El mercado inmobiliario pierde 90.000 ventas de casas hasta octubre

En los 10 primeros meses del año las operaciones han descendido un 21,2% respecto al mismo periodo de 2019, según el INE

Una mujer pasa por delante del escaparate de una inmobiliaria, el pasado junio.
Una mujer pasa por delante del escaparate de una inmobiliaria, el pasado junio.KIKE PARA

Conforme se acerca el final de año, cada vez queda más claro que la pandemia no da tregua al sector inmobiliario, que difícilmente repetirá las cifras de años anteriores. Si en 2019 se hablaba de estabilización, con indicadores que dejaban de crecer al ritmo de años anteriores o, incluso, retrocedían un poco; en este 2020 cada vez queda menos margen para que la imagen final no sea la de un auténtico batacazo. Un ejemplo es la compraventa de vivienda, cuya última estadística ha publicado este martes el INE y dejan otro mal dato en octubre: la caída de operaciones volvió a agudizarse en el décimo mes del año, y van ya ocho consecutivos en negativo.

Si en septiembre el mercado quedó cerca de volver a crecer (-1,1%), las cifras de octubre suponen un nuevo jarro de agua fría. Las 37.605 ventas de vivienda registradas suponen un 13,3% menos que en el mismo mes de 2019. Y en el acumulado anual la pérdida de operaciones alcanza el 21,2%. Esto, en cifras absolutas, se entiende mejor: este año entre enero y octubre se han vendido 339.986 casas, es decir, 91.727 menos que el año pasado a esas mismas alturas. El nivel de operaciones de 2020 supone que hay que retroceder cuatro años atrás, a 2016, para encontrar cifras similares. Entonces el año acabó con algo más de 400.000 casas vendidas, mientras que en los últimos años se ha superado el medio millón. Esa era la cifra que en enero se planteaba como un desafío, pero ahora muchos firmarían ya llegar a las 400.000. Está por ver el efecto sobre el mercado de esta segunda ola de la pandemia, que precisamente comenzó a cobrar fuerza en octubre, en la recta final del año.

“En el mes de octubre y también en noviembre, la demanda es menor y los tiempos de compra se empiezan a alargar ante una mayor incertidumbre y preocupación económica”, explica José María Alfaro, coordinador general de la Federación Nacional de Agencias Inmobiliarias. En una valoración de la estadística enviada a los medios, Alfaro considera que “las cifras confirman que los aumentos registrados en los últimos meses fueron, mayoritariamente, fruto del efecto posconfinamiento; es decir, de la demanda embalsada y el cierre de operaciones que no se pudieron cerrar en los meses de hibernación durante los primeros meses del estado de alarma”.

A diferencia de septiembre, los datos del INE en octubre apenas dejan resquicios de esperanza. Caen interanualmente (comparadas con el mismo mes del año anterior) las ventas de vivienda libre (-12,9%) y protegida (-17%). Y lo hace también la vivienda nueva (-5%), aunque como siempre desde que empezó la pandemia muestra mucho mejor comportamiento que la de segunda mano (-15,2%).

Más matices presenta la evolución por comunidades autónomas. En Baleares las operaciones retrocedieron un 28,7% respecto a octubre de 2019. También Cataluña, La Rioja y Madrid registraron caídas por encima del 20%. Mientras, tres comunidades acabaron el décimo mes con más actividad que un año antes: Castilla y León lo logró por la mínima (1,4%); y Asturias (21,6%) y Extremadura (31%) con porcentajes muy abultados.

Ampliando el punto de vista desde la vivienda al conjunto de fincas urbanas y rústicas, el número de operaciones de compraventas de inmuebles en octubre fue de 77.536, un 11,6% menos que en octubre del año pasado. Destaca la ligera mejora de las ventas de fincas rústicas (1,6%) mientras que el resto de fincas urbanas (locales, garajes, trasteros y cualquier tipo de inmueble que no sea una vivienda) tuvieron un comportamiento todavía algo peor que las casas (-14,3%).

Al desgranar la estadística a todas las modalidades de transmisión de inmuebles (es decir, compraventas, donaciones, permutas, herencias y otras modalidades) en octubre cambiaron de manos en España 156.875 fincas. Lo que más cayeron fueron las compraventas (el 11,6% mencionado en el párrafo anterior), pero también lo hicieron las herencias (un 2% menos que un año antes) y las transmisiones agrupadas en otras modalidades (-8,8%). Por el contrario, aumentaron las permutas (2,6%) y, sobre todo, las donaciones (8,5%). Estas últimas son las únicas que resisten en niveles similares a los de 2019, en todas las demás el acumulado de enero a octubre registra retrocesos superiores al 20% respecto al año previo.

Sobre la firma

José Luis Aranda

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS, diario donde entró a trabajar en 2008. Escribe habitualmente sobre temas de vivienda y referentes al sector inmobiliario. Es licenciado en Historia por la Universitat de València y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS