Vivienda

El precio de la vivienda volvió a caer con fuerza en febrero, aunque repuntaron las ventas

El número de operaciones creció un 1,1%, pero los importes de las casas bajaron un 5,1%, el mayor retroceso desde el verano pasado

Una mujer mira el escaparate de una agencia inmobiliaria en Terrassa (Barcelona), el pasado marzo.
Una mujer mira el escaparate de una agencia inmobiliaria en Terrassa (Barcelona), el pasado marzo.Cristóbal Castro

El mercado inmobiliario no acaba de levantar cabeza. Si en enero se desplomaron las operaciones, en febrero estas se recuperaron, pero lo que bajaron fueron los precios. En el segundo mes de 2021 se firmaron en España 44.833 compraventas de vivienda, lo que representa un 1,1% más que en el mismo mes del año anterior, según los datos estadísticos recopilados por el Notariado y difundidos este jueves.

No es un gran avance, pero se trata de una cifra sin duda positiva, más si se tiene en cuenta que se compara con el último mes anterior a la llegada de la pandemia de coronavirus a España (el primer estado de alarma se declaró el 14 de marzo del año pasado). Sin embargo, el sector se ha acostumbrado a muchos meses de alegrías incompletas (cuando no penurias). La mala noticia de febrero llegó por el lado de los precios, que retrocedieron un 5,1% interanual.

Más información

Ese abaratamiento de las casas es el mayor desde el pasado verano y supone un cambio de inflexión absoluto en la tendencia, positiva, que se observaba desde el pasado octubre. En el último trimestre de 2020, el ritmo de caída de precios se fue frenando paulatinamente. Y los importes incluso debutaron en positivo, aunque con un leve 0,1%, en el primer mes de 2021. La recuperación, sin embargo, no encontró continuidad en febrero, lo que muestra que la pandemia sigue dando sobresaltos al sector. La caída general de precios se cimenta además sobre el que es el mayor segmento del mercado, los pisos libres de segunda mano, cuyos precios retrocedieron un 6,3% con respecto a febrero de 2020. Esta vez no se libraron tampoco los pisos de obra nueva (-3,6%) y solo salvaron los muebles las viviendas unifamiliares, con importes que aumentaron un 0,9% respecto a 12 meses antes.

El buen comportamiento de las casas unifamiliares es una de las tendencias más estables que, hasta el momento, ha dejado la pandemia. Los expertos lo relacionan con los confinamientos, lo que habría provocado un aumento de la demanda de inmuebles que tienen espacios privativos como jardines o terrazas. Los últimos datos de los notarios abundan en esa dirección: el crecimiento del 1,1% en las compraventas de febrero se desglosan en una caída interanual de las firmas de pisos (-2,9%) y un nuevo auge de los unifamiliares, que crecieron un 14,6%. Dentro de los pisos, sí mostraron un buen comportamiento los de obra nueva (las ventas subieron un 14,1%). En cifras absolutas, las propiedades en bloques colectivos siguen siendo dominantes (33.429 compraventas), pero los unifamiliares (11.404 compraventas) copan cada vez más una mayor parte del pastel.

Buenas noticias en el mercado hipotecario

La buena marcha general de las operaciones también se tradujo en buenas noticias para el mercado hipotecario. Los notarios dan cuenta de la firma en sus oficinas de toda España de 31.827 préstamos hipotecarios, un 4,9% más que en febrero de 2020. La mayor parte (24.623 hipotecas, un 10,3% más) tenían por finalidad la compra de una vivienda. Los activos residenciales son por tanto los que están tirando del carro del sector, cuya evolución se vuelve negativa al observar los créditos destinados a la compra de otro tipo de inmuebles o los que tienen por finalidad la construcción. El importe medio de una hipoteca para la adquisición de una vivienda se situó en 137.936 euros, un 3,6% menos que en el mismo mes del año anterior.

Para Juan Villen, director de la división hipotecaria del portal Idealista, los datos conocidos este jueves apuntan a “una cierta recuperación del mercado”, aunque la pandemia impide sacar conclusiones claras. “Seguimos con niveles incertidumbre elevados, lo cual no nos permite ver una pauta de comportamiento clara para los próximos meses”, ha señalado en un análisis difundido por el portal a los medios. Villen cree que los bajos tipos de interés y las ofertas de las entidades está animando a las familias a solicitar hipotecas para comprar casa, pero también advierte de que “el porcentaje de financiación promedio se mantiene en niveles del 75%, históricamente bajos, fruto de las medidas de control de riesgo de los bancos”, lo que “está excluyendo a una parte de la población con bajo nivel de ahorros del acceso a la vivienda en propiedad”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50