ENTREVISTA

Valdis Dombrovskis, vicepresidente de la Comisión Europea: “El plan español necesita más trabajo”

El responsable de Comercio se muestra optimista sobre la recuperación de la alianza estratégica con EE UU

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.
El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.Delmi Álvarez

Solo un día antes de la investidura de Joe Biden, Bruselas lanzó una nueva estrategia para asegurar su autonomía financiera. En una entrevista con cuatro medios europeos, entre ellos EL PAÍS, el vicepresidente ejecutivo de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis (Riga, Letonia, 49 años), enmarca ese plan en el empeño en potenciar el euro como divisa internacional. Dombrovskis celebra también la celeridad con la que España ha llevado su plan de recuperación a Bruselas, aunque pide más concreción.

Pregunta. Tras la era Trump, ¿la Comisión ve a EE UU como un socio que ya no va a ser siempre predecible o de confianza?

Respuesta. Deseamos a la nueva Administración de Joe Biden todo el éxito. En los últimos cuatro años las relaciones transatlánticas en cierto modo han estado a prueba, pero creo que podremos arreglarlo y recuperar nuestra alianza estratégica. Biden ha mostrado un fuerte apoyo al multilateralismo y a mejorar las relaciones con la UE. Esta comunicación aborda el rol internacional del euro y el refuerzo de la resiliencia de nuestra economía y nuestro sistema financiero. Y creo que subraya claramente que estamos abiertos al multilateralismo, así que no puede decirse que va en contra de nadie.

P. La UE ya firmó el acuerdo de inversiones con China antes de la llegada de Biden. ¿No era ya una forma de decirle que la UE quiere cooperar pero que también tiene su propia agenda?

R. Ese acuerdo nos llevó siete años de negociaciones. Está centrado en inversiones y, lo importante, China respondió a nuestras demandas en cuestiones clave como el acceso a su mercado, la igualdad de condiciones o el desarrollo sostenible. Estados Unidos ya tenía su acuerdo de fase 1 con China y había firmado un partenariado regional con varios países de Asia. Eso dejaba en desventaja a Europa, que era el único gran actor sin un pacto con China.

P. ¿Qué pasos debe dar la UE para potenciar el papel internacional del euro que no haya intentado ya?

R. El euro ya es la segunda moneda más usada en el mundo. Pero es cierto que, por ejemplo, su posición como divisa de reserva no ha cambiado sustancialmente en la última década. En la comunicación subrayamos las iniciativas que tienen que ver con el plan europeo de recuperación, en especial la emisión de un gran volumen de bonos, que contribuirá al uso del euro como divisa de reserva. También queremos ver cómo reforzar su papel en el comercio, las transacciones o los intercambios de commodities. Seguimos con atención los nuevos mercados energéticos, como el hidrógeno o los bonos verdes, que deben financiar un 30% del plan de recuperación.

P. ¿Cree que la emisión de bonos para el plan de recuperación puede ser el embrión de algo más?

R. La emisión es un ejercicio temporal, pero esos bonos van a permanecer en los mercados durante décadas. En esta etapa, tal vez es prematuro decir cómo creemos que eso va a evolucionar en las próximas décadas.

P. La vicepresidenta Nadia Calviño ha sido la primera en presentar su plan de recuperación ante sus colegas. ¿Lo que han visto les parece suficiente?

R. Estamos en estrecho contacto con Nadia Calviño. Y celebramos el continuo esfuerzo de España en la preparación detallada de su plan de recuperación y resiliencia. De hecho, España es el primer país que entregó en Navidad un borrador que cubría casi todo el plan y es uno de los Estados cuya preparación está más avanzada. En general, el plan va en la dirección adecuada en cuanto concierne a las prioridades del instrumento. Como en el resto de países, hemos de ver cómo se aborda un conjunto de recomendaciones específicas. El debate sigue y, de hecho, el plan va tomando forma a medida que hablamos.

P. España ha enviado sus propuestas sobre la reforma laboral y de pensiones todavía con inconcreciones para alcanzar un acuerdo en el seno del Gobierno o los sindicatos. ¿Van a pedir más detalles?

R. No puedo empezar a comentar reformas concretas. En cualquier caso, es necesario seguir trabajando. La labor con las autoridades españolas se está desarrollando bien, pero hay elementos que deben ser trabajados. Es algo general, no solo de España. Hay que fijar hitos y objetivos, porque son los que permiten los desembolsos. Y eso nos ahorrará discusiones más tarde.

Lo más visto en...

Top 50