LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Los viajes en transporte público caen un 63,5% en junio, pero doblan a los de mayo

El tráfico aéreo cayó un 63% en julio pero se recupera respecto a los meses anteriores

Pasajeros con mascarilla en una estación de metro de Madrid, el 22 de junio.
Pasajeros con mascarilla en una estación de metro de Madrid, el 22 de junio.Eduardo Parra / Europa Press

Los viajes en transporte público frenaron su caída en junio, cuando perdieron un 63,5% de los usuarios respecto al mismo mes del año anterior. Un batacazo sonoro al quedarse solo con 156,5 millones de viajeros (428 millones en 2019), aunque el retroceso se amortigua respecto a los registrados en los meses anteriores durante los momentos más duros de la pandemia. De hecho, el número de usuarios fue el doble de los anotados en mayo, según ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Junio fue el mes en el que las comunidades autónomas fueron progresando en las fases de la desescalada hasta llegar a la denominada nueva normalidad el día 21. De esta forma, la movilidad se fue recuperando poco a poco, primero dentro de las propias ciudades y provincias y, para final de mes, en todo el territorio con el final del estado de alarma. “Esto ha propiciado que el número de viajeros se duplique respecto al mes de mayo (156,5 millones frente a los 73,1 millones)″, explica el INE.

Con el dato de junio se cierra además el primer semestre, que recoge un acumulado muy negativo al quedarse casi a la mitad que el ejercicio anterior (-48,5%): 1.336 millones de viajeros frente a los casi 2.600 millones del primer semestre de 2019. Un desplome sin precedentes debido a las condiciones extraordinarias desatadas para tratar de controlar la pandemia de coronavirus desde mitad de marzo.

Por tipo de transporte, tanto el avión como el AVE fueron de los más golpeados en junio. El número de viajeros que utilizó el avión para desplazarse dentro del país se hundió un 91% en el sexto mes del año respecto a junio del año anterior. En total, usaron el avión 359.000 viajeros en el mes. Esto representa un avance significativo respecto a mayo, cuando solo se anotó 80.000 viajeros. En el caso del AVE el hundimiento fue del 86%, al quedarse con 279.000 usuarios. Si se le suman todos los servicios ferroviarios de larga distancia, la caída fue del 85,4%. Eso sí, en el tren de larga distancia hubo tres veces más viajeros en junio que en mayo, aunque todavía sigue muy lejos de los guarismos de 2019.

En el caso del transporte urbano, el retroceso fue del 58,9% en tasa anual (el metro perdió un 59,6% y el autobús urbano un 58,4%), mientras el interurbano perdió un 62,5% (el aéreo cae un 91,0%, el marítimo un 67,4%, por autobús un 63,4% y por ferrocarril un 59,3%). El transporte especial y discrecional también se anotó un batacazo importante, con un descenso del 89,4%. El servicio de Cercanías por ferrocarril, por su parte, cayó un 56,3%, así como el autobús que se dejó un 63,4%.

Más movilidad urbana

Dentro de los viajes en autobús, los más afectados fueron los de larga distancia. Esto se explica por el hecho de que durante la desescalada se comenzaron a permitir los viajes dentro de las provincias, pero no entre unas y otras del territorio español. De esta forma, los viajes de larga distancia en autobús cayeron un 84,3% hasta los 212.000 usuarios.

La mayor circulación de personas en el proceso de desescalada incrementó el número de viajeros en el interior de las ciudades, tanto en el transporte urbano como en el metro. En todas, las tasas de incrementos respecto a mayo son superiores al 100%, excepto en Málaga donde el urbano sube un 95,5% y el metro un 98,7% y en el metro de Bilbao (98,7%).

En cuanto al transporte escolar, en junio se registró una leve mejoría. “La apertura de algunos centros de día y la reanudación de clases en algunos colegios ha propiciado que el transporte escolar pase de 5.000 viajeros en mayo a 70.000 en junio, muy lejos, no obstante, de los 21,7 millones del mismo mes del año anterior”, recuerda el INE.

Tráfico aéreo

Por otra parte, Enaire ha gestionado 81.339 vuelos durante el mes de julio, un 63,1% menos que en el mismo periodo de 2019, lo que representa una recuperación significativa con respecto a los meses anteriores, cuando la incidencia de la pandemia de la covid-19 fue mayor: caídas del 94,7% en abril; del 93,8% en mayo y del 89,7% en junio.

Los vuelos nacionales son los que han registrado una mayor recuperación en julio, con un descenso del 43% en comparación a un año antes y alcanzado lo 23.535. Por su parte, la empresa pública de control aéreo gestionó 44.316 vuelos internacionales (-66,8%) y 13.488 sobrevuelos (-70,7%). La caída de vuelos de España en julio es similar a la registrada como media en Europa, que es de un 60,7%.

La reducción de vuelos sigue siendo generalizada en todos los centros de control de Enaire. Se gestionaron 13.842 vuelos desde Canarias (-53,8%), 15.748 en Palma (-54,3%), 15.748 desde Sevilla (-62,1%), 40.522 desde Barcelona (-63,3%) y 37.843 desde Madrid (-66,3%).

Entre enero y julio, Enaire gestionó 496.956 vuelos (-59,9%), de los que 263.828 fueron internacionales (-63,3%); 122.266, nacionales (-51,5%) y 110.862, sobrevuelos (-58,6%).

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia

Lo más visto en...

Top 50