LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

El mes en el que el turismo desapareció: cero llegadas de extranjeros y cero gasto en abril

El sector registró una actividad nula durante abril por la pandemia y las restricciones a la movilidad del estado de alarma

Una empleada del Hotel Wellington visita una de las zonas comunes del establecimiento vacío, en mayo.
Una empleada del Hotel Wellington visita una de las zonas comunes del establecimiento vacío, en mayo.Fernando Villar / EFE

En abril llegó el colapso total del turismo por la crisis del coronavirus. No por ser esperado es menos traumático en una industria que genera más del 12% del PIB español que afronta cargado de incertidumbre los meses de verano. La parte del año en que más ingresos se generan en España. En los últimos días han ido llegando los datos que desgranan la actividad nula del turismo: no hubo ningún establecimiento hotelero abierto y, por tanto, la ocupación hotelera fue nula. Y este lunes el Instituto Nacional de Estadística (INE) ha confirmado que no hubo llegada de turistas extranjeros. Y, como es lógico, el gasto de los visitantes fue cero. Un hundimiento del 100% y un descalabro para la economía: en abril de 2019 llegaron más de siete millones de viajeros que gastaron más de 7.000 millones de euros.

In English

El INE confirma que el cierre de fronteras por el estado de alarma ha generado este colapso. Además, la movilidad dentro del país también se restringió, por lo que el sector entró en coma inducido y solo ahora se le está tratando de despertar. La fecha marcada es julio, cuando dejará de estar en vigor asimismo la cuarentena obligatoria para los viajeros que llegan de otros países. Eso sí, con algunas excepciones, ya que Baleares y Canarias esperan reactivar la llegada de turistas de algunas regiones europeas a partir de mitad de junio, aunque todavía falta por concretar la fecha y la forma. Las empresas del sector se preparan para este momento, pero todavía con la incertidumbre de no saber cuándo será el pistoletazo de salida.

La ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, durante su intervención en la sesión de control del pasado miércoles en el Congreso. En vídeo, declaraciones de Maroto este lunes sobre el turismo en España.Europa Press | Atlas

La gallina de los huevos de oro peligra. El turismo ha sido motor de la economía española tras la Gran Recesión. Pero ahora vive su momento más difícil. La caída del gasto de turistas extranjeros entre enero y abril roza el 48%: de 22.400 millones a 11.700 millones. En llegada de viajeros el desplome es similar: la mitad que en el mismo periodo de 2019 (de 21,3 millones a 10,5 millones este año). Todo ello tras solo un mes y medio de estado de alarma y restricciones de movimiento de personas, dentro y fuera de España. Todavía queda por recibir el golpe, que será también muy duro, del mes de mayo, todavía con fuertes restricciones aunque con algo de respiro en zonas concretas del país por las fases de desescalada. Pero el alivio será mínimo para un sector muy tocado, casi hundido en empresas pequeñas sin liquidez suficiente para aguantar dos o tres meses con la persiana bajada.

Con el avance de los datos semana a semana, pese a anuncios de reapertura optimistas que alegran algo la demanda nacional e internacional, el turismo vive con más incertidumbres que certezas. Abril, como esperaba el sector, batió el récord negativo de la caída de marzo. Entonces llegaron dos millones de visitantes extranjeros, un 64% menos que el mismo mes de 2019. Y el gasto disminuyó en la misma proporción: un 63,3%, hasta los 2.215 millones de euros. Y todavía falta por registrar el desplome de mayo, que dejará el año bajo mínimos. Aunque el mayor temor está en qué puede ocurrir en verano.

El instituto estadístico considera nulo tanto el flujo de visitantes extranjeros en abril como el gasto. Esto se debe a que los viajes que se mantuvieron, tanto desde fuera o dentro de España, no se consideran como turismo. De hecho, estos traslados se hicieron especialmente por parte de personal de trabajos esenciales o para la repatriación de personas. Es decir, estos casos no cuentan a efectos estadísticos.

“El reducido volumen de esos flujos y la imposibilidad de su caracterización acertada (difícilmente puede entenderse que el motivo de su desplazamiento sea turístico) desaconsejan la contabilización de los mismos”, explica el INE en un comunicado, en el que añade: “Durante el mes de abril, el número de visitantes internacionales con destino España por motivo turístico en todas las vías de acceso, ha sido cero. De la misma manera, el valor de cualquiera de los desgloses asociados a estos flujos, ya sea atendiendo al país de residencia de los visitantes, comunidades autónomas de destino principal, tipo de alojamiento utilizado, motivo principal del viaje, forma de organización, etc., ha sido también nulo”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50