Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de viviendas en España cayó un 3,3% en 2019 tras cinco años de ascensos

En 11 comunidades autónomas, incluidas Madrid, Cataluña y las islas, el mercado registró descensos en las operaciones

Promoción de viviendas en Oviedo. En vídeo, la venta de viviendas cae un 3,3% en 2019.

La compraventa de viviendas en España bajó un 3,3% en 2019 con respecto al año anterior. Con este dato, el mercado pone fin a cinco años de aumentos consecutivos. Solo seis regiones mostraron subidas en las ventas, mientras que 11 comunidades autónomas registraron descensos en las operaciones, lastradas, sobre todo, por el parón de la segunda mano.

El año 2019 cerró con el primer retroceso interanual tras cinco años de aumentos consecutivos: un 2% en 2014, un 11,5% en 2015, un 14% en 2016, un 15,4% en 2017 y un 10,8% en 2018. Aunque el ejercicio logró superar, por muy poco, el medio millón de viviendas, con 501.085 casas —el segundo año que se rebasa desde que estalló la crisis—, no logró batir las operaciones de 2018, cuando 517.984 inmuebles cambiaron de manos.

La bajada se debió al retroceso de las operaciones en viviendas de segunda mano: cambiaron de manos 408.241 inmuebles usados, un 4,2% menos que el año anterior. Tras ser el motor del mercado durante cinco años, ahora lo frena y arrastra.

Por el contrario, las operaciones sobre viviendas nuevas se incrementaron un 1,2% el año pasado, hasta sumar 92.844, con lo que acumulan ya tres años consecutivos de avances. No obstante, 2019 fue el crecimiento más moderado en ese periodo.

Aún así, ocho de cada diez operaciones siguen siendo de viviendas de segunda mano y solo el 18,5% de los compradores se decanta por los pisos a estrenar. Aunque las grúas han vuelto a muchas ciudades, los altos precios siguen impidiendo la compra a muchos ciudadanos sin ahorros, sobre todo a los jóvenes que tratan de independizarse. "Todavía hay déficit de oferta de este tipo de vivienda y, en cambio, hay una gran demanda latente interesada en comprar vivienda de obra nueva por lo que el este tipo de vivienda puede tener bastante recorrido los próximos años", explica Ismael Kardoudi, director de Formación y Estudios de Fotocasa.

El pasado año fue complicado para el mercado de la vivienda por algunos cambios normativos, como la entrada en vigor de la Ley Hipotecaria, que hizo que muchas operaciones se retrasasen. También, "fue un año de gran inestabilidad política y ahora mismo se necesitan nuevas políticas que ayuden y beneficien a que la normalización del sector sea una realidad. Es urgente que el nuevo Gobierno apueste por el ladrillo y por dar estabilización con nuevas políticas de vivienda que den seguridad al ciudadano", comenta Kardoudi.

"Ante esta situación, gran parte de los inversores han decidido aplazar o directamente abortar las operaciones, aunque las compras de particulares han mantenido mejor el tipo", cree Fernando Encinar, jefe de estudios de idealista.

Fantasmas del pasado

Los fantasmas del pasado han regresado al mercado. Aunque la caída de las compraventas registrada por el INE es del 3,3%, a nadie se le olvidan los batacazos de dos dígitos durante los años de crisis. Los peores años para las transacciones de vivienda fueron 2009 y 2008, en los que estas operaciones se desplomaron un 25,1% y un 28,8%, respectivamente. En 2012 y 2011, aún se registraron descensos de dos dígitos (-11,5% y -18,1%), mientras que en 2013 la caída se moderó hasta el 1,9% por el fin de los beneficios fiscales para la adquisición de vivienda.

Nada menos que 11 comunidades sufrieron caídas en las ventas de viviendas. En esta lista se encuentran los grandes motores del mercado; de hecho, las islas bajaron a un ritmo de dos dígitos. Canarias (-14,0%), Baleares (-10,9%) y Navarra (-9,7%) registraron los mayores descensos. Pero también la Comunidad de Madrid (-7,5%), Asturias (-6,4%), Comunidad Valenciana (-4,9%), País Vasco (-3,3%), Cantabria (-3,3%), Cataluña (-2,4%), Andalucía (-1,1%) y Aragón (-0,3%).

En el lado opuesto, las comunidades que presentaron los mayores incrementos anuales en el número de compraventas de viviendas en 2019: Castilla–La Mancha (7,5%), Extremadura (5,7%) y La Rioja (3,1%).

En los últimos meses del 2019 ya se veía venir. El mercado de la vivienda en España había ampliado la caída acumulada en el ejercicio y solo un milagro podía hacer que se cerrase con números positivos, ya que se tendrían que haber gestado 51.666 compraventas para hablar de otro año de crecimiento.

Pero diciembre apenas registró un incremento del 1,8% y se vendieron 34.767 viviendas. En 2019 la tasa mensual (diciembre sobre noviembre) fue del -10,1%. Mientras que la venta de casas nuevas creció un 6,8%, hasta las 6.564 unidades, las transacciones de casas usadas apenas aumentaron un 0,7%, hasta 28.203 inmuebles.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información