Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FMI

La UE da luz verde a la llegada de Lagarde al BCE en noviembre

El jefe del Eurogrupo y el ministró finlandés de Finanzas coordinarán la búsqueda del nuevo candidato para el FMI

La ministra Nadia Calviño, en el consejo de ministros de Finanzas, en Bruselas.
La ministra Nadia Calviño, en el consejo de ministros de Finanzas, en Bruselas. Getty Images

La UE afronta semanas clave para la renovación de su cúpula institucional. Y este martes los socios del euro pusieron en marcha la renovación de la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) al formalizar la nominación de Christine Lagarde, que si nada se tuerce asumirá el cargo el 1 de noviembre. A la vez, encargaron al presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, y al ministro de Finanzas de Finlandia —que ostenta la presidencia rotatoria de la UE—, Mika Lintilä que coordinen los trabajos para buscar a “un único candidato” de consenso.

La nominación de Lagarde la semana pasada como candidata a presidir el Banco Central Europeo (BCE) formaba parte de un paquete para renovar los principales altos cargos comunitarios. Sin embargo, su suerte discurrirá por caminos distintos. Sobre el papel, Lagarde lo tiene más fácil que los aspirantes a encabezar la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, o al Alto Representante, Josep Borrell.

Tras ser avalada por los 19 socios del euro, su nombramiento debe pasar por el Parlamento Europeo y el Consejo de Gobierno del BCE, pero sus opiniones no son vinculantes. Si nada se tuerce, Lagarde será nombrada en el Consejo Europeo del próximo mes de octubre y tomará las riendas del BCE el 1 de noviembre durante ocho años no renovables.

Tras oficializar su apuesta por Lagarde, los ministros siguieron con las conversaciones que arrancaron en el Eurogrupo del lunes para que la dirección del FMI siga en manos europeas, como viene ocurriendo desde 1946. Los Veintiocho acordaron encargar al jefe del Eurogrupo, Mário Centeno, y a la presidencia finlandesa la coordinación de los trabajos para buscar un candidato.

Lintilä explicó que esas tareas se guiarán sonbre todo por tres criterios: que sea un aspirante de consenso, europeo y que esté dentro de las normas que fija el FMI. Una de ellas establece que el director gerente no puede ser mayor de 65 años. Eso deja fuera de la carrera por la sucesión de Lagarde al actual presidente del BCE, Mario Draghi, de 71 años.

A pesar de los nombres que circulan ya en Bruselas, los ministros rechazaron hablar de posibles candidatos. Hasta ahora, como posibles relevos a Lagarde se barajan el gobernador del Banco de Inglaterra, Marck Carney, o el expresidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem.

La ministra de Economía española, Nadia Calviño, inisitió en que es “prematuro” barajar nombres y se negó a “contribuir” a cualquier “especulación”. Calviño declinó de nuevo descartarse para ese cargo, pero afirmó: “Estoy muy feliz de ser ministra y estoy trabajando en el programa de gobierno de la próxima legislatura”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información