Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Es cara la casa que quiere comprar? Regatear da resultado casi siempre

Seis de cada diez compradores de vivienda negocian el importe y, de estos, nueve de cada diez consiguen rebajarlo, según un estudio de un portal inmobiliario

Un joven mira el escaparate de una inmobiliaria en Madrid.
Un joven mira el escaparate de una inmobiliaria en Madrid.

Regatear el precio de la vivienda que se va a comprar puede suponer una rebaja considerable en el importe final. Según un informe del portal Fotocasa, a partir de 899 entrevistas online a personas que han adquirido una vivienda, el descuento medio sobre el precio final de compra se situó en España en 11.800 euros en 2018. El mismo estudio concluye que un 62% de los compradores intentó negociar el precio y que, entre estos, nueve de cada diez lo consiguieron. Sin embargo, en términos relativos, la rebaja en el precio final acordado solo superó el 10% del precio que pedía inicialmente el vendedor en uno de cada cuatro casos.

El estudio de Fotocasa también preguntó a sus participantes por el motivo para negociar el precio de la vivienda. En la mayoría de las veces (43%) la causa declarada fue que, de otra forma, no había posibilidad de que ambas partes llegaran a un acuerdo. El segundo motivo más repetido (31%) es que a una de las dos partes, comprador o vendedor, le urgía cerrar el acuerdo pronto.

El portal inmobiliario también preguntó a sus usuarios por otros aspectos de la Experiencia en compra y venta, como se titula el informe. En el ámbito del estudio participaron en total 1.850 personas que querían adquirir una vivienda y 898 que querían desprenderse. Entre los encuestados, en un año han crecido más de ocho puntos (51%) quienes creen que el alquiler es tirar el dinero. Y siete de cada diez comparten la afirmación de que "los alquileres han subido tanto que ya compensa más pagar una hipoteca. 

Un 83% de los compradores y un 66% de los vendedores creen que la vivienda es muy cara. Y, entre todos, casi la mitad (48%) consideran que estamos próximos a otra burbuja inmobiliaria. En 2017, ese porcentaje era del 30%. El motivo más repetido entre los compradores para explicar la subida de precios es el interés de los inversores por la vivienda. Un 68% citó esa causa, en una pregunta que permitía múltiples respuestas y donde también destacan otras causas genéricas como la situación económica (63%) o que los bancos vuelven a conceder hipotecas (61%). Por el contrario, entre los vendedores los argumentos más repetidos (66% en ambos casos) son la situación económica y que la vivienda perdió mucho valor durante la crisis. La presión de inversores sobre el mercado aparece en tercera posición con un 63%.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información