Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El AVE de Renfe tendrá rivales en 2020: al menos dos empresas podrán unir Madrid con Barcelona, Valencia y Sevilla

Adif propone aumentar los trenes de las líneas de alta velocidad de los tres corredores un 60% en su conjunto

Estación de Atocha, en Madrid.
Estación de Atocha, en Madrid. EFE

Adif ha presentado este lunes su modelo para liberalizar el tráfico ferroviario a partir de diciembre 2020 a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y a las empresas que compiten en el proceso. Las líneas de alta velocidad a las que se abrirá la competencia son las que unen Madrid con Barcelona hasta la frontera con Francia (y Valencia-Barcelona cuando se abra línea); la que une Madrid con Levante (Valencia y Alicante) y el corredor Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga.

El organismo que regula el tráfico por las vías pretende que, como mínimo, puedan operar de forma óptima al menos tres empresas ferroviarias, e incrementar un 60% el número de trenes que circulará en conjunto por las tres líneas respecto a la oferta actual de Renfe, pasando de 119 circulaciones por sentido y día a un nuevo techo de 189 circulaciones.

Para incentivar la competencia, Adif ha diseñado un sistema de tres paquetes (A, B y C) en función del número de circulaciones por día que se harán en cada línea. Cada una de las concesiones tendrá una duración de 10 años. Las empresas que se presenten al concurso deberán optar por uno de los tres paquetes en todos los ejes, aunque también se las da la posibilidad de ofertar solo en uno, dos o en los tres ejes, pero siempre en el mismo paquete.

En el primer eje, el Madrid-Barcelona-Frontera (al que se unirá cuando esté hecha la vía el Barcelona-Valencia), el paquete A incluye tres trenes por hora y sentido, por un total de 48 circulaciones al día; el B incluye 16 servicios por jornada (un tren por hora y sentido), y el C, un total de cinco (un tren cada tres horas en cada sentido). De esta forma, el corredor comprendería 69 circulaciones diarias en total frente a una media de 43 actuales, lo que se corresponde a un alza del 60%.

En el segundo eje o corredor de Levante (que une Madrid con Valencia y Alicante, y posteriormente Castellón), Adif propone 32 circulaciones para el paquete A (2 trenes por hora y sentido); 16 servicios para el B (un tren por hora y sentido), y cuatro trenes al día en cada sentido para el paquete C. Se pasaría de este modo de 37 a 52 circulaciones, con un alza del 40%.

El tercer eje, Madrid-Toledo-Sevilla-Málaga, sale con 48 circulaciones en la modalidad A (3 trenes por hora y sentido), 16 en la B (1 tren por hora y sentido), y 16 en la C (4 trenes al día y en cada sentido). En este caso, las 68 circulaciones diarias suponen un incremento del 70% en la capacidad utilizada en la actualidad.

Incentivar la competencia

El diseño del concurso del Adif busca primordialmente asegurarse que haya dos empresas que compitan con Renfe en los tres corredores del AVE, y no solo en el Madrid-Barcelona, a priori el más rentable. De ahí, que el criterio para adjudicar sea que el "candidato que objetivamente solicite el mayor número de días los surcos propuestos, será el adjudicatario de la capacidad de un paquete".

El gestor de infraestructuras ferroviarias ha dado de plazo hasta el 1 de julio a las empresas interesadas para que remitan sus propuestas, y resolverá el concurso antes del 31 de octubre de 2019. Los plazos permitirán a los competidores de Renfe tener un año para preparar el lanzamiento de su oferta comercial, que tendrá que estar operativa en diciembre de 2020.

Renfe avanzó que hará frente a la entrada de la competencia privada con un nuevo AVE de bajo coste, con billetes un 40% más baratos de media a los actuales en el trayecto que une Madrid a Barcelona. SNCF, el operador de ferrocarriles francés, ya está negociando para entrar en el mercado y competir con el operador público español.

Adif detalla en su nota que el 1 de julio publicará la próxima edición del documento con las características del sistema de adjudicación de capacidad, y que los acuerdos marco podrán quedar desiertos si las peticiones efectuadas no superan el 65% de la capacidad ofertada. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >