El mapa de la renta de los españoles, calle a calle

Los nuevos datos del INE, relativos a 2018, revelan las brechas entre Norte y Sur del país y las desigualdades internas en las grandes ciudades

El mapa de la renta parte España en dos. Los datos por secciones censales, zonas donde viven menos de 1.500 personas, revelan que hay 150 vecindarios donde la mitad de la gente gana más de 36.750 euros y otros 150 donde la mayoría no llega a 7.500. Entre unos y otros están las más de 35.000 secciones censales del resto del territorio (sin incluir Navarra y País Vasco, excluidas de esta estadística por contar con fiscalidad propia). Los 150 más ricos se encuentran, sin excepciones, en Madrid y Barcelona y hay que llegar hasta la posición 153 de esta clasificación para encontrar un sitio fuera de estas provincias. Es una de las secciones de Pla Del Real, un distrito de rentas altas en la ciudad de Valencia.

Los datos de cada sección, relativos a 2018, representan la renta neta por persona (o lo que se conoce como unidad de consumo). Este dato se calcula tomando todas las rentas de un hogar y dividiéndolas por el número de personas que habitan en él, pero dándoles diferente peso: el primer adulto cuenta como 1, el segundo como 0,5 y los menores como 0,3. Es una forma estándar de corregir los datos de renta de un hogar por su tamaño. El INE ofrece datos de renta media y mediana, pero la segunda es más robusta y más fácil de entender: es la renta de la persona que queda en medio cuando ordenamos a todos los vecinos de más pobre a más rico.

En el mapa se muestra en qué percentil se encuentra cada sección, entre todas las de España y las de su misma comunidad. Así es posible ver algunas zonas que siendo de las más ricas a nivel nacional no destacan especialmente dentro de su comunidad, como algunos vecindarios del distrito Centro de Madrid.

Los grandes contrastes del mapa

El INE, para respetar el secreto estadístico, no ofrece información por encima de 36.750 euros. En ese umbral se encuentran varias secciones del norte de Barcelona, en los distritos de Les Corts y Sarriá-Sant Gervas, y de Esplugues de Llobregat y Sant Cugat del Vallès. En la misma cota se sitúan las urbanizaciones de lujo de La Moraleja, en Alcobendas (norte de Madrid) y varios vecindarios de distritos de la capital, como Salamanca o Chamartín. Todas estas secciones han visto crecer sus rentas medianas alrededor de un 10% con respecto a 2015, en línea con la media española.

En el lado opuesto se encuentran los vecindarios más pobres de España, donde la renta no alcanza los 6.000 euros anuales. Son secciones en distritos de Pinos Puente (Granada), Puertollano (Ciudad Real), Melilla y Ceuta o Almería, pero también en ciudades más grandes como Málaga y Sevilla.

La mejor forma de identificar estos contrastes es navegar por el mapa que encabeza esta noticia. Estos son algunos de los más llamativos.

Madrid. En Madrid destacan las diferencias que marca la M-30, que se agudizan en el sur de la capital. Pero también encontramos contrastes dentro de la circunvalación: Tetuán (en el norte) y Lavapiés, se componen en su mayoría de secciones que se encuentran en el 25%-30% más pobre de la comunidad.

El Corredor del Henares. Al este de Madrid, a lo largo del Corredor del Henares, muchas secciones se sitúan por encima de la media (e incluso en el 20% más rico de la comunidad), probablemente por la influencia de esta zona empresarial e industrial que conecta la capital con Guadalajara.

Las afueras de Barcelona. Al este de la ciudad condal se alternan zonas de grandes contrastes. En ciudades como L’ Hospitalet de Llobregat, donde viven más de 260.000 personas, la mayoría de las secciones están por debajo de los 18.000 euros de renta mediana. A escasos kilómetros, en Sant Feliu, Sant Just y Esplugues de Llobregat el mapa se tiñe de azul oscuro, porque las rentas superan los 30.000 euros. El caso de Esplugues es el más llamativo: si se comparan los distritos de toda España, los tres con rentas más altas se encuentran en esta localidad, conocida en los últimos años por haberse convertido en residencia de futbolistas y famosos.

Palma de Mallorca. En Palma de Mallorca la mayoría de las secciones están por encima de los 15.000 euros y de un vistazo la isla parece colorearse casi toda de azul. Pero en Palma ciudad se encuentran, entre los barrios de Son Canals y Son Gotleu, secciones que se sitúan entre el 3% más pobre de España.

Valencia: centro y periferia. En la ciudad de Valencia las secciones de rentas más altas se sitúan claramente en el centro de la ciudad. A las afueras en cambio se sitúan las de rentas más bajas y un cinturón de municipios como Godella, Manises y Burjassot, en el Norte, o Alcàsser, Catarroja y Torrent al Sur.

La vertebración de España es un antiguo dolor de cabeza cuya solución parece todavía lejana. Si en los últimos años el debate se ha centrado en fracturas territoriales como la dicotomía entre la España vacía frente a la densamente poblada, o la central ante la periférica, el mapa de los ingresos muestra al menos otras dos brechas que hablan de una España que avanza a varias velocidades: una mitad Norte con niveles de ingresos muy por encima de la parte Sur, y una concentración de la gran riqueza en zonas de Madrid y Barcelona.

Grandes capitales

Barcelona (19.950 euros) está a la cabeza entre las grandes capitales, ligeramente por encima de Madrid (19.250 euros), Valencia (16.450 euros) y Sevilla (15.050 euros). Seis municipios madrileños superan los 25.000 euros, la misma cifra que el año anterior, concretamente Pozuelo de Alarcón (el único que supera los 30.000), Boadilla del Monte, Las Rozas, Majadahonda, Torrelodones y Tres Cantos. En el lado opuesto, Brea de Tajo, Cadalso de los Vidrios y Pelayos de la Presa son las localidades de menor renta de la región (11.550 euros).

En la provincia de Barcelona el suelo tiene un valor más alto, de 12.950 euros, y lo marca Pontons, de apenas 500 habitantes. Como en Madrid, no hay ni un solo municipio con una renta mediana inferior a 10.000 euros. Y también como Madrid, cuenta con seis localidades por encima de los 25.000: Alella, Malla, Sant Just Desvern, Tiana, Sant Cugat del Vallès, y por encima de todas, Matadepera, con 29.750 euros.

Sevilla tiene unos datos en consonancia con la peor situación de Andalucía, la región con más desempleo de España junto a Extremadura. Tres municipios sevillanos están por debajo de los 10.000 euros de renta: Pruna, El Real de la Jara y El Palmar de Troya. Esta última localidad, la que tiene peores indicadores, se hizo célebre por ser el lugar fijado por el autodenominado papa Clemente para instaurar una iglesia propia de corte ultraconservador. Ningún municipio de esa provincia supera los 20.000 euros, y solo se acerca Tomares (19.250 euros).


Con información de Borja Andrino, Daniele Grasso, Kiko Llaneras y Álvaro Sánchez.

Normas

Más información

Archivado En