nuestra primera serie, Las chicas del cable. Siempre hemos apostado por ambas. Este año lanzamos Extremo, Bajo cero… Algo que no fue original nuestro pero que distribuimos a nivel global fue El hoyo, que se llamó The Platform fuera de España, que fue un éxito global. También traemos diferentes modelos: de Bird Box, que es la película más vista en la historia de Netflix, ahora se está haciendo una versión en España, concretamente en Barcelona.

P. ¿Se han planteado la posibilidad de colaborar más en España con grandes directores de cine?

R. Completamente. La diversidad de directores y directoras es algo de lo que somos muy conscientes desde el principio. Roma, por ejemplo, de Alfonso Cuarón, o Paolo Sorrentino, Claudia Llosa, que acaba de lanzar otra película en Netflix. Dar voz a esas ideas es sumamente importante para nosotros y seguiremos haciéndolo. En España seguimos trabajando con grandes directores y directoras. Acabamos de anunciar con Juan Antonio Bayona La sociedad de la nieve.

P. Están desarrollando además la parte técnica, en relación con la posproducción.

R. La posproducción es otra de las apuestas. Estamos desarrollando en España un centro de excelencia que proporcionará trabajo de alta cualificación. Utilizamos la tecnología más nueva, y esto contribuirá a que todo el proceso por el que una idea llega a la pantalla se quede en España. Este centro está aquí en Tres Cantos. Aquí es donde se terminan las series, los efectos, la música, el sonido… Todo se puede hacer aquí.

P. ¿Cuántos usuarios tienen en España?

R. No desglosamos por país. La última cifra que dio Reed Hastings [cofundador y consejero delegado de Netflix] fue que estamos cerca de los cinco millones de suscriptores en España.

P. Durante algún tiempo facturaban a sus clientes desde Holanda y luego decidieron empezar a hacerlo desde una sociedad española. ¿A qué se debió al cambio?

R. Forma parte de una evolución. Antes éramos una empresa que tenía a casi todos sus empleados en Estados Unidos. Hoy en día estamos distribuidos en todo el mundo. Entonces esa fue una evolución de nuestro negocio y también de estar ya operando aquí localmente con empleados que antes no teníamos.

P. ¿Con el cine Netflix tiene una especie de relación de amor-odio? Por una parte produce y apuesta, pero por otra es la competencia más directa de las salas de cine y hay productoras que lo ven con recelo.

R. Diría que es una relación de amor y amor, realmente. No importa cómo veas las historias, sino contarlas, y en eso estamos todos de acuerdo. Creo que debemos seguir promoviendo esa vocación y ese interés de las audiencias por el cine y que el cine tiene muchas maneras de verse sin importar el lugar. Lo importante son las historias que se cuenten. Tenemos más en común que diferencias.

Ávalos, en los estudios de Tres Cantos.
Ávalos, en los estudios de Tres Cantos.Santi Burgos

P. La forma de consumir televisión se ha transformado en los últimos años. ¿Cómo van a seguir los cambios?

R. En realidad no ha cambiado tanto. Se sigue consumiendo un contenido. Lo que cambia es la manera en que se consume. La distribución se ha democratizado. Vemos historias que pueden ser creadas en cualquier parte del mundo y amadas en cualquier parte del mundo. Y el idioma ya no es una barrera para el talento de los creadores. Puedes tener a alguien como Manolo Caro, creador y director mexicano, trabajando en España; puedes tener a actores de España trabajando en Estados Unidos. La casa de papel va a tener una adaptación en Corea. Antes veías lo que se ponía en tu país y ya. Ahora decides sin importar de dónde viene. En Estados Unidos, un país en el que tradicionalmente no se veía tanto contenido de fuera, ahora de 2019 a 2021, la visualización de títulos en habla no inglesa aumentó un 70%.

P. Netflix ha anunciado que quiere dar servicios de videojuegos en streaming. ¿Cómo está el tema en España?

R. En España ya se está haciendo algo con videojuegos, aunque en este negocio aún estamos en pañales. Nuestra apuesta por los videojuegos es muy a largo plazo. Vemos que son una manera de que nuestros usuarios puedan interactuar con las historias que les gustan. Por ejemplo, dos de los videojuegos que hemos lanzado son sobre Stranger Things, una de las series más queridas de Netflix.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS