Precio vivienda

Octubre corta la recuperación del inmobiliario con una nueva caída en la venta de casas

Las compras de vivienda firmadas ante notario descendieron un 7,8%, tras tres meses en positivo

Una mujer transporta un cartel de venta de vivienda, la semana pasada en Sevilla.
Una mujer transporta un cartel de venta de vivienda, la semana pasada en Sevilla.Eduardo Briones / Europa Press

Octubre acabó con las buenas noticias para el sector inmobiliario. La compra de vivienda volvió a números negativos y cayó un 7,8% en comparación con el mismo mes de 2019, según la estadística notarial. En términos absolutos se firmaron 48.385 compraventas de vivienda en las notarías de toda España, más que en agosto y septiembre, pero menos que en octubre del año pasado, lo que pone fin a los tres meses de recuperación que siguieron al confinamiento del primer estado de alarma. Y lo mismo pasó con las hipotecas: los 24.388 préstamos firmados para la adquisición de vivienda representan un retroceso interanual del 2,8%, después de los incrementos de julio, agosto y septiembre.

Aunque sin duda la pandemia de coronavirus está relacionada con la evolución del mercado inmobiliario, en esta nueva ola de la enfermedad es más difícil establecer la naturaleza de esa relación. Octubre fue el mes en que la segunda oleada tomó consistencia en España, sobre todo cuando a finales de mes se disparó la incidencia acumulada. Pero en comunidades (y mercados muy relevantes para el sector) como Madrid el pico se adelantó a septiembre. Otra posible explicación para el retroceso de octubre es que las subidas de los tres meses anteriores fueran el reflejo de una bolsa de demanda acumulada durante el confinamiento de marzo, abril, mayo y junio. Entonces, en el primer estado de alarma, las ventas se desplomaron (en abril la caída rozó el 70%) y una parte de las operaciones se postergaron hasta el verano.

Sea por las incertidumbres económicas que siembra la pandemia o porque el verano agotara el caladero de demanda acumulada —o, incluso, por una combinación de ambos factores— el caso es que la estadística publicada por los notarios este viernes plantea serias dudas para la recuperación del mercado inmobiliario. Una recuperación que, como ya se veía desde julio, es desigual. El coronavirus ha provocado grandes alteraciones en la demanda y los compradores buscan más que nunca casas bien acondicionadas y con espacios exteriores propios. Eso hace que, un mes más, la venta de viviendas unifamiliares se comporte extraordinariamente mejor que la de pisos en bloques. En octubre esa divergencia es más clara que nunca: se compraron un 13,2% más de casas con parcela que un año antes, mientras que los pisos sufrieron un retroceso del 13,9%. Esta vez no se salvaron ni los de obra nueva, otro segmento que había mostrado un buen comportamiento tras el confinamiento: según los datos notariales, la venta de pisos a estrenar retrocedió un 8,6% en el décimo mes del año.

De lo que no se libró ninguna categoría de inmuebles fue de los descuentos. Los precios de vivienda en general, siempre según las operaciones firmadas ante notario en octubre, bajaron un 4,6%, hasta una media de 1.361 euros por metro cuadrado para toda España. Aunque de nuevo los unifamiliares (1.071 euros por metro cuadrado y retroceso del 2% interanual) mostraron una evolución mejor que los pisos.

La menor compra de casas también tuvo su repercusión sobre el mercado hipotecario, otra de las operaciones que analiza la estadística. Para la adquisición de una vivienda se firmaron 24.338 préstamos, un 2,8% menos que 12 meses antes, y el importe medio fue de 137.536 euros, un 2,4% más. El hecho de que caiga más la compra de vivienda que la concesión de préstamos se asocia con una menor presencia de inversores, más proclives a comprar al contado que las familias que compran una casa para vivir. En cuanto al total de préstamos hipotecarios, sumados a los que se piden para comprar vivienda los que tienen otras finalidades, los 31.165 que se firmaron representan un 7,8% menos que en octubre de 2019. Destacan las caídas de préstamos para la construcción de vivienda (-23,8%) o de otras edificaciones (-38%), lo que abunda en la idea de que el sector atraviesa un mal momento.

Más información

Lo más visto en...

Top 50