La crisis del coronavirus

Perú aplica el plan económico más ambicioso de la región para enfrentar la pandemia

El estímulo de 26.000 millones de dólares, el 12% del PIB, busca liquidez ante la emergencia sanitaria y se traducirá en ayudas a las clases más vulnerables

Dos soldados detienen a una mujer en un retén en Lima durante el estado de emergencia decretado en el país.
Dos soldados detienen a una mujer en un retén en Lima durante el estado de emergencia decretado en el país.MARTÍN MEJÍA / AP

El plan económico que empezó a aplicar el Gobierno peruano para enfrentar el vendaval producido por la cuarentena y el toque de queda decretado por el Covid-19 supone 26.000 millones de dólares -90.000 millones de soles- para atender la emergencia sanitaria, inyectar liquidez a las pequeñas y microempresas, y entregar subsidios a 2,8 millones de familias de las capas vulnerables, así como a unos 800.000 trabajadores informales y a autónomos, entre otras medidas. El estímulo para hacer frente a la pandemia es, de momento, el más ambicioso de la región.

En Perú, un 65% de los trabajadores son informales, viven al día, y ante las restricciones y el confinamiento decretado desde 16 de marzo hasta el 12 de abril, millones se han quedado sin un medio de supervivencia. Los vulnerables de febrero han caído en pobreza en marzo, de ahí la urgencia del Gobierno de pagar un bono bautizado como Quédate en tu casa, de 110 dólares, a las familias necesitadas. El presidente, Martín Vizcarra, anunció que una vez que se termine de pagar el primer subsidio a los vulnerables harán un segundo desembolso.

El jefe de Estado informó este viernes que 1,4 millones de personas en pobreza ya han cobrado el subsidio para afrontar la cuarentena, y la próxima semana lo recibirán 1,3 millones de personas más. El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) reportó que en 2017 subió por primera vez en la década la cantidad de personas en pobreza, y era el 21.7% de la población, casi siete millones de personas. En 2018, el porcentaje bajó al 20.5%. El monto destinado al plan que lleva adelante la ministra de Economía, María Antonieta Alva, equivale al 12% del PIB, tomando en cuenta dicho indicador nominal en 2019, que ascendió a 217.000 millones de dólares, explicó una fuente del ministerio a EL PAÍS.

Alva ha dicho esta semana que el mayor plan de estímulo contra el Covid-19 en América Latina se debe a que “las décadas de disciplina fiscal de Perú" han permitido tener “suficientes ahorros”. La economía peruana creció en 2019 un 2.2%, el peor desempeño desde 2009, y en 2018 un 4%. El primer bloque del plan económico, de 7.000 millones se ha destinado a compras y contrataciones para fortalecer el sistema de salud frente a la pandemia, insumos de limpieza para escuelas, los subsidios para las personas pobres, y un subsidio a la planilla de las micro y pequeñas empresas que paguen sueldos menores a 430 dólares.

El Gobierno peruano, además aprobó que las personas que cuentan con un fondo de “compensación por tiempo de servicios” puedan retirar hasta 695 dólares y que quienes no han aportado en los últimos seis meses a sus fondos en las administradoras privadas de pensiones también puedan retirar hasta 579 dólares. El funcionario del Ministerio de Economía y Finanzas explicó también que han postergado obligaciones tributarias que significan la inyección de unos 3.000 millones de dólares a la economía.

Además, este viernes, el presidente Vizcarra anunció que el Banco Central de Reserva colocará 8.000 millones de dólares para financiar créditos de la banca privada garantizados por el Gobierno. Los beneficiarios de esos créditos, precisó el mandatario, serán unas 350.000 micro y pequeñas empresas.

Una segunda fase del plan de reactivación económica, por 30.000 millones de dólares, que consiste en la inversión pública en proyectos y de gasto corriente en mantenimiento de colegios y carreteras se implementará cuando concluya la cuarentena, es decir, si no hay ampliaciones a partir de mediados de abril. El Gobierno, además, ha transferido recursos a 1.574 municipalidades para que compren canastas de alimentos y las distribuyan entre los más necesitados.

Pese a este paquete de medidas, miles de personas que no pueden trabajar durante la cuarentena, como recicladores, vendedores ambulantes, canillitas (vendedores de diarios), pugnan por ser incluidas en los padrones para recibir los subsidios y a diario preguntan en los medios de comunicación peruanos qué pueden hacer. Y el sistema del Ministerio de Inclusión y Desarrollo Social no da respuesta: sus líneas están saturadas y no han añadido aún a más personas. Los trabajadores del sector cultural también han reclamado al presidente, mediante cartas, que ninguna de las medidas de alivio en esta crisis los ha considerado. “No podemos dejar atrás a nadie”, respondió Vizcarra ante ese pedido.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada país de América Latina.

En EL PAÍS, decenas de periodistas trabajan para llevarte la información más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo y disfrutar de acceso ilimitado, puedes hacerlo aquí por 1€ el primer mes y 10€ a partir del mes siguiente, sin compromiso de permanencia.

Suscríbete

Más información

Lo más visto en...

Top 50