Viajes El Corte Inglés perdió 158 millones de euros en 2020 por la pandemia

La división perdió el 90% de su facturación y pasó de unos beneficios de 27,7 millones en 2019 a los números rojos

Vista de una oficina de Viajes El Corte Inglés.
Vista de una oficina de Viajes El Corte Inglés.

El Corte Inglés ha sufrido como el que más el zarpazo del coronavirus, especialmente su división de viajes, que no ha podido casi operar en buena parte del último ejercicio del grupo (de marzo de 2020 a final de febrero de 2021). El inicio de su año fiscal coincide casi con el comienzo de la pandemia, una crisis sanitaria que ha cercenado el negocio de Viajes El Corte Inglés, una de las mayores empresas españolas del sector. El resultado, evidentemente, ha sido que los resultados se han teñido de rojo: la agencia perdió 157,9 millones de euros, mientras que un año antes obtuvo unas ganancias de 27,7 millones, según las últimas cuentas presentadas por la sociedad en el Registro Mercantil.

“Durante los meses de bloqueo, aislamiento y confinamiento, que fueron desde marzo hasta finales de mayo de 2020, la mayor parte de las oficinas de venta se mantuvieron cerradas. Esta circunstancia provocó la práctica desaparición de las ventas, así como de masivas devoluciones a los clientes, generando cajas negativas en casi todos los días del periodo hasta la mitad del mes de junio 2020″, explica la compañía en el informe de gestión.

Más información
Las nuevas vidas de El Corte Inglés
Viajes El Corte Inglés y Logitravel se fusionan para crear un gigante del sector
El Corte Inglés tuvo unas pérdidas históricas de 2.945 millones en 2020 por el golpe de la pandemia

Este primer cierre en la fase más dura de la pandemia no fue el único golpe a la actividad turística. Las restricciones a la movilidad entre países, incluso dentro de la Unión Europea durante parte de los meses posteriores, ha sido la tónica general. Y las limitaciones a la movilidad han ido endureciéndose y relajándose en función de la evolución de la pandemia provocando una incertidumbre que no beneficiaba a la planificación de viajes.

“La reapertura paulatina de las delegaciones de venta se inició el 25 de mayo de 2020 y se hizo de manera progresiva en función de la recuperación de la demanda y con foco en optimizar la rentabilidad. El 10 de junio la totalidad de las delegaciones se encontraban abiertas”, sostiene Viajes El Corte Inglés en el documento. Aunque a continuación indica los pasos atrás que se dieron después: “Debido a los continuos rebrotes y a la falta de demanda, el 1 de octubre de 2020 la sociedad tomó la decisión de volver a cerrar ‘temporalmente’ una gran cantidad de delegaciones de venta. A la fecha de este Informe de Gestión [12 de julio], la sociedad está procediendo a abrir paulatinamente los puntos de venta para cubrir el verano de 2021″.

De esta forma, el ejercicio para Viajes El Corte Inglés solo podía estar teñido de rojo. Todas las cifras de la cuenta de resultados apuntan en esa dirección: la cifra de negocio pasó de casi 2.450 millones en 2019 a unos exiguos 243 millones el año pasado (un 90,07% menos). Y el resultado bruto de explotación bajó de los 37,2 millones a los 156 millones negativos de 2020. Un pésimo bagaje, en línea con lo que ocurrió con el Grupo El Corte Inglés en su conjunto, que se anotó unas pérdidas de 2.945 millones de euros (el primer resultado negativo de la historia de la compañía).

Lenta recuperación

De cara al futuro, las expectativas son positivas, aunque se harán de rogar y para 2021 todavía pintan bastos en la división de viajes del grupo. La situación es de mejoría constante, pero el sector sigue lejos de los guarismos previos a la covid, sobre todo en los viajes internacionales (el turismo nacional sí ha tirado con fuerza este pasado verano). “A pesar de notarse los primeros indicios de recuperación de la demanda, a fecha de este Informe de Gestión el importe neto de la cifra de negocios de la Sociedad se encuentra muy alejado de los volúmenes del ejercicio 2019″, reconoce la sociedad.

De hecho, el documento recoge cómo la firma mantiene sus planes de contingencia para reducir en la medida de lo posible el impacto. “Dada la falta de visibilidad sobre la velocidad de la recuperación del negocio, se implementaron y continúan implementadas determinadas medidas de disciplina y control de costes para asegurar la minimización de gastos operativos y preservar la liquidez. Entre ellas, la más relevante fue el llevar a cabo varios procesos de expedientes de regulación de empleo temporales, uno por fuerza mayor y dos por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que afectaron a la práctica totalidad de la plantilla”.

Pese a la retahíla de datos negativos, hay otros indicios que hacen ver la situación de una forma más halagüeña. El tiempo de confinamientos obligatorios y la imposibilidad de viajar al extranjero ha provocado mayor intención de hacer turismo cuando sea posible. Y también hay un ahorro embolsado por encima de lo habitual que se espera que se traduzca en una explosión del consumo. De ahí que El Corte Inglés, a pesar de la tormenta, se haya pertrechado para encarar este tiempo de bonanza con la fusión anunciada con Logitravel para crear un gigante de los viajes, líder del sector en España y con el que tratarán de competir con grandes multinacionales como TUI.

Sobre la firma

Hugo Gutiérrez

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Turismo, Distribución y Gran Consumo. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS tras pasar por el diario gaditano Europa Sur. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de El País y Especialista en información económica de la UIMP.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS