Turismo

El Reino Unido considera permitir vacaciones en el extranjero a los que tengan pauta completa de vacunación

El sector confía aún en salvar la campaña de agosto. La cuarentena obligatoria de retorno sería sustituida por test diarios

Terminal de llegada de viajeros del aeropuerto de Heathrow, en Londres, el 8 de junio
Terminal de llegada de viajeros del aeropuerto de Heathrow, en Londres, el 8 de junioANDY RAIN / EFE

Millones de ciudadanos del Reino Unido se debaten a estas alturas del año sobre si planear o no vacaciones de verano en destinos populares como España, Grecia, Francia o Italia. El Gobierno de Johnson mantiene en la “lista ámbar” a todos los países europeos. Es decir, recomienda encarecidamente no viajar a ellos si no es imprescindible. Y exige al regreso una cuarentena obligatoria de diez días y tres PCRs que elevan el coste individual de la aventura en casi 300 euros. La única relajación de la norma es la posibilidad de reducir el tiempo de aislamiento a cinco días a cambio de dar negativo en un test adicional. El ministro de Sanidad, Matt Hancock, ha confirmado finalmente, todavía con mucha prudencia, la noticia que esperaban ansiosos turoperadores y líneas aéreas: el Gobierno estudia ya la posibilidad de levantar la imposición de la cuarentena de regreso a todos aquellos que hayan completado su pauta de vacunación con las dos dosis.

“Estamos trabajando con los expertos médicos, porque queremos asegurarnos de que el plan es seguro. No puedo dar una fecha concreta, pero sí confirmar que yo estoy muy a favor de avanzar hacia esa decisión”, ha dicho Hancock a la cadena de radio LBC. El ministro no ha querido comprometerse a anunciar que agosto podría ser la fecha indicada, pero la presión de la industria y el modo en que el Gobierno británico ha comenzado a acelerar este planteamiento, sugieren que ese mes sería el objetivo a alcanzar.

Más información

“Si siguen prohibidos los viajes internacionales durante todo el mes de julio, hemos calculado que el sector turístico británico perderá unos 740 millones de euros diarios, lo que provocará un grave daño a la recuperación de la economía del Reino Unido y a su competitividad”, ha dicho Virginia Messina, vicepresidenta del Consejo de Turismo y Viajes Internacionales (WTTC, en sus siglas en inglés).

Los planes de desescalada del Gobierno de Johnson se han alterado drásticamente por la irrupción de la llamada variante Delta (o india) del virus. La fecha prevista para el regreso a la normalidad casi plena en el país era el 21 de junio, pero se postergó al 19 de julio. Confía Downing Street en ser capaz, durante ese plazo, de acelerar aún más su campaña de vacunación e inmunizar con las dos inyecciones al 70% de la población adulta. Hasta la fecha, esa cifra alcanza el 60% aproximadamente. El Reino Unido registró este martes 11.625 nuevos casos de contagios, y veintisiete muertes. El Gobierno confía en que las vacunas logren reducir drásticamente el número de hospitalizaciones, a pesar de la nueva mutación del virus.

Programa de vacunación

“El objetivo primordial del programa de vacunación era permitirnos acabar con las restricciones”, ha dicho Hancock. “Por eso puedo confirmar que trabajamos en un plan para los que hayan recibido las dos dosis, que sustituiría la cuarentena por un régimen intenso de test”. Las declaraciones del ministro han infundido optimismo en la industria turística, y en millones de británicos ansiosos de poner rumbo a la playa, pero el recelo se mantiene. Un día antes, Johnson había sugerido que 2021 seguiría siendo un año muy complicado para viajar, en lo que muchos interpretaron como un verano perdido.

El Gobierno británico debe todavía negociar con la UE el documento homologable que demuestre la pauta de vacunación. No solo porque será una prueba requerida a los viajeros por algunos países, sino porque ese será el modo de demostrar al regresar que no es necesario pasar por la cuarentena. El Servicio Nacional de Salud (NHS, en sus siglas en inglés) ya dispone de una app en la que se puede descargar el código QR que registra el historial inmunológico. Cerca de seis millones de personas se han descargado ya la aplicación.

Londres tendrá que decidir antes del próximo lunes 28 de junio si mantiene a España y el resto de países europeos con una incidencia acumulada de contagios inferior a 100 en la lista ámbar o por el contrario los pasa a la lista verde. De esta decisión depende en gran medida la recuperación del turismo en las costas españolas, porque los turistas británicos no tendrían que hacer cuarentena a la vuelta.

En la actualidad, solo los destinos incluidos en la “lista verde” elaborada por el Gobierno son seguros para hacer turismo. Incluye países como Australia, Nueva Zelanda o Israel, o territorios como Gibraltar o las Islas Malvinas. La próxima revisión del listado se realizará el próximo 28 de junio, pero nada sugiere que vaya a haber cambios. La posibilidad de salvar la campaña de turismo reside ahora más en los pasaportes de vacunación que la entrada o salida de los destinos en la “lista semáforo” elaborada por el Gobierno.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50