Turismo

Viajar en Semana Santa: claves para los turistas españoles y extranjeros ante unas fiestas atípicas

El Gobierno de España limita la movilidad entre autonomías para la próxima semana, aunque mantiene abierta la frontera con el resto de Europa

Un policía controla el paso de viajeros en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, el pasado viernes.
Un policía controla el paso de viajeros en el aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas, el pasado viernes.Chema Moya / EFE

Las restricciones a los viajes por turismo entre comunidades en España trae cola. Paradoja, contradicción, control de la pandemia, sinsentido, cumplimiento escrupuloso de las normas, falta de coherencia... Estos son algunos de los calificativos —para todos los gustos— que se le ha dedicado a una medida que a simple vista parece chocar frontalmente con otra vigente en este momento: siguen las fronteras abiertas con el resto de Europa para viajar por turismo entre estos países y España.

Más información

Sobre esta cuestión han salido en cascada ministros socialistas para defender la postura del Ejecutivo, similar a la de otros países comunitarios como Alemania o Francia. Incluso el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, justificó estas decisiones en el Congreso de los Diputados este miércoles. “España ha seguido las recomendaciones de la Unión Europea, por ejemplo mantener abiertas las fronteras para viajes intracomunitarios. Lo importante es realizar los controles para evitar los contagios importados y eso es lo que estamos haciendo”, insistió.

En la misma línea se han expresado la ministra de Sanidad, Carolina Darias, o la de Exteriores, Arancha González Laya. “España está siguiendo escrupulosamente todas las recomendaciones comunitarias”, dijo la titular de Exteriores el lunes. Pese a ello, la oposición en bloque lleva días criticando las medidas adoptadas y lo que entienden como una discriminación entre los residentes en España y el resto de Europa. Más si cabe tras el tirón de orejas de la UE, que pidió coherencia en las medidas adoptadas para los viajes dentro del país y fuera, ya que los riesgos vinculados al coronavirus son similares en ambos casos. La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha tratado de quitar hierro al asunto al asegurar que la mayoría de los que lleguen del extranjero en Semana Santa, un 56% de los viajes, serán españoles que regresen al país. Estas son las principales dudas ante las próximas vacaciones de Semana Santa:

- ¿Pueden llegar turistas a España desde el resto de Europa?

La respuesta es sí, aunque con condiciones. Los turistas de países como Alemania o Francia, dos de los principales caladeros de España, podrán ir a destinos como Mallorca o Benidorm, aunque desde la Península un gaditano o un madrileño tendrá prohibido viajar por ocio a Baleares. “El espacio Schengen está abierto porque lo controla la UE. De todas formas, se espera muy poco tráfico turístico para las próximas semanas”, sostienen fuentes del Ministerio de Industria, Comercio y turismo.

Entre las condiciones para la entrada en el país está la presentación de una PCR negativa en las 72 horas previas a su llegada. Un requisito, eso sí, que solo es necesario si se viaja a España en avión o barco, por lo que los que lleguen por carretera no tendrán que realizarse esta prueba. Algo que ocurre, por ejemplo, con muchos de los visitantes franceses de los últimos meses. “Estamos recomendando que no haya viajes, tanto a los españoles como en los países que nos envían viajeros. Estamos diciendo que no vengan y también lo dicen el Gobierno alemán y el francés”, ha insistido la ministra Maroto. Sin embargo, las aerolíneas y agencias de viajes sienten el repunte de la demanda a destinos como Baleares y ya han aumentado el número de vuelos y hoteles disponibles para las próximas semanas.

- ¿Barra libre para turistas franceses o alemanes?

Los viajeros de estos países podrán visitar España si así lo desean con los matices apuntados: PCR obligatoria para los que lleguen en avión o barco. Y una vez que estén en España, se regirán por las mismas reglas que los nacionales. Es decir, pueden viajar a cualquier punto de España, pero no tendrán permitido desplazarse entre comunidades autónomas una vez se encuentren en España.

La explicación de que coincida en el tiempo la prohibición de los movimientos por ocio entre regiones con la posible llegada de turistas extranjeros se basa en el origen de estas limitaciones: las marcan las comunidades autónomas y estas no tienen la potestad de limitar el acceso al país. “Las autonomías pueden cerrar perimetralmente su territorio respecto a otras regiones, pero no pueden evitar que una persona europea entre en su comunidad. Solo tiene esta capacidad el Ejecutivo notificando el cierre de sus fronteras”, explican fuentes jurídicas.

Esta cuestión supone un quebradero de cabeza para España y también para otros países. Por ejemplo en Alemania, donde se ha prolongado hasta el 18 de abril el cierre de bares, restaurantes, gimnasios, cines y museos, mientras se sacaba a zonas como Baleares de la zona de riesgo. Esto les eximía de guardar cuarentena y realizarse una PCR a su vuelta al país, aunque al final el test será obligatorio. Esta contradicción ha provocado protestas del sector turístico alemán y de los Estados federados donde este sector es más pujante, ya que dentro de Alemania está prohibido pernoctar en hoteles si no es por motivos laborales, pero se permitía en la práctica estos viajes fuera del país. Tal es el revuelo que el Gobierno ya estudia la posibilidad de restringir los viajes al extranjero.

- ¿También podrán visitar España viajeros de fuera de la UE?

En este caso la movilidad está más limitada por no pertenecer al espacio Schengen. De hecho, existen restricciones de los viajes no imprescindibles para terceros países de fuera de la Unión Europea. Además, en los casos de países en los que circule una variante más contagiosa del virus, por ejemplo Brasil y Sudáfrica, las limitaciones son todavía mayores.

Por norma general, los residentes de estos países terceros solo podrán entrar en España por motivos laborales o de fuerza mayor. Un veto general que no afecta a los ciudadanos europeos que regresen de estas zonas calificadas como poco seguras por su situación epidemiológica. Es decir, un nacional de España u otro Estado del Viejo Continente sí podrá volver aunque exista esta restricción.

- ¿Pueden viajar por ocio los residentes en el Reino Unido?

Por el momento los turistas británicos no podrán realizar su desembarco en sus destinos favoritos de España: Canarias, Costa del Sol, Benidorm, Baleares... Pero no por una restricción del Gobierno de coalición, que ya la ha retirado, sino porque el Reino Unido restringe estos movimientos por ocio hasta el 17 de mayo. Además, por si algunos tienen la tentación de escaparse en busca de poder disfrutar al sol en una terraza de la hostelería en el extranjero, el Ejecutivo británico multará con casi 6.000 euros a quien salga del país de vacaciones.

Varios agentes de la Policía Nacional controlan la documentación de los pasajeros en la estación de Atocha, en Madrid, el pasado jueves.
Varios agentes de la Policía Nacional controlan la documentación de los pasajeros en la estación de Atocha, en Madrid, el pasado jueves.Óscar Cañas / Europa Press

- ¿Los españoles pueden viajar a otra comunidad española?

En Semana Santa, el Consejo Interterritorial de Salud ha decidido que no haya movilidad por ocio entre autonomías. Nada, sin excepciones. Incluso la Comunidad de Madrid, que mostró sus reticencias, tuvo que acatar la medida. “El Ejecutivo ha llegado a la conclusión de que la movilidad entre regiones dispara los contagios, y en Semana Santa habría un movimiento muy grande si se permitía”, sostienen fuentes gubernamentales. De hecho, las estimaciones coinciden con esta idea y los viajes serían más cuantiosos que en una semana normal. Según RACE, un 14% de los conductores españoles preveía viajar a otra comunidad en Semana Santa.

- ¿Y salir de España?

Los residentes en España, al igual que en la mayoría de Estados europeos, podrán viajar fuera del país si el destino lo permite. Y en dichos lugares tendrán que acogerse a las restricciones que existan en el territorio. “Los que vengan a España se rigen por nuestras mismas reglas. Por ejemplo no podrán cambiar de comunidad autónoma, al igual que ocurre con el resto de residentes. Y con los españoles fuera ocurrirá lo mismo, se tendrán que adaptar a las normas del país al que vayan”, explican fuentes gubernamentales. Hay excepciones con algunos Estados: por ejemplo, los viajes por turismo no están permitidos entre España y Portugal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50