El turismo de compras británico se dispara tras el Brexit gracias al ‘tax free’

Los residentes en el Reino Unido que se acogieron a la devolución de impuestos han gastado 1.337 euros de media en lo que va de año

Una pareja de turistas británicos caminan por el centro de Barcelona, el 27 de julio.
Una pareja de turistas británicos caminan por el centro de Barcelona, el 27 de julio.Enric Fontcuberta (EFE)

El Brexit está cargado de trabas, aunque también esconde alguna buena noticia. Por ejemplo, con la salida del Reino Unido de Europa, los británicos se pueden beneficiar de las compras libres de impuestos en sus viajes por la UE. Esto se traduce en un descuento permanente cuando se van de tiendas, un filón para el comercio español. Los primeros datos de gasto de los británicos que han usado el tax free (anglicismo con el que se conoce el procedimiento para obtener la devolución de impuestos) así lo demuestran: desde enero hasta final de septiembre el desembolso medio fue de 1.337 euros por compra de cada turista que se acogió a la devolución, muy por encima de la media entre todas las nacionalidades en 2019 (357 euros), según Global Blue, compañía líder en la gestión de la devolución del impuesto. También supera los 837 euros de media que desembolsaron los turistas chinos, los que más gastan de media cada año.

De esta forma, la salida de la Unión Europea se ha convertido en una oportunidad sin precedentes para España, ya que los residentes en el Reino Unido pueden reclamar desde el 1 de enero de este año el reembolso del IVA de sus compras. Por volumen, los británicos hacen cada año más de 70 millones de viajes por Europa y de ellos escogen España 18 millones de turistas (al menos eso era lo habitual antes de la pandemia). De estos hay que descontar seis millones que visitan Canarias, donde no es posible acogerse a las compras libres de impuestos. El pastel a repartir en el Viejo Continente es de 40.000 millones de euros, según cifra la Oficina de Estadística británica.

La batalla por este botín se centra ahora en la promoción. “El destino que antes coloque en el mercado esta idea dará un paso de gigante”, asegura un alto directivo del sector. La campaña de explicación se antoja fundamental, ya que existe aún mucho desconocimiento entre los viajeros. “Según los comercios, solo el 10% de los británicos que han comprado en España se han beneficiado de la devolución. Es un porcentaje muy bajo, ya que el resto de nacionalidades están siempre por encima del 50%”, explica Luis Llorca, director general de Global Blue España.

Así, los deberes están claros, tanto para el sector público como para el privado: “Las autoridades todavía no han hecho el esfuerzo necesario para dar a conocer esta posibilidad de devolución en las compras”, avisa Llorca. Una oportunidad, dice, que no se puede dejar escapar. En el sector privado también queda camino por recorrer: están los comercios que desconocen el cambio, los que están recabando información sobre el funcionamiento y algunos que ya han apostado por ello.

En este último grupo está El Corte Inglés, que en verano lanzó una campaña junto a Iberia para incentivar el tax free de los británicos. Una iniciativa que ha funcionado bien, según fuentes de la compañía, y que se espera que crezca de forma exponencial en los próximos meses. “Vamos a promocionarlo en la World Travel Market de inicio de noviembre en Londres. Lo vamos a contar al mercado y es algo que también deberían hacer las instituciones públicas y grandes ciudades. Hay que aprovechar este momento para cambiar la inercia”, explica Javier Fernández Andrino, director de clientes internacionales y lujo de El Corte Inglés.

Descuento permanente

Las compras libres de impuestos suponen, en la práctica, un descuento permanente en todos los comercios de España que no supone un esfuerzo para los negocios. Por ejemplo, es como si un establecimiento regalase unos AirPods (cuesta 179 euros en la tienda de Apple) por la compra del iPhone 13 Pro de 128 GB (1.159 euros). Pero sin tener que asumir ese coste. Una oferta que se mantiene en todo tipo de compras (el porcentaje de devolución varía en función del importe de la compra), desde ropa a bolsos, pasando por productos electrónicos o joyas.

Precisamente esta última categoría, relojería y joyería, es la que más ha destacado entre las compras de los británicos este verano. Suponen el 55% del gasto, según Global Blue, por encima de moda y complementos, que suponen un 40% del gasto total realizado con tax free por parte de los residentes en el Reino Unido. Por provincia en la que se ha realizado la compra, más de 9 de cada 10 euros se han gastado en Málaga (27%), Baleares (26%), Barcelona (21%) y Madrid (18%).

Fuentes del mercado insisten en que las perspectivas de futuro son muy favorables y destacan el margen de crecimiento que existe, sobre todo por un número muy elevado de viajeros que desconocen todavía la ventaja que tienen tras el Brexit. Por ello reclaman un impulso a los gobiernos de España, autonómicos e incluso a Ayuntamientos de grandes ciudades. “Hay que moverse, contarlo y potenciarlo. Si se hace bien, los británicos deberán ser la nacionalidad que más compras libres de impuestos haga en España”, explican altos directivos del sector.

En lo que va de año, hasta final de septiembre, el ticket medio de los viajeros británicos que se beneficiaron de la devolución de impuestos fue más alto en Francia, donde el desembolso ascendió hasta los 2.337 euros, mil euros más que en territorio español. Le sigue Italia (1.688 euros) y España, tercera de esta clasificación de destinos europeos. Por detrás quedan Alemania (1.059 euros), Grecia (1.020 euros) y Portugal (695 euros de media).

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS