Lista de morosos con Hacienda: 3.930 contribuyentes deben 14.200 millones al fisco, un 0,7% más

La Agencia Tributaria publica la sexta edición de la lista de deudores. Se reduce el número de morosos pero sube la deuda

Empleados en una delegación de la Agencia Tributaria en Madrid.
Empleados en una delegación de la Agencia Tributaria en Madrid.efe

El número de contribuyentes que deben más de un millón de euros a Hacienda baja, pero la cifra global de su deuda sube. Así lo refleja la lista de morosos publicada este miércoles por la Agencia Tributaria: al cierre de 2019 había un total de 3.930 deudores con el fisco, un 2,4% menos que un año antes, pero con una mora acumulada de 14.246 millones, un 0,7% más. Las empresas ligadas al ladrillo, herencia del estallido de la burbuja inmobiliaria, siguen siendo las que más deben. En cuanto a las personas físicas, el futbolista brasileño Neymar encabeza la lista negra de este año, con una deuda de más de 34 millones.

La Gran Recesión sigue teniendo reflejo en la lista de morosos de Hacienda. En su sexta edición, que publicó este miércoles la Agencia Tributaria, el peso de las compañías relacionadas con el mundo inmobiliario, como promotoras y constructoras, sigue siendo dominante. Más del 30% de los 3.930 deudores que forman parte del listado pertenecen a este sector, y acaparan nada menos que el 40% de la deuda total, equivalente a más de 14.246 millones. Esa cifra es solo ligeramente menor que el fondo de reconstrucción que el Gobierno ha inyectado a las comunidades autónomas para hacer frente a la pandemia. El peso de las firmas del ladrillo en el listado se ha mantenido estable en los últimos años, legado de una época en la que la economía implosionó y el sector inmobiliario vivió sus horas más bajas.

Por ello, no sorprende que los contribuyentes que más deben al fisco sean empresas que vivieron la euforia inmobiliaria de principios de siglo y acabaron colapsando con el estallido de la burbuja. A cierre de 2019, quien más debía a Hacienda era, por sexto año consecutivo, la promotora Reyal Urbis. Aunque su deuda bajó en unos 10 millones respecto al año anterior, continúa adeudando más de 343 millones. Le sigue, a corta distancia, la constructora Isolux Corsán, que entró en concurso de acreedores en 2017, y a la que Hacienda reclama 329,6 millones, 13,8 millones más que en 2018 —a los que se suman otros 54 millones de su filial—. El podio lo cierra Nozar, el gigante inmobiliario de la familia Nozaleda —que presentó concurso de acreedores en 2009—, con una deuda de 215,1 millones.

Si se recorre esta lista negra hacia abajo, la instantánea se mantiene: en el top ten de los morosos con Hacienda hasta nueve de los diez primeros son empresas vinculadas al mundo inmobiliario. Entre ellas, aparece una vez más la promotora cordobesa Grupo Prasa, con una deuda de 98 millones, y la constructora Arenal 2001 (con 92,1 millones), del empresario Rafael Gómez, conocido como Sandokán. Gómez estuvo vinculado a la trama de corrupción conocida como caso Malaya y en 2017 ingresó en prisión por delito fiscal.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, había propuesto en 2019 endurecer el listado de morosos con Hacienda, que hasta ahora solo incluye a los deudores que deben más de un millón. La ahora portavoz del Gobierno pretendía no solo bajar este umbral hasta los 600.000 euros, sino añadir el nombre de los administradores solidarios de las empresas morosas, algo que ya había intentado su antecesor, Cristóbal Montoro. La inestabilidad política antes, y la pandemia después, ha convertido de momento este plan en papel mojado.

Según los datos facilitados este miércoles por la Agencia Tributaria, que suelen difundirse en verano pero cuya publicación fue pospuesta por la pandemia, un total de 471 deudores no figuran ya en el listado tras haber aparecido en el del año anterior por haber cancelado o aplazado deudas por1.238 millones. La salida de la lista se puede deber tanto a la cancelación total o parcial de las deudas —lo que no significa necesariamente que se haya extinguido, sino que está por debajo del millón de euros—, como a la obtención de un aplazamiento o suspensión de la misma o por prescripción.

Por el contrario, un total de 373 deudores que no aparecían en el listado del año pasado entran en la nueva lista publicada este miércoles, con una deuda pendiente de 1.019 millones. En total, 304 personas físicas, que adeudan 689 millones, y 3.626 empresas, con una deuda de 13.557 millones.

Entre las empresas morosas que siguen en la lista y aumentan de manera significativa su deuda con Hacienda está la empresa de seguridad Ombuds (con dos compañías), cuya deuda se eleva en 35,7 millones hasta los 40 millones, o la constructora Nozar, que dispara su deuda en más de 150 millones hasta los 215. También vuelve a aparecer un viejo conocido de la AEAT: Desguaces La Torre, de Luis Miguel Rodríguez, conocido popularmente como El Chatarrero, que debe ahora al fisco 21,4 millones, frente a los 18,4 que adeudaba a cierre de 2018.

Por el otro lado, entre los descensos de deuda más significativos están los registrados por Martinsa-Fadesa, la inmobiliaria que protagonizó el mayor concurso de acreedores de la historia de España, que en 2018 todavía arrastraba una deuda de 50,3 y que ha logrado rebajar hasta los 27 millones. También aparece el exbanquero Mario Conde, que ha reducido su deuda hasta los 8,4 millones de los 12,3 de hace un año, o la empresa Reyal Urbis, que ha reducido su deuda en 9,7 millones pero sigue arrastrando un pasivo de 343,5 millones.

Lo más visto en...

Top 50