Crisis del coronavirus

La patronal turística critica que Baleares y Canarias no estén en la lista verde para viajeros británicos

El Gobierno de Boris Johnson se planteó calificar por separado a las islas europeas en su semáforo turístico, pero finalmente ha clasificado a los países en su conjunto

Turistas en la playa de Puerto Rico, Las Palmas de Gran Canaria, Canarias, en octubre de 2020.
Turistas en la playa de Puerto Rico, Las Palmas de Gran Canaria, Canarias, en octubre de 2020.Álvaro García

Las patronales turísticas españolas no han tardado en mostrar su descontento con la decisión del Reino Unido de dejar a España en la lista de destinos no seguros hasta, al menos, finales de junio: “Nos hemos quedado perplejos. La decisión no parece estar basada exclusivamente en motivos sanitarios”, ha afeado Javier Gándara, presidente de la Asociación de Líneas Aéreas (ALA). Londres tampoco ha aceptado abrir corredores turísticos a las islas. Canarias y Baleares tampoco entrarán en la lista verde del turismo británico. La decisión supone un duro golpe para el sector turístico español, con una enorme dependencia del Reino Unido, el principal emisor de viajeros a la Península.

Más información

Las empresas turísticas confiaban en que al menos las islas españolas quedasen fuera del veto británico. “Me parece incomprensible”, ha dicho este viernes Gándara. Baleares está en 40 casos por 100.000 habitantes, es sensiblemente inferior a la situación del propio Reino Unido, que ahora mismo está por encima de los 60″. Desde la Confederación de Hoteles y Apartamentos Turísticos (CEHAT) han apuntado al otro archipiélago: “Malas noticias que no haya incluido a Canarias dentro del semáforo verde, esto manda al traste las grandes posibilidades que teníamos de recuperar parte de este verano”, ha señalado Jorge Marichal, presidente de la agrupación.

Las asociaciones critican que el Gobierno británico no haya finalmente optado por calificar por separado a las islas, como planteó la semana pasada Robert Courts, ministro de Aviación del Reino Unido, sino que ha mantenido su sistema de calificar a países enteros. “El Gobierno adoptará un enfoque insular para las medidas fronterizas en la medida de lo posible”, dijo Courts, cuando se le preguntó si se reabrirían las rutas a regiones de países de riesgo relativamente bajo, como ocurrió el verano pasado.

Javier Gándara, de ALA, ha subido el tono de sus críticas para terminar acusando al Ejecutivo de Boris Johnson de tener otros intereses tras la decisión tomada el jueves. “El Gobierno británico quiere que los británicos no salgan de su país este verano, o bien esconder la falta de recursos en su frontera, como se ha visto en la apertura de los tráficos con Portugal [durante el mes de mayo Portugal estaba en la lista verde, aunque ha descendido a la naranja en junio]”. Gándara ha añadido, en un vídeo difundido a la prensa, que la mala noticia implicará una recuperación “lenta” de la economía turística de España.

Desde la agrupación de empresas turísticas Exceltur, calculan que con España en la franja naranja del semáforo se dejan de ingresar cada semana 386 millones de euros, tomando como referencia junio de 2019. José Luis Zoreda, vicepresidente de Exceltur, argumentó este jueves que dados los “retrasos de la demanda inglesa”, las zonas turísticas del Mediterráneo, como Baleares, la costa levantina o la Costa del Sol, deben “recibir urgente e inmediatamente ayudas directas” para poder aguantar “hasta que el turismo inglés y el Certificado Digital permitan tener afluencia turística suficiente”.

El semáforo volverá a revisarse a finales de este mes para establecer las restricciones de julio, y desde ALA y CEHAT hacen un llamamiento para seguir trabajando en la rebaja de la incidencia para ascender entonces a la zona verde. No obstante, representantes de empresas turísticas llevan semanas advirtiendo de que el sector se lo jugaba todo en la revisión de este jueves, ya que el viajero necesita tiempo para planear sus vacaciones.

Las empresas británicas también critican la decisión

El anuncio de la salida de Portugal de la lista de destinos seguros, así como el mantenimiento en ella de las zonas turísticas mediterráneas, ha causado controversia también en el archipiélago británico. El director ejecutivo de EasyJet, Johan Lundgren, declaró este jueves que el Gobierno había “roto su propio libro de reglas e ignorado la ciencia, lanzando los planes de la gente al caos, sin prácticamente ningún aviso u opciones alternativas para viajar desde el Reino Unido”, según declaraciones recogidas por The Guardian. Y añadió: “Esta decisión básicamente separa al Reino Unido del resto del mundo”.

John Holland-Kaye, director del aeropuerto de Heathrow, también lazó un dardo a Johnson: “En la semana en que el Primer Ministro recibe a los líderes del G7 para lanzar la visión de su Gobierno sobre la Gran Bretaña Global, está enviando un mensaje de que el Reino Unido seguirá aislado del resto del mundo y cerrado a la mayoría de sus socios del G7”

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50