La venta de casas volvió a crecer en noviembre, pero dibuja un 2020 catastrófico

Las operaciones aumentaron un 1,9% en el undécimo mes, un crecimiento insuficiente para remontar la mala marcha del mercado durante los meses previos

Una mujer pasa ante un edificio con varios anuncios de vivienda, el pasado noviembre en Sevilla.
Una mujer pasa ante un edificio con varios anuncios de vivienda, el pasado noviembre en Sevilla.PACO PUENTES / EL PAÍS

La venta de vivienda en España recuperó la senda del crecimiento el pasado noviembre, pero lo hizo a un ritmo insuficiente para evitar que 2020 acabe con datos catastróficos a causa de la pandemia. Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el undécimo mes de 2020 se produjeron en España 39.653 compraventas de viviendas. La cifra es un 1,9% superior a la de noviembre de 2019, lo que constituye una nota positiva porque supone el primes mes que acaba con un porcentaje positivo desde el pasado febrero. La mala noticia es que ese crecimiento es insuficiente siquiera para maquillar las cifras de un año muy malo para el sector: hasta noviembre se habían vendido 379.639 casas en España, casi 91.000 menos que en los once primeros meses del año anterior (-19,3%).

Hace meses, especialmente después de ver que el verano no pudo recuperar la enorme cantidad de operaciones que se habían perdido durante el primer estado de alarma, que el sector ya descartaba mantener la marca de 500.000 ventas anuales que se había logrado en 2018 y 2019. La cuestión es ahora saber cómo de grande será el batacazo y en eso noviembre apenas supone una gran variación. Salvo que en diciembre se produjera una reacción extraordinaria, algo complicado si se tiene en cuenta que no es habitualmente un mes de mucha actividad y que además arreció la segunda ola de la pandemia, todo apunta a que 2020 acabará con una de cada cinco ventas perdidas.

“La estadística muestra una evolución favorable después de tantos meses en negativo”, ha valorado Francisco Iñarreta, portavoz de Idealista, quien cree que “las buenas o malas noticias relacionadas con la pandemia tienen un gran efecto en la mente de los compradores, sobre si retrasar o no la operación, por lo que estas subidas podrían estar relacionadas con los primeros anuncios de la disponibilidad de las vacunas”. No obstante, en el análisis remitido a los medios, el portavoz del portal inmobiliario también destaca que “el cómputo global del año está significativamente por debajo”.

Segunda mano

Desde el punto de vista de la antigüedad de los inmuebles, destaca que fueron las casas de segunda mano (el producto mayoritario en el mercado) las que lideraron el crecimiento. Las 31.906 viviendas usadas que se vendieron son un 2,2% más que en noviembre de 2019, mientras que las ventas de vivienda nueva solo aumentaron un 0,6%. Se trata de una novedad, ya que desde la pandemia los inmuebles a estrenar habían mostrado una evolución mucho más positiva, lo que se asocia con cambios en las prioridades de los compradores. No obstante, si se observa el acumulado anual (de enero a noviembre) la vivienda nueva sigue mostrando un mejor comportamiento: sus ventas solo han bajado un 13% con respecto a los once primeros meses de 2019, mientras que las de segunda mano seguían un 20,8% por debajo. También creció en noviembre la venta de vivienda libre (36.346 operaciones, un 2,4% más), mientras que descendió la de vivienda protegida (3.307 compraventas, un 3% menos).

Por comunidades autónomas, el undécimo mes de 2020 repartió sensaciones agridulces. En Castilla-La Mancha las ventas de casas crecieron un 33,5% con respecto a 12 meses antes. También por encima del 30% de aumento se situó Asturias, mientras que Extremadura rozó un 25% de crecimiento. Otros siete territorios (Castilla y León, La Rioja, Galicia, Cataluña, Cantabria, País Vasco y Madrid) terminaron en positivo, aunque con porcentajes muy diferentes: del 20,9% que subieron las ventas en la primera al exiguo 0,8% que registró la región de la capital. Todas las demás comunidades terminaron con un descenso de las ventas de vivienda en términos anuales, aunque también con porcentajes muy dispares. Baleares (-16,8%) registró el mayor batacazo, seguida de Andalucía (-7,1%) y Murcia (-6%).


Más información

Lo más visto en...

Top 50