Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mercadona inicia su aventura extranjera: abre su primera tienda en Portugal

La cadena de supermercados tiene planeado inaugurar otros nueve establecimientos este mismo año

A la izquierda, en primer término: el presidente de Mercadona, Juan Roig, en la inauguración del primer establecimiento de la cadena en Oporto (Portugal). En vídeo, declaraciones de Roig.

“Mercadona es una empresa portuguesa, de origen español y con sede en Valencia”, con estas palabras el presidente de la cadena, Juan Roig, ha presentado este lunes en Vila Nova de Gaia (Oporto) el primer paso en su nueva aventura internacional. Una aventura que ya lleva 160 millones de inversión, 200 millones en proveedores portugueses y 1.100 empleados fijos. El acto protocolario de estreno tuvo, solo a última hora, la presencia del ministro de Economía, Pedro Siza Vieira.

“Es un orgullo que nuestro proyecto de internacionalización comience en Portugal”. Después de tres años de proyectos y obras, Mercadona es una realidad en el país vecino. El presidente confirmó la previsión de abrir 10 tiendas antes de final de año, de 10 y un centro logístico en Lisboa en 2020, que permitirá la expansión al sur. El objetivo es llegar a 150 tiendas “en los próximos años”.

Las grandes cifras de inversiones y puestos de trabajo fijo no llamaron la atención del Gobierno hasta el último memomento antes de la ceremonia, pues no había previsto otra presencia que la del secretario de Estado de Defensa del Consumidor. El acto se retrasó media hora para dar tiempo a enmendar la ausencia del Gobierno portugués. En su alocución, el ministro de Economía, Siza Vieira, destacó que era “una fecha importante para Portugal, al recibir una inversión importante de un grupo respetable, lo que, en primer lugar, significa que hay confianza en el país”. “También es importante por ofrecer a los proveedores portugueses del sector agrícola y ganadero otro canal de venta y exportación”, añadió el ministro. Ya son cerca de 300 los proveedores portugueses de productos alimenticios.

Todos los mercados son ya de la nueva gama instalada en 400 de las 1.600 tiendas españolas, pero los estantes poco se parecen. Por ejemplo, una de las secciones estrella es la del bacalao, y otra la de panadería y dulces que cuenta con hornos de la firma portuguesa Ramalho, que se han colocado también en las tiendas en España.

Desde la izquierda: Pedro Siza, ministro de Economía de Portugal, Hortensia Roig, consejera de Mercadona, Juan Roig, presidente de la cadena de supermercados, y Hortensa Herrero, vicepresidenta de Mercadona
Desde la izquierda: Pedro Siza, ministro de Economía de Portugal, Hortensia Roig, consejera de Mercadona, Juan Roig, presidente de la cadena de supermercados, y Hortensa Herrero, vicepresidenta de Mercadona

En el Centro de Innovación de Matosinhos se han estado probando durante meses los gustos portugueses, desde los vinos a los quesos, y en algunas ocasiones se ha extendido la experiencia a España. Es el caso de los dulces, que ya se encuentran en Ceuta y Melilla, o de un producto muy local, el yogur de gelatina, exportado con éxito.

Roig quiso desde el primer momento que Mercadona no llegara sino que se integrara en Portugal y sus palabras se han traducido en hechos. Mercadona es una sociedad mercantil portuguesa que paga todos sus impuestos en Portugal. El alcalde de Gaia, Eduardo Rodríguez, elogió en ese sentido que lo primero que hizo la empresa española no fue comprar sino arreglar el campo de futbol local. “Llegaron diciendo 'nosotros somos parte de vosotros, no venimos a ganar dinero sino a distribuirlo”.

Todos los empleados portugueses han pasado un periodo de formación de año y medio, que la empresa cuantifica en un coste de 50.000 euros por persona. Sus salarios y condiciones de trabajo son superiores a los de la competencia, lo que a corto plazo tendrá un impacto en  el empleo del sector.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información