Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lista de morosos con Hacienda 2019: 4.028 contribuyentes deben más de 14.100 millones al fisco

La quinta edición de la relación de deudores con la Agencia Tributaria refleja un descenso del número de morosos con respecto al año pasado (un 6,7% menos) y de la deuda pendiente (un 7,8% menos)

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero.
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. EFE

La Agencia Tributaria publica este jueves la lista de grandes morosos con Hacienda de 2019. Esta lista negra está integrada por 4.028 personas individuales, empresarios y sociedades que en su conjunto adeudan más de unos 14.100 millones de euros, un 7,8% menos que el año pasado. La relación de Hacienda está compuesta por 315 personas físicas, con pagos pendientes por casi 700 millones de euros y 3.713 empresas con deudas tributarias por 13.400 millones de euros. 

La nómina de morosos con el fisco es más corta este año, se reduce el número de deudores, y también baja la deuda pendiente. En el listado de 2019 aparecen 4.028 deudores, un 6,7% menos que en el año anterior y un 17% menos que en el primer listado, publicado en diciembre de 2015. También se reduce la deuda un 7,8% desde los más de 15.300 millones que estos contribuyentes tenían pendiente en la edición del año pasado a los 14.100 de la lista de 2019.

Un total de 745 deudores, que debían 2.530 millones de euros, no figuran ya en el listado de deudores de 2019 tras haber aparecido en la relación del año pasado. Es decir, estos contribuyentes abandonan la lista negra este año. La salida de la lista se puede deber, tanto a la cancelación total o parcial de las deudas objeto de publicación, como a la obtención de un aplazamiento o suspensión de la deuda antes de la fecha de toma de datos, a cierre de 2018. Por su parte, se incorporan otros 455 deudores que no aparecían en la edición del año pasado. Estos tienen una deuda pendiente de 1.198 millones de euros en total.

Menos deuda y menos morosos

Se trata de la quinta edición de esta controvertida enumeración, integrada por contribuyentes que deben más de un millón de euros al fisco y que el 31 de diciembre de 2018 no habían liquidado sus deudas pese a ser advertidos y disponer un plazo para pagarla. Los integrantes de este compendio de morosos mantienen deudas con Hacienda que no han sido aplazadas ni suspendidas. Es la segunda lista publicada bajo el mandato de María Jesús Montero como ministra de Hacienda. Pero fue el exministro popular, Cristóbal Montoro, quien puso en marcha esta relación de deudores con un efecto disuasorio, para que los contribuyentes liquidaran los pagos pendientes antes de ver su nombre expuesto al escrutinio público.

Ese efecto disuasorio parece tener efecto a la luz de las cifras. Más de 2.200 deudores que aparecían en el primer listado han pagado 591 millones de euros de la deuda que figuraba entonces, desde la fecha de toma de datos de aquel primer listado de 2015 y hasta el pasado 1 de junio de 2019.

Fuentes de la Agencia Tributaria explican que unos 2.000 contribuyentes que figuraban en el primer listado de 2015 ya no están en la edición de 2019. Es decir, un total de 2.079 deudores que figuraban en la primera relación ya no figuran en la quinta, de manera que más del 42% de los deudores del primer listado ya no se encuentran en la situación que motivaría su aparición en la enumeración de grandes deudores. Hace un año, el número de morosos del primer listado que ya no aparecían en el cuarto era del 31%; de esta forma, en un año el porcentaje de deudores iniciales (primer listado) que han desaparecido de las listas ha crecido en 11 puntos (en dos años, más de 20 puntos).

Lista de morosos con Hacienda 2019: 4.028 contribuyentes deben más de 14.100 millones al fisco

Constructoras, empresarios, políticos y deportistas

El perfil de estos grandes deudores es similar al de las ediciones anteriores. Antiguas inmobiliarias, constructoras y otras empresas afines al mundo de la construcción que trastabillaron al principio de la pasada crisis financiera, que arrancó en 2008, y no se recuperaron tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria. La mayoría sigue en concurso de acreedores. De hecho, entre los grandes deudores están las mismas empresas que ya aparecían en el primer listado de 2015: Reyal Urbis, Nozar, Grupo Prasa, Banreal Holding y Aifos. También hay una buena colección de clubes deportivos, que pagaron los excesos de sus gestores en los años precrisis. Y, por supuesto, la relación cuenta con una retahíla de personas famosas, empresarios, políticos y otras figuras habituales del papel cuché.

Las próximas ediciones podrán ser más voluminosas. La ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero, pretendía ampliar este peculiar listado con el nombre de los administradores solidarios de las empresas deudoras e, incluso, rebajar el umbral de deuda con el fisco, hasta los 600.000 euros, a partir del cual se elabora la enumeración. Así figuraba en el plan antifraude que acompañaba a los Presupuestos de 2019. Sin embargo, la falta de los apoyos parlamentarios del PSOE y la inestabilidad política ha impedido que esta iniciativa vea la luz.

El Gobierno planea endurecer los requisitos

La publicación de los nombres de los directivos y administradores de empresas morosas no es una idea nueva. Ya lo intentó el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. De hecho, en 2017 se comprometió a ello con Bruselas. Calculó que con esta publicación podría recaudar unos 150 millones de euros, por efectos inducidos. Pero finalmente abandonó la idea para evitar nuevas polémicas ante la consecución de las elecciones de 2015 y 2016 y, sobre todo, al encontrar algunos obstáculos legales para publicar los nombres de esos ejecutivos, ya que obligaba a modificar el artículo 95 de la Ley General Tributaria, que establece el carácter reservado de los datos tributarios.

Desde que se publicó la primera lista de morosos los contribuyentes han aprendido a tejer estrategias para burlar al fisco. De hecho, algunos han reducido la deuda justo por debajo del umbral a partir del que Hacienda les incluye en la lista negra. De esta forma, escapan de la luz de los focos a pesar de mantener una abultada cuenta pendiente con el fisco. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información