La crisis del coronavirus

La compraventa de vivienda sufre su peor mayo desde 2007 por el confinamiento

En el quinto mes del año se registraron 22.394 compraventas de vivienda, un 54% menos que en 2019 y la cifra mensual más baja en siete años

Vivienda en venta en Madrid, en una imagen de junio.
Vivienda en venta en Madrid, en una imagen de junio.EFE

El brote de coronavirus paralizó la economía y cada vez aparecen más datos para medir la profundidad de esa grieta. En el caso del mercado inmobiliario, entre enero y mayo se registraron un 26,1% menos compraventas de inmuebles que un año antes. Esto significa que en los cinco primeros meses del año se perdió más de una de cada cuatro ventas con respecto al mismo periodo del año pasado. Si se acota ese análisis solo a las ventas de viviendas (excluyendo el resto de fincas urbanas y rústicas), la caída de las cifras acumuladas hasta mayo con respecto a 2019 es el 22,8%.

Según los datos publicados este lunes por el Instituto Nacional de Estadística, en el quinto mes del año se registraron en España 22.394 compraventas de vivienda. En términos absolutos hay que retroceder hasta octubre de 2013, con el mercado todavía convaleciente por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria, para encontrar un mes tan malo. En términos porcentuales representa una caída interanual del 53,7%, un porcentaje insólito ya que ni siquiera el bache provocado en el mercado el año pasado por la nueva ley hipotecaria fue tan profundo. “Las poco más de 22.000 [compraventas] registradas significan cifras comparables al peor periodo tras el estallido de la burbuja”, ha valorado el director de Estudios de Pisos.com, Ferran Font, en una nota difundida por ese portal inmobiliario.

Las cifras del quinto mes del año son malas en todas las tipologías de casas. Retrocede la vivienda libre (-53.6%) y la protegida (-54,6%). Mayor diferencia se observa al ver la evolución entre la primera y la segunda mano. Dentro de la debacle general, las casas a estrenar (-48,7%) resistieron la caída de ventas en el quinto mes del año un poco mejor que las viviendas usadas (-54,7%).

La caída de mayo en parte se esperaba porque buena parte de esa cifra corresponde en realidad al mes de abril, el de máximo confinamiento de la población y, por tanto, máxima paralización económica. El motivo es que la estadística oficial toma como fuente los registros de la propiedad. Según los expertos, desde que se firma la compra de una casa hasta que esa operación se registra suele pasar entre uno y dos meses, por lo que es de prever que el gran parón de firmas que hubo en abril (según los notarios, un 71% inferior a las del año anterior) tenga su repercusión en los datos del INE de mayo y junio. Habrá que esperar por tanto todavía un par de meses más para ver hasta qué punto el desconfinamiento ha reanimado a un mercado al que la pandemia dejó en cuidados intensivos.

Caída en todas las comunidades

En cualquier caso, el sector ya no aspira a repetir, ni siquiera a mejorar, las cifras de 2019. El año pasado se registraron en España poco más de medio millón de compraventas de vivienda. Al arrancar la crisis sanitaria, varios análisis ya señalaron que no sería posible repetir esa cifra y que el mercado se contraería este año a entre 400.000 y 450.000 ventas, lo que significaba en el caso más pesimista situar la reducción en un 20%. Pero los datos acumulados hasta mayo muestran que esa brecha es de momento un poco más profunda (casi el 23%), por lo que será clave ver si en los meses sucesivos se produce algún rebote que permita aliviar la situación.

“Es posible que muchas operaciones que se habían quedado paralizadas durante el mes de abril o mayo, debido al estado de alarma, se retomen una vez se haya vuelto a la normalidad, por lo que los datos de próximos meses puedan reflejar estas operaciones que se hayan quedado pospuestas junto con las nuevas compraventas que se cierren”, explica Anaïs López, directora de comunicación de Fotocasa. En otro comunicado remitido a los medios, Fernando Encinar, jefe de Estudios, también se ha mostrado optimista sobre la evolución futura del mercado: “Nuestras previsiones marcan que las cifras tan bajas de compraventas serán solo puntuales y pronto veremos cómo el volumen comienza de nuevo a subir”.

Por comunidades autónomas, el mes de mayo no fue bueno en ninguna de ellas. Todas registraron retrocesos interanuales en la compra de viviendas que oscilaron entre el 38,7% de Madrid y el 69,5% en Canarias. En los datos acumulados entre enero y mayo también se producen diferencias, aunque no tan acusadas. Extremadura es la más afectada ya que allí las ventas acumuladas de casas se han reducido un 33%. Es decir, se ha perdido una de cada tres ventas. En Murcia, sin embargo, las compraventas de vivienda en los cinco primeros meses del año son un 15,9% inferiores a las del mismo periodo de 2019.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información

Lo más visto en...

Top 50