Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Google acuerda con la Hacienda francesa pagar 1.000 millones para zanjar un contencioso fiscal

La cuantía procede de irregularidades en el impuesto de sociedades de 2011 y 2014

Logotipo de Google durante la feria Viva Tech en París la pasada primavera
Logotipo de Google durante la feria Viva Tech en París la pasada primavera REUTERS

Google ha acordado pagar casi mil millones de euros para resolver sus contenciosos fiscales con el fisco francés, que lo acusaba de haber cometido irregularidades en el impuesto de sociedades entre 2011 y 2014. La decisión, confirmada tanto por el gigante de Internet como por las autoridades judiciales y políticas francesas, ha sido celebrado por estas últimas como un “acuerdo histórico” que marca un “cambio de época” y mentalidad de las plataformas digitales, hasta ahora reacias a pagar impuestos en los países donde hacen negocios pero no tienen apenas presencia física.

“Creo que asistimos a un cambio de época, que es el resultado de los esfuerzos de Francia por incluir el tema de la tasación de los gigantes digitales en la agenda internacional”, celebró el acuerdo el ministro de Acción y Cuentas Públicas, Gérald Darmanin, en entrevista con el diario Le Figaro. París ha sido el principal impulsor de una tasa Google internacional y logró un compromiso al respecto durante la reciente cumbre del G7 que organizó en Biarritz incluso con los países más reticentes, como Estados Unidos.

Para arreglar su diferendo con Francia, cuya fiscalía financiera abrió hace cuatro años una investigación sobre sus cuentas, Google ha acordado pagar 500 millones de euros en materia de sanción administrativa, confirmó la propia fiscalía en un comunicado. El instrumento adoptado es lo que en Francia se denomina “convención jurídica de interés público”, un mecanismo que, desde la aprobación en 2016 de la ley de transparencia, lucha contra la corrupción y la modernización de la vida económica, permite que la fiscalía y a empresas o asociaciones imputadas por corrupción o ciertas infracciones fiscales lleguen a un acuerdo sobre una suma de dinero a pagar por el ente investigado. Así, el afectado evita un proceso y, por tanto, que pueda ser declarado “culpable” de algún delito. En este caso, el acuerdo acaba con la posibilidad de que la investigación contra Google derivara en un proceso penal, explicó la fiscalía.

Además de esta suma, Google añadirá otros 465 millones de euros en materia de impuestos atrasados.

La cifra se acerca a lo que le reclamaba el Estado francés, que en 2015 presentó una denuncia contra el gigante digital por “fraude fiscal agravado” y “blanqueo en banda organizada de fraude fiscal agravado”. Para el ministro Darmanin, el dinero que se recaudará del acuerdo con Google es un “récord” y muy cercano a lo que se le reclamaba, que según Le Figaro eran 1.150 millones de euros.

Con la ventaja de que se ha evitado un complicado y probablemente largo proceso. “Con Google es mejor un buen acuerdo que un mal proceso”, dijo el ministro al rotativo galo.

No es el único pulso que el Gobierno francés mantenía con una plataforma digital. Además de las tensiones por la tasa Google, que a priori deberán resolverse cuando la OCDE proponga, el año que viene, un marco legal internacional para tasar a este tipo de gigantes de Internet, a comienzos de septiembre la justicia francesa condenó a Amazon a pagar una multa de cuatro millones de euros por cláusulas abusivas con sus proveedores. En un comunicado, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, que ha sido el que ha mantenido el pulso los últimos meses con los gigantes informáticos conocidos en Francia como GAFA (Google, Apple, Facebook y Amazon), celebró la decisión judicial, que consideró “la multa más fuerte” impuesta hasta la fecha en este tipo de contenciosos.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >