Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Leroy Merlin crea un ‘airbnb’ para las reformas y servicios del hogar

La empresa de bricolaje busca diversificar ingresos con servicios a empresas, energías renovables y un marketplace para unir a clientes con profesionales

Hogami Leroy Merlin
Interior de una tienda de Leroy Merlin en Valencia.

Leroy Merlin no quiere limitar sus ingresos a la venta de material de bricolaje y los pequeños proyectos de reforma. Por ello, ha iniciado varios proyectos para diversificar sus fuentes de facturación. Una de ellas es la creación de un marketplace online, que ya está probando en Madrid y Canarias, para poner en contacto a clientes con profesionales relacionados con trabajos o servicios del hogar (reformas, mudanzas o limpieza, por ejemplo). Por otro lado, pondrá en marcha este año un servicio de acondicionamiento y reformas a empresas (oficinas, hoteles, restaurantes…) y una línea para asesoramiento y realización de proyectos de energías renovables a particulares. La empresa espera que estos proyectos representen un 25% de sus ingresos en tres años.

En 2019, Leroy Merlin facturó 2.653 millones de euros, un 24,6% más que el año anterior, por la integración de las tiendas de la cadena AKI —sin eso, el crecimiento habría sido del 4,1%—. Sin embargo, la rentabilidad se ha resentido. No han querido desvelar el beneficio neto, pero su resultado antes de impuestos (EBIT) se redujo un 20%, hasta 84,5 millones, por “el inmenso gasto para integrar las tiendas AKI”, para asumir o saldar su stock, integrarlas en los sistemas de Leroy Merlin y reformarlas, según ha explicado Ignacio Sánchez Villares, director general para España, que se ha dicho “muy satisfecho” con el desempeño del año pasado. Para dentro de tres años, espera que la facturación ronde los 4.000 millones y una cuarta parte de ellos prevén lograrlos de los proyectos de diversificación.

Según ha explicado José María Gil, director de servicios y grandes cuentas de Leroy Merlin, la cadena de bricolaje tiene que evolucionar constantemente: desde la venta de artículos para el do it yourself (hazlo tú mismo) pasó a incluir servicios, como pequeñas reformas para particulares y ahora pretende ampliar aún más el foco, basándose en tres proyectos. El más llamativo es un marketplace, llamado Hogami, que ya está funcionando en pruebas en Madrid y Canarias y en el que los clientes podrán encontrar a profesionales que ofertan “servicios relacionados con el hábitat”, es decir, con el hogar, como servicios de limpieza, pintura, mudanzas, instalaciones… “Es para hacer cosas que nosotros no podemos hacer”, ha explicado Gil. Leroy Merlin selecciona a los profesionales, que “ganan visibilidad al estar en la plataforma” y es el encargado de cobrar los trabajos que llevan a cabo para los clientes. Luego les abona ese servicio, menos una comisión del 10%. Leroy Merlin confía en contar con 800 profesionales (60% empresas y 40% autónomos) y 25.000 clientes a cierre de este año.

Otra de las patas para obtener nuevos ingresos es Grandes Cuentas, un servicio para llevar a cabo “adecuaciones, rehabilitaciones y reformas” en empresas (hoteles, oficinas, centros comerciales, sucursales bancarias, etc), con el que espera facturar 20 millones ya este año. “Si podemos mejorar las condiciones de vida en un hogar, también podemos hacerlo en lugares de trabajo”, ha dicho Gil, que tasa este mercado potencial en 9.000 millones.

Finalmente, la tercera fuente alternativa de ingresos será un servicio para asesorar y realizar proyectos para la instalación de soluciones de energías renovables a particulares, desde paneles solares a iluminación o calefacción por biomasa o geotermia. Según ha explicado Gil, Leroy se apunta a un mercado con un potencial de 75.000 millones de euros, cálculo que resulta de multiplicar los 25 millones de hogares que hay en España por los 3.000 euros que estima que costaría una reforma para reducir a la mitad el consumo energético de un hogar. “Nuestra responsabilidad es lanzarnos a esto con fuerza”, ha afirmado Sánchez Villares, que sostiene que el objetivo de su empresa es “democratizar el acceso” a soluciones de energía renovable para los particulares con “proyectos llave en mano y financiación. En este proyecto se encuadran los acuerdos alcanzados con Endesa o Iberdrola para hacer descuentos a clientes por contratar la luz, el gas y el mantenimiento y que en 2020 incluirá la instalación soluciones de energía solar fotovoltaica y cargadores para el vehículo eléctrico.

El impacto del coronavirus

El director general de Leroy Merlin ha pintado un panorama un tanto dramático para las empresas que se producen o se aprovisionan en China por el impacto del coronavirus. "Se va a empezar a notar de verdad a partir de mayo", ha dicho, "porque las fábricas allí están paradas". "Las que lo hayan hecho bien lo notarán en junio y las que lo haya hecho muy, muy bien, en julio o agosto", ha afirmado.

Este parón en China podría ser una oportunidad para las empresas que producen en Europa y España y Sánchez Villares ha abogado por esta producción en cercanía porque "las cadenas largas [de suministro] no son sostenibles". En este sentido, ha afirmado que Leroy Merlin cuenta con un 72,8% de proveedores españoles, a los que compró en 2019 por valor de 1.160 millones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información