Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles compensan en julio la caída de las pernoctaciones de extranjeros

Canarias y Baleares registran caídas de la demanda hotelera en julio y sigue cayendo la duración de las estancias

Bañistas en la playa del Bogatell, en Barcellona, en junio. En vídeo, declaraciones de Santiago Vallejo, vicepresidente de la AEPT.

La mayor afluencia de viajeros españoles a los hoteles españoles compensó en julio el descenso de la demanda de turistas extranjeros, llevando a un ligero aumento de las pernoctaciones del 1,1% respecto a julio de 2018. Baleares y Canarias, dos de los principales destinos turísticos, registraron menos noches de hotel que el año pasado en las mismas fechas, según las cifras de la estadística de coyuntura hotelera del INE. Dado que el número de viajeros que recoge esta estadística aumenta ligeramente, el descenso de las pernoctaciones se debe, una vez más, a la reducción de la estancia media: en julio cayó un 2,1% respecto a un año antes, hasta quedarse en 3,6 noches.

La ralentización del fenómeno turístico es un hecho desde el año pasado, cuando se dejaron atrás las cifras extraordinarias del 2017. El lobby turístico Exceltur ha reiterado en varias ocasiones que la demanda, sobre todo la extranjera, medida en noches de hotel, se está desacelerando, cuando no en descenso. Su vicepresidente, José Luis Zoreda, repite a menudo una frase: “Cada vez hay que pedalear más para recorrer la misma distancia”, en referencia al descenso de la estancia media en los hoteles.

Los españoles compensan en julio la caída de las pernoctaciones de extranjeros

El pasado mes de julio vino a darle la razón. Según el INE, en total los hoteles españoles registraron a 12,1 millones de viajeros, un 3,3% más que un año antes. Sin embargo, las pernoctaciones apenas crecieron un 1,1%, hasta llegar a 43,2 millones, debido a la reducción, un mes más, de la estancia media. Y eso gracias a la demanda de españoles, que ocupan plazas que dejan libres los extranjeros. Los residentes españoles hicieron 14,8 millones de noches de hotel en julio, un 4,65% más, mientras que los extranjeros sumaron 28,4 millones de pernoctaciones, un 0,6% menos.

Por comunidades, aunque Baleares siguió siendo el destino que más noches de hotel acumuló, con casi 10,6 millones, registró un descenso del 1,45%. El descenso fue muy superior entre los extranjeros, del 1,55%, hasta 9,8 millones de noches, mientras que las de los españoles permanecieron prácticamente estancadas (-0,16%). En los hoteles canarios, por su parte, el fuerte aumento de viajeros españoles (+12,3%) no compensó la caída de los extranjeros (-4,65%), y por tanto no impidió que se pagaran menos noches de hotel, 6,25 millones, un 2,3% menos que en julio de 2018.

En el otro lado, destacan las subidas de las estancias en Asturias, del +9,56%, hasta superar el medio millón; Galicia, con un 6,72%, hasta 1,2 millones; o Madrid, del 6,5%, hasta 2,2 millones. Cataluña, la segunda comunidad más demandada, superó los 8 millones de pernoctaciones, un 2,53% más.

Durante el mes de julio, los hoteles españoles mantuvieron una ocupación del 70,97%, ligeramente por encima de la registrada un año antes (74,84%). Las comunidades con mayores tasas de ocupación fueron Baleares (87,13%) y Canarias (77,65%), pero en ambos casos por debajo de las registradas el año pasado y en julio de 2017.

En cuanto al negocio de los hoteleros, el índice de precios subió ligeramente, un 1,1% interanual, en línea con la inflación general. Eso sí, se desaceleró cinco décimas respecto a la subida del mismo mes del año pasado. Más relevante es el RevPAR, el ingreso por habitación disponible, un indicador que combina el precio de la habitación con la ocupación. En el total nacional, el ingreso se situó en 76,91 euros por noche, un 2,52% por encima del año pasado. Aunque Baleares registró el RevPAR más alto, 111,41 euros, también fue la única donde se redujo, un 0,09%. El año pasado, el ingreso por habitación disponible creció un 6,5%. En Canarias, el RevPAR se situó en 78,29 euros, un 0,6% más. En Cataluña, este indicador creció un 5,81% (86,85 euros) y en Madrid, un 7,62% (62,49 euros).

Las tarifas medias diarias alcanzaron los 102,8 euros, un 1,7% más que en julio de 2018. De nuevo, un aumento mucho más tenue a los registrados en 2018 (3,12%) y 2017 (5,64%). Baleares fue la comunidad más cara, con 124,8 euros por habitación, prácticamente lo mismo que año pasado, seguida de Cataluña, con 109,32, un 4% más. En cambio, bajaron los precios en la Comunidad Valenciana, un 2,36%, hasta 93,42 euros de media.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información