Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La presidencia del BBVA pagó de forma irregular aguinaldos a policías

El banco lo admite en el expediente disciplinario que abrió a un directivo, al que finalmente exoneró porque “actuó siguiendo las instrucciones de su jefe”

Sede de BBVA, en Madrid. Ampliar foto
Sede de BBVA, en Madrid.

La presidencia del BBVA pagó irregularmente donativos, aguinaldos y cestas de Navidad a miembros de las fuerzas de seguridad del Estado e instituciones oficiales, según admite el banco en el expediente disciplinario que abrió a Joaquín Gortari, jefe del área de Presidencia de Francisco González, y que cerró sin sanciones. El banco creyó la versión del directivo. “Actuó siguiendo las instrucciones de su jefe”, dice el informe del comité de disciplina, que figura en nuevos tomos del sumario del caso BBVA-Villarejo a los que tuvo acceso EL PAÍS. Según el informe forense sobre la actuación de Gortari, se han hallado correos que “podrían evidenciar” que el directivo sabía que el banco usaba datos de bases policiales.

El expediente abierto a Joaquín Gortari, que fue jefe del gabinete de Presidencia de Francisco González, asegura que “al menos desde el año 2010 (...) se han venido realizando pagos con fondos del banco a Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, desde Presidencia y con su conocimiento y autorización”. El informe encargado por la entidad detalla que las donaciones “están prohibidas por las normas de política interna del BBVA”.

El pliego de cargos contra Gortari, que ha pasado a ser el jefe de la Auditoria Interna del BBVA con el nuevo presidente, detalla alguno de esos pagos: donativos a la Comandancia de la Guardia Civil de Bizkaia con motivo de la fiesta de la Patrona para la compra de juguetes para los huérfanos —en uno de los correos se menciona la cantidad de 1.500 euros—; “aguinaldo monetario” (de entre 1.100 y 1.500 euros) mediante talones al personal de seguridad del expresidente y el consejero delegado; regalos de cestas de Navidad a agentes colaboradores externos, y cestas de Navidad a los escoltas de Presidencia de la entidad.

La presidencia del BBVA pagó de forma irregular aguinaldos a policías

En un correo de octubre de 2010 hallado por la investigación interna realizada por PwC, una empleada bajo el mando de Gortari habla de “aguinaldos para nuestros colaboradores externos, que pertenecen a Fuerzas de Seguridad del Estado, así como a otras instituciones oficiales”. La empleada añade: “A los que solicitamos durante todo el año colaboración necesaria para el desarrollo de nuestra función”. En este caso se trataba de 130 lotes a 74,8 euros cada uno. En total, 9.724 euros. En la cadena de correos figura también Julio Corrochano, el entonces jefe de Seguridad del banco, ahora imputado. PwC detalla que Gortari recibe diferentes informes de Cenyt, una de las empresas de Villarejo, algunos de ellos sobre Turquía, donde iba a pasar las vacaciones González.

La entidad envió a la Audiencia Nacional un documento de 26 páginas y numerosa documentación para responder a los requerimientos que le hicieron los fiscales al banco. El juez Manuel García-Castellón también había solicitado copia de los expedientes disciplinarios que el BBVA abrió a consecuencia de su investigación interna. De los cinco, entre ellos el de Gortari, solo uno acabó en sanción: el de Antonio Béjar, director del área de Riesgos del banco, el único directivo despedido sin indemnización ni derecho a pensión como responsable de gestionar las relaciones con Cenyt.

El BBVA exoneró a Gortari tras creer su versión de “que actuó en todo momento siguiendo las instrucciones de su jefe [Francisco González]”. El expediente también recogió que “las irregularidades detectadas (...) ya se estaban haciendo cuando accedió al puesto, y en algún caso trató de regularizarlas”. El banco concluyó también que en las irregularidades “intervinieron los responsables de áreas especialistas, algunos con responsabilidades de control, sin que objetaran nada al respecto” y finalmente que Gortari “no era consciente de que se tratase de incumplimientos”.

Gortari también fue acusado inicialmente de solicitar información reservada a un policía. La investigación forense destapó un correo del expresidente, con fecha 4 de marzo de 2014, con una noticia que mencionaba a Luis del Rivero, expresidente de Sacyr y presuntamente espiado por Villarejo para el BBVA. En el reverso de ese correo impreso Gortari escribió detalles proporcionados por “un inspector jefe amigo de él” sobre un abogado. En la carpeta donde se encontró ese documento apareció también un informe con “información personal, profesional, sus colaboradores, sus relaciones, participaciones societarias e información financiera” muy detallada. “Parte de esta información es privada y no es posible acceder a ella a través de fuentes públicas”, concluyó el banco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >