Inversión financiera

Las inversiones en América Latina se disparan y desafían las expectativas de contracción

La región ha logrado atraer 4.000 millones de dólares de inversión en octubre, un crecimiento notable respecto a los meses anteriores

Fotografía de un tablero que muestra los valores de la Bolsa de Sao Paulo, en Sao Paulo (Brasil).EFE/ Sebastiao Moreira
Fotografía de un tablero que muestra los valores de la Bolsa de Sao Paulo, en Sao Paulo (Brasil).EFE/ Sebastiao Moreira Sebastiao Moreira / EFE

Las economías emergentes han sido las más vulnerables al choque económico de la pandemia de la covid-19 pero, en los mercados financieros, los inversores han seguido apostando a su favor. De acuerdo con información del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), los mercados emergentes atrajeron 17.900 millones de dólares en inversiones en instrumentos financieros, como bonos de deuda y acciones, en octubre, un incremento mensual del 139%. Casi 4.000 millones de estas inversiones fueron a América Latina.

“Este año, los flujos de capital serán relativamente menores a los del año pasado atribuible principalmente al shock de la pandemia y la incertidumbre elevada en el mercado. Empero, es importante recalcar que nos sorprende la fuerza de los flujos de renta fija, ya que hemos visto emisiones importantes de deuda soberana en dólares para varios países emergentes”, dice Jonathan Fortun, economista del IIF, refiriéndose a la compra de bonos gubernamentales por parte de inversores extranjeros. En la región latinoamericana, asegura Fortun, los países que vieron mayores inversiones financieras en octubre fueron Chile, Brasil y Colombia.

Muchos Gobiernos, incluyendo a los de México, Colombia y Perú, han emitido deuda gubernamental en dólares este año durante la crisis económica por el coronavirus. El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha advertido que los mercados emergentes en todo el mundo han emitido, en total, 124.000 millones de dólares en deuda soberana solo este año, una cantidad que puede resultar insostenible. El Gobierno español ha apelado ya al mismo FMI así como al G-20 para abrir líneas de financiación multilaterales, ya que teme al riesgo de una crisis de deuda “inmanejable”, de acuerdo con un documento interno al que tuvo acceso EL PAÍS.

En los últimos meses, el estímulo financiero por parte de la Reserva Federal en Estados Unidos y las tasas de interés definidas por el Banco Central Europeo en el mínimo histórico de 0%, han llevado a fondos de inversión a buscar alternativas con más alto riesgo y mejores rendimientos, como lo son las inversiones en América Latina. También, con avances en las vacunas para la Covid-19, mejoró la perspectiva de crecimiento de la economía global. Esto impulsó en octubre las inversiones a mercados emergentes, dice el IIF.

Jonathan Fortun explica que "a medida que nos acercamos al 3 de noviembre, los flujos han disminuido y en algunos lugares hasta se han vuelto negativos, lo que es usual en un contexto de alta incertidumbre debido a las elecciones”. El economista asegura que "en el corto plazo, el factor fundamental para los flujos de capital será la claridad de los resultados de las elecciones en EE UU, un factor más importante inclusive que el de cuál candidato será elegido”. Si los resultados son claros y concisos al finalizar la votación, el IIF espera que los mercados en general verán esto como una señal de reducida incertidumbre. Y, al contrario, si los resultados no son claros y el ganador no se conoce en un corto plazo, la incertidumbre y el nivel de riesgo pueden elevarse, agrega Fortun.

Más información

Lo más visto en...

Top 50