Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Embajada española en Holanda advierte de los riesgos de las ofertas temporales de empleo

La legación diplomática publica en su 'web' una lista de recomendaciones tras la ola de denuncias

Sesión informativa para españoles sobre el sistema laboral holandés, en febrero en Ámsterdam.
Sesión informativa para españoles sobre el sistema laboral holandés, en febrero en Ámsterdam. EFE

La Embajada Española en los Países Bajos ha publicado en su página web un aviso sobre los riesgos que puede comportar firmar un contrato con una Empresa de Trabajo Temporal (ETT) sin comprobar antes las condiciones de empleo y una lista de consejos para evitar fraudes. Estas recomendaciones han sido elaboradas después de que la Consejería de Trabajo de la representación diplomática recibiera, en 2018, medio millar de quejas sobre “las insatisfactorias condiciones” que encuentran los trabajadores una vez en suelo holandés.

La embajada recuerda que aceptar una oferta fuera de la red EURES, el portal de la Unión Europea que fomenta la movilidad profesional de sus ciudadanos y que ofrece unas condiciones de trabajo mínimas, “puede conllevar ciertos riesgos”. Por ello, recomienda “no aceptar un contrato que no esté en español”. “Si es inferior a tres meses no ganarás lo suficiente para vivir en Holanda; desconfía de la llamada Cláusula de Agencia, que permite el despido en cualquier momento”, añade el aviso de la legación.

Sobre el sueldo, puntualiza que el salario mínimo puede no ser suficiente debido a los descuentos aplicados por alojamiento, seguro sanitario o transporte, que hasta pueden producir un salario negativo. “Es ese caso ¡tú le debes dinero a la ETT!”. Añade que el contrato debe garantizar “el salario fijado en el convenio colectivo ABU/NBBU [sendas patronales de agencias de empleo flexible], o el de la empresa usuaria, todos ellos pactados con los sindicatos”. También hace hincapié en que sea como mínimo de 30 horas semanales. “Con menos horas de trabajo no ganarás lo suficiente para vivir en Países Bajos”, aisa.

Del análisis de las quejas remitidas el año pasado a la Consejería de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social de la Embajada española en La Haya, quedó claro que los precontratos firmados en España con las intermediarias no tienen validez legal. La comunicación entre el trabajador y la ETT también fallaba a la hora de modificar horarios y turnos. La embajada recuerda que “el contrato debe prever la comunicación o aceptación por el trabajador de cualquier cambio”. Las malas condiciones del alojamiento o un seguro médico que no cumple lo prometido, incluso en caso de accidente, se repetían asimismo en las denuncias. “Exige que te faciliten desde el primer día tu póliza de seguro sanitario con el número correspondiente y pide información sobre cómo actuar”, recomienda la embajada, que recuerda que si el lugar de trabajo es inaccesible en transporte público, “la empresa debe facilitar uno profesional”. 

En cuanto a la vivienda, otra de las quejas recurrentes, alerta que las ETT ofrecen alojamiento solo mientras dure el contrato. Y añade: “Suelen ser campings, parques vacacionales, hoteles o alojamientos colectivos (…) no te podrás inscribir como residente y no tendrás los derechos de tal condición (…) atención a los registros, no aceptes cláusulas en el contrato que permitan el registro de tu habitación y pertenencias”. La embajada recuerda también que es necesario tener un buen nivel de inglés o neerlandés, idiomas en los que se realizan todas las gestiones con la ETT en Internet.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información