Grupo Volkswagen

Maroto confirma que la planta navarra de Volkswagen fabricará un coche eléctrico

La ministra de Industria asegura que los fondos europeos de recuperación se utilizarán en esa inversión

La ministra de Industria, Reyes Maroto, este miércoles en el Congreso.CHEMA MOYA / EFE / VÍDEO: EFE

La ministra de Industria, Reyes Maroto, ha confirmado este miércoles en el pleno del Congreso que la factoría de Volkswagen en Landaben (Navarra) fabricará un vehículo eléctrico. La respuesta llega después de que el diputado de UPN Sergio Sayas le instara a explicar cómo iban a llegar los fondos europeos de reactivación a la industria de la comunidad foral. Maroto ha asegurado que Navarra “tendrá coche eléctrico” y ha afirmado que mantienen el diálogo tanto con el Ejecutivo foral como con los empresarios para buscar cómo canalizar las ayudas.

La planta de Pamplona entra en los planes del grupo Volkswagen para crear en España uno de sus centros fabriles del coche eléctrico. El gigante alemán ha encargado a su filial Seat el desarrollo del modelo impulsado por baterías más económico de su gama, que la marca española quiere empezar a fabricar en sus instalaciones de Martorell (Barcelona) a partir de 2025, tras una adecuación que rondará los 2.400 millones de euros.

Más información

La intención es que ese vehículo, compartiendo la misma plataforma, se ensamble para distintas marcas del grupo: desde la propia Seat hasta Volkswagen, pasando por Skoda. Y sería en ese caso en el que entraría en juego la planta navarra, aunque el consorcio alemán pretende que ese encargo vaya acompañado de una reconversión en todo el sector automovilístico y contemple una fábrica de celdas de baterías en España, en cuyo proyecto trabaja el Ministerio de Industria.

En el Congreso, Sayas ha expresado su preocupación por el destino de los fondos europeos, a la vez que ha acusado al Ejecutivo de “mucha palabrería pero poco compromiso”, al considerar que el PSOE “vende más humo que realidad”. De hecho, ha lamentado que la presidenta de Navarra, María Chivite, dijo que se iba a fabricar una fábrica de pilas de baterías, que finalmente se ubicaría en Álava, mientras que Navarra se iba a quedar con la planta de ensamblaje de las baterías, un proceso que los fabricantes defienden que tienen que estar cerca de las plantas de vehículos. Ese proyecto supondría 70 millones de euros de inversión.

Sayas atribuye esa situación a que el Gobierno “se entiende mejor con sus socios nacionalistas que con Chivite”, con lo que “da la espalda” a los navarros, a pesar del crecimiento del paro en esta comunidad.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50