_
_
_
_

Escrivá estima que el PIB crecerá un 2,4% en el cuarto trimestre

El ministro de Seguridad Social basa la predicción en un alza de la afiliación a la Seguridad Social en diciembre de unas 47.000 personas

El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados durante el debate de los Presupuestos.
El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en el Congreso de los Diputados durante el debate de los Presupuestos.Ballesteros (EFE)

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

El ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, ha señalado que, en un escenario de estabilidad en el comportamiento de los ERTE (expedientes de regulación temporal de empleo) y los autónomos hasta final de año, el Producto Interior Bruto (PIB) podría avanzar un 2,4 % en el cuarto trimestre. Escrivá se separa así de otros análisis y proyecciones que estiman que los rebrotes de la pandemia en otoño y las restricciones a la actividad que se han decretado para atajar los contagios han pesado sobre la economía española.

Según ha publicado Escrivá este martes en Twitter, esta estimación del PIB en tasa trimestral se basa en unos supuestos de empleo que pasan por un alza de la afiliación, en términos desestacionalizados, de 47.000 personas en diciembre, lo que llevaría a cerrar el cuarto trimestre con 19 millones de afiliados, 278.000 más que en el tercer trimestre, siempre en esas cifras corregidas de calendario y campañas concretas.

En cuanto a los ERTE, Escrivá prevé que se estabilicen en lo que queda de año “en el nivel actual” y cerrar el trimestre con 677.592 trabajadores afectados: 582.960 en suspensión total y 94.632 en parcial. También estima que en diciembre se repita el dato de autónomos con ayuda, unos 349.000, y terminar el trimestre con 281.089 autónomos en esta situación, de los que el 25% estarían compatibilizándola con trabajar.

“Analizando conjuntamente los registros administrativos de alta frecuencia de afiliados a la Seguridad Social, trabajadores en ERTE y autónomos con prestación es posible aproximar el nivel de actividad económica con bastante precisión y, con algunos supuestos, estimar ya el resultado del cuarto trimestre”, apunta Escrivá en su mensaje en Twitter para señalar a esa “evolución esperada” del 2,4%.

No es la primera vez que el ministro utiliza la red social para anticipar proyecciones económicas. En los últimos meses suele anticipar a través de Twitter algunas tendencias respecto a la afiliación. Fuentes del Gobierno advierten de que no se trata de datos oficiales, si no más bien de un cálculo realizado por Seguridad Social a raíz de sus estimaciones del mercado laboral.

La predicción del ministro se aparta de las que han lanzado otros organismos que estiman que la segunda ola de la pandemia de covid-19, que asola Europa y que ha afectado a España desde el mes de septiembre ha afectado grandemente a la actividad económica, en particular al sector servicios, y puede incluso derivar en una recaída en la recesión. Hace unas semanas, el Banco de España, sin dar cifras concretas, alertaba del deterioro económico que estaba causando la segunda ola. Funcas, el think tank de las antiguas cajas de ahorro, cifra ese deterioro en una caída intertrimestral del PIB en el cuarto trimestre del 3%. BBVA Research también rebajó sus estimaciones de crecimiento del cuarto trimestre del 6 al 2% por los rebrotes y la Autoridad Fiscal da un crecimiento del 1,1% para el tramo final del año.

La economía española retrocedió un 5,2% en el primer trimestre, con la llegada de la pandemia a mediados de marzo y el confinamiento casi absoluto de la población y el parón de la actividad económica, excepto la esencial. En el segundo, con pleno efecto del confinamiento, el PIB español sufrió un descalabró del 17,8% y logró una recuperación del 16,7% entre julio y septiembre.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_