Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Uber ya permite contratar taxis en Madrid a través de su plataforma

El servicio admite por primera vez la precontratación del trayecto a precio cerrado

uber taxi
Foto promocional de un taxi con publicidad de Uber.

A partir de las 10 de la mañana de este viernes, cuando un usuario de la aplicación de móvil UberX contrate un viaje puede que le sea asignado tanto un VTC (vehículo de transporte concertado) como un taxi. Esta novedad solo estará disponible en la Comunidad de Madrid, la única región que, tras modificar la normativa que regula el sector del taxi hace unos meses, contempla que también este gremio pueda precontratar el servicio y pactar un precio cerrado. "La integración del taxi en nuestra plataforma es un gran paso adelante para nosotros y creemos firmemente que esta alianza va a ser beneficiosa para todos", asegura Juan Galiardo, director de Uber en España, que había anunciado hace un mes que la empresa abriría su aplicación al sector del taxi.

El nuevo servicio que ofrece la compañía estadounidense en Madrid está integrado en Uber X, el principal canal de demanda de la plataforma. Al precontratar un vehículo, el algoritmo ofrecerá al usuario el coche más cercano, y le informará de si se trata de un taxi o un VTC. Independientemente del coche que se asigne, el proceso será el mismo que vale para Uber X: precio cerrado, pago a través de la app, posibilidad de valorar el conductor, añadir una propina o compartir tarifa. Esta es la principal diferencia con Cabify, el mayor competidor de Uber en España, que desde el pasado verano también ofrece la posibilidad de contratar taxi en ciudades como Madrid o Valencia a través de su app, pero separando los dos servicios y sin ofrecer un precio cerrado.

Al inicio de las operaciones, Uber solo contará con unos 50 taxis disponibles en su aplicación, fruto de un acuerdo de colaboración con Ciudad del Taxi. Esta empresa ofrece servicios al gremio de los taxistas y sus dueños cuentan con licencias tanto de taxis como de VTC. "Este hecho sin duda ha influido, es un buen ejemplo de que hay mercado para todos", dice Galiardo antes de añadir que el servicio está abierto a todo el sector. "Cualquier taxista se puede descargar la app", asegura. Aunque la empresa no descarte otras colaboraciones, Galiardo explica que el acuerdo con Ciudad del Taxi es algo "singular" y está convencido de que cuando exista un volumen mínimo de taxistas que se sumen a la plataforma no hará falta más promoción. "La idea es empezar este viernes y seguir creciendo".

La empresa, que cobrará una comisión del 12% a los taxistas sobre el importe del trayecto —sin exigir ningún compromiso de permanencia o mínimo de viajes—, asegura tener un importante as en la manga: una elevada tasa de ocupación —"por encima del 60%, frente al 30%-40% del taxi", asegura Galiardo— en una ciudad donde la suma de taxis y VTC por cada 100.000 habitantes es más baja que en otras urbes europeas. Galiardo evita sin embargo ofrecer datos sobre el aumento de ingresos que podría brindar a la compañía este nuevo servicio, que ya funciona en otras ciudades como París o en los países nórdicos, salvo confirmar que será uno de sus vectores de crecimiento en el mercado español, que la compañía considera estratégico.

Pulso con el taxi

El lanzamiento del nuevo servicio de Uber se materializa tras vivir un duro pulso con el sector del taxi. El pasado enero, los taxistas tomaron las calles de Madrid y Barcelona en protesta por el distinto tratamiento aplicado —los precios del taxi están regulados y en muchos lugares de España no se respeta la ratio de un VTC por cada 30 taxis; tan solo en Madrid hay 15.636 taxis frente a 8.239 VTC, según el Ministerio de Fomento— y exigiendo que se regulara la actividad de los VTC, competencia que corresponde a las comunidades autónomas después de que la Administración central les pasara la pelota hace algo más de un año. "El lanzamiento de este viernes es producto de casi un año de trabajo; nos hemos sentado en la mesa con muchas asociaciones, empresas, taxistas y con la Administración para adaptar la operativa a lo requerido por el reglamento", defiende Galiardo. "Se dijo que el taxi iba a desaparecer. Nada más lejos de la realidad: es una pieza angular de la movilidad urbana y la dirección a seguir es flexibilizar el servicio y poner al consumidor en el centro".

La huelga del taxi tuvo resultados desiguales: en Barcelona se acabó restringiendo la actividad de los VTC; en Madrid las reivindicaciones de los taxistas no fueron escuchadas. "No se trata de un juego de suma cero", insiste Galiardo. "Cuantas más alternativas hay en una ciudad, más crece la movilidad. Queremos convertirnos en un socio a largo plazo de las ciudades españolas, trabajando con el taxi y las administraciones públicas". 

Uber asegura que los taxistas que se adhieran a su plataforma se beneficiarán de su tecnología y, con ello, su trabajo aumentará. Dentro de esa tecnología se encuentran los mapas predictivos de la demanda o la posibilidad de recibir un viaje en una zona cercana al destino antes de terminar el actual. Además, no tendrán que seguir el mismo código de conducta de los VTC. Según la empresa, la posibilidad de ser valorado por el usuario será un incentivo suficiente para que se ofrezca el mejor servicio. Tampoco tendrán que llevar obligatoriamente pegatinas distintivas, salvo la posibilidad de hacerlo voluntariamente. "El lanzamiento de este viernes no es un pequeño guiño, es un hito que quiere darle carpetazo a esta narrativa de conflicto", remata Galiardo. 

“Al enemigo, ni agua”, dice la Federación del Taxi de Madrid

“Al enemigo, ni agua”. Con este corto mensaje resume el integrante de la junta directiva de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (6.000 licencias y una de las asociaciones mayoritarias del sector), José Miguel Fúnez, la posibilidad de que los taxistas puedan ser contratados a través de la app UberX. “Es lo mismo que hizo Cabify. ¿Cuántos taxis tienen estos? Si partimos de la base de que quienes tenían VTC podían tener taxi, ¿a qué han llegado, a 10 o 15, como mucho?”, explica Fúnez, que le ve muy poco recorrido en su gremio. El sector del taxi y los vehículos de transporte con conductor (VTC) llevan enfrentados desde hace años.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información