Vivienda

Las ventas de vivienda encadenan dos meses de bajadas, según el INE

La estadística oficial refleja una caída de las operaciones del 4,3% en febrero, suavizando el desplome de enero

Construcción de viviendas en Palma, el pasado enero.
Construcción de viviendas en Palma, el pasado enero.CATI CLADERA / EFE

El mercado de compraventas de vivienda no ha vivido un buen arranque de año. Si en enero el número de operaciones cayó más de un 15%, en febrero el retroceso alcanzó el 4,3% respecto al mismo mes de 2020, según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En términos absolutos, en el segundo mes del año se contabilizaron 43.185 compraventas en los registros de la propiedad, que son la fuente de la que beben los datos oficiales.

Este hecho hace que en ocasiones la tendencia de un determinado mes difiera de la estadística notarial, que en general se considera más inmediata porque recoge todas las firmas del periodo (luego eso llega a los registros, pero normalmente con semanas de diferencia). Los datos de los notarios para febrero apuntaban precisamente a una recuperación del mercado que, en el caso del INE, se queda simplemente en una atenuación de la caída interanual y en el hecho de que en febrero se registraran más operaciones que en enero (algo que normalmente es al revés). Habrá que esperar a los próximos meses para ver si se recuperan los porcentajes positivos, lo que es más que probable porque en marzo, abril y mayo los datos se compararán con los del gran batacazo que provocó en el sector el primer estado de alarma por el coronavirus. Así lo cree Francisco Iñarreta, portavoz de Idealista, quien destaca que “la estadística muestra que en el mes de febrero de 2021 aún estamos por debajo del número de viviendas que se vendueron un año antes, pero la diferencia es cada vez menor”. Por eso en un análisis difundido a los medios, el experto del protal inmobiliario augura que “pronto veremos de nuevo crecimientos interanuales en el número de operaciones”.

Más información

De vuelta a febrero de 2021, el INE señala de nuevo a la vivienda de segunda mano como el segmento del mercado que mayores dificultades experimenta. Respecto a 12 meses antes, las compraventas de casas usadas retrocedieron un 8,1%. Es un dato importante porque hay que tener en cuenta que este tipo de inmuebles son los que dominan ampliamente el sector, con más de tres de cada cuatro operaciones registradas, 33.055 exactamente. En el lado opuesto, la vivienda nueva volvió a anotarse una buena cifra, con un crecimiento interanual del 11,1% y algo más de 10.000 operaciones. El auge de los pisos a estrenar se relaciona, según expertos del mercado, con el mayor interés de los compradores por inmuebles bien acondicionados, y a ser posible con espacios exteriores, como consecuencia de la pandemia. También hay que tener en cuenta que este segmento funciona con base en un gran número de preventas, por lo que muchas operaciones culminadas ahora responden a acuerdos suscritos años antes, aunque la operación se formalice una vez la obra está terminada.

Desde el punto de vista del régimen de protección de la vivienda, los datos conocidos este miércoles apuntan a un ligero retroceso de la venta de casas protegidas (-0,3%). Las del mercado libre, que son la inmensa mayoría como consecuencia de la escasa promoción de VPO en los últimos años, bajaron un 4,6% en términos interanuales, quedando en términos absolutos en algo más de 39.000 operaciones.

“Los datos de compraventa muestran prácticamente que el sector se ha recuperado y volvemos a los niveles similares a los que solíamos ver en 2019. Ya podemos decir que el inmobiliario se repone”, ha valorado en un comunicado María Matos, portavoz de Fotocasa. “La evolución tan positiva que está teniendo el mercado inmobiliario en cuanto a cierre de operaciones indica que lo peor de la crisis sanitaria ya ha pasado. Además, gracias al impulso surgido del gran interés por comprar vivienda, ahora el sector tiene un nuevo reto por delante: el de dar respuesta al gran auge de la demanda que se ha despertado tras el confinamiento”, ha añadido.

Crecimiento desigual

Por comunidades autónomas, siete lograron acabar febrero con un mayor número de compraventas que 12 meses antes. Pero los porcentajes de crecimiento difieren mucho entre el exiguo 0,2% de Cantabria y el 13,7% de La Rioja. Entre medias se sitúan Asturias, País Vasco, Extremadura, Castilla-La Mancha y Navarra. Ya en negativo, pero con caídas inferiores a la media nacional, quedaron Murcia, Galicia, Andalucía y Castilla y León. En todas las demás la caída fue superior al 4,3% de media, destacando negativamente un mes más Baleares (-15,9%) y Canarias (-16,2%). Las comunidades insulares son las que se están llevando el mayor golpe de la crisis como consecuencia de las restricciones al turismo por la pandemia y sus mercados inmobiliarios, altamente dependientes de los compradores extranjeros, también están sufriendo.

En cuanto al conjunto de transmisiones de bienes, el INE destaca que la caída de compraventas general (es decir, sumando a las viviendas otro tipo de fincas urbanas y rústicas), fue del 2,5%, para un total de 89.395 operaciones. Las fincas urbanas (garajes, trasteros, locales comerciales y otros, además de viviendas) retroceden, mientras que en las rústicas sí se registraron más ventas que en el mismo mes de 2020. En cuanto a otras posibilidades de transmisión, la estadística oficial refleja un aumento significativo de las herencias (40.589 inmuebles, un 13,6% más) y también subieron, un 5,6%, las donaciones. Junto con las compraventas, retrocedieron las permutas (-8,1%) y, sobre todo, las transmisiones agrupadas en la categoría Otros. Esta categoría amalgama desde particiones hasta daciones en pago o ejecuciones hipotecarias y supone, tras las compraventas, la segunda más numerosa. En febrero representó 41.887 operaciones, un 31,9% menos.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50