El Sabadell gana un 21,7% menos hasta marzo y advierte que debe reducir más costes

El banco gana los 73 millones y la nueva dirección apuesta por seguir como banco independiente

César González-Bueno y Josep Oliu, consejero delegado y presidente de Sabadell, respectivamente.
César González-Bueno y Josep Oliu, consejero delegado y presidente de Sabadell, respectivamente.EL PAÍS

El Banco Sabadell El Banco Sabadell ganó 73 millones hasta marzo, un 21,7% menos que un año antes, en el estreno de su nuevo consejero delegado, César González-Bueno. La caída del margen de intermediación y de las comisiones golpearon la cuenta de resultados. Las provisiones se redujeron un 22%, pero no fue suficiente para elevar los resultados. La buena noticia fue que su filial británica TSB volvió a los beneficios, aportando al grupo dos millones de euros hasta marzo. El mercado recibió los resultados con optimismo: subió un 8,74%.

En la presentación de resultados, Leopoldo Alvear, director financiero, auguró una subida del margen de intermediación en trimestres futuros por cambios en la estructura financiera, así como una mejoría de la cuenta por la reducción de gastos, que no se ha recogido hasta ahora. González-Bueno defendió los resultados, que achacó al “incremento de la inversión crediticia”.

El banco explica que la reducción de los ingresos por comisiones, de un 2,2% interanual, hasta 342 millones, está motivada básicamente por la venta de Sabadell Asset Management, lo que habría provocado una reducción de 16 millones al haber gestionado menos activos.

“Estoy muy satisfecho de cómo hemos empezado el año y soy muy optimista sobre el futuro que tenemos por delante y por ello os doy las gracias”, afirmó el primer ejecutivo en un vídeo a la plantilla. Más tarde, ante los medios, admitió que la entidad “necesita una mejora en los costes” en el área de banca de particulares.

“Hay que actuar en la parte de los costes”

Preguntado por si estaba pensando un nuevo recorte de plantilla —ahora se están prejubilando 1.800 personas— dijo: “No hay guía en este momento de qué es lo que haremos exactamente en costes”, algo de lo que se hablará “con más detalle” en la presentación del nuevo plan estratégico del banco, que se presentará el 28 de mayo. “Lo que sí puedo anticipar es que estructuralmente el negocio necesita seguir actuando en la parte de costes”, añadió.

Otro mensaje clave que lanzó el primer ejecutivo fue que la apuesta del banco es seguir operando de forma independiente. “El mandato del consejo ha sido clarísimo. Nos preguntaron si había posibilidades de seguir en solitario y les dijimos que sí. Estamos buscando las palancas para obtener rentabilidad y calidad en los servicios. Nos vemos con fuerzas para ello”, sentenció. También apuntó que “a largo plazo nuestro foco está más en España. Tenemos una fortaleza importante en pymes”, subrayó.

Reiteró la negativa a vender TSB, de la que dijo está aprovechando la mejoría de la economía británica con más negocio comercial. Tampoco se desprenderán de la filial de México, dijo. Al igual que los demás directivos, preguntado por si los salarios eran adecuados en banca, González-Bueno dijo que están regulados y que los directivos no los deciden. “No puedo decir si nos los merecemos o no, eso lo determina el consejo”.

“Parece que lo más duro de la covid puede haber pasado”, auguró, y recordó la fuerte subida en hipotecas en marzo y en la facturación de las tarjetas de crédito, como anticipadoras de la recuperación.

Más información

En cuanto a las moratorias, una de las preocupaciones de la banca ante la incertidumbre del momento de la salida de la crisis, la entidad vallesana tiene un saldo vivo de 1.986 millones de euros en España y de 326 millones de libras (375 millones de euros) en el Reino Unido.

Los recursos de clientes, por su parte, crecieron un 6,8% en comparación interanual. El aumento de los depósitos refleja una mejora del ahorro de las familias españolas por una reducción del consumo y del gasto en plena pandemia, afectados por la reducción de la movilidad y la interacción social.

La ratio de capital CET1 fully loaded, que marca la capitalización del banco, se sitúa en el 11,96%, lo que supone estar en una posición superior a la requerida. La ratio de capital se encuentra en el 16,7% y la morosidad, en un 3,7%.

Fichajes en la primera línea de dirección

Tras el fiasco de la integración en BBVA por el desacuerdo en el precio a pagar por el Sabadell, la entidad anunció una profunda revolución en el seno de su estructura directiva, cuya máxima cabeza visible es González-Bueno. Ha asumido el primer cargo directivo de la entidad en sustitución de Jaime Guardiola, mientras que Josep Oliu se ha mantenido como presidente. González-Bueno ha introducido aire nuevo a través de fichajes en las primeras líneas de dirección con el objetivo de introducir variaciones en la estrategia y, sobre todo, aportar un mensaje de cambio en una entidad que ha logrado subir en Bolsa un 40% en lo que va de año.

En el nuevo esquema de mando, Miguel Montes y Jorge Rodríguez se ocuparán de la banca de particulares. En concreto sobre hipotecas, financiación al consumo, seguros, medios de pago y producto de ahorro e inversión. En banca de empresas y la red, el responsable es Carlos Ventura, que también se ocupará de pymes, micro-empresas, autónomos. Por último, José Nieto será el responsable de Banca Corporativa, con mando sobre grandes empresas, financiación estructurada, mercado de capital, bróker y las oficinas en el exterior.

Archivado En:

Te puede interesar

Curso de inglés online

Lo más visto en...

Top 50